Medicamentos no opioides y otras medicinas para tratar el dolor por cáncer

Los medicamentos que no son opioides ni narcóticos, como el acetaminofeno y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID), controlan el dolor leve a moderado. Algunos se pueden comprar sin receta. Estos medicamentos son más potentes de lo que la mayoría de las personas cree. En muchos casos, todo lo que necesitará para aliviar su dolor será medicinas no opioides, especialmente si usted se “adelanta al dolor”. Esto significa que usted debe tomar los medicamentos con regularidad, y no esperar hasta que su nivel de dolor se vuelve demasiado intenso. Esperar demasiado tiempo puede provocar que el dolor sea más difícil de tratar.

Acetaminofeno

El acetaminofeno se conoce comúnmente como Tylenol. Este medicamento alivia el dolor de manera muy similar que los NSAID, pero no reduce la inflamación tan bien como los NSAID.   Rara vez las personas presentan efectos secundarios de la dosis usual de acetaminofeno. Sin embargo, el tomar altas dosis de esta medicina todos los días por un periodo de tiempo prolongado o tomar alcohol con la dosis usual puede causar daño al hígado y a los riñones. Incluso las cantidades moderadas de alcohol (tres bebidas por día) puede provocar daño al hígado en las personas que toman acetaminofeno. Además, usted necesita tener precaución al tomar otros medicamentos que contengan acetaminofeno. Consulte la sección Precauciones al tomar otros medicamentos que contienen aspirina, acetaminofeno e ibuprofeno.

Es posible que su médico no quiera que usted tome acetaminofeno de forma habitual si está recibiendo quimioterapia, pues puede encubrir la fiebre. Su médico necesita saber si presenta fiebre porque usted podría tener una infección que requiere tratamiento inmediato.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) son muy parecidos a la aspirina. Ya sea solos o en conjunto con otras medicinas, los NSAID pueden ayudar a controlar el dolor. Antes de que tome cualquiera de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos u otro medicamento no opioide, pregunte a su médico, farmacéutico o enfermera si es seguro tomarlo junto con el resto de sus medicamentos y por cuánto tiempo lo puede tomar. Vea la tabla a continuación para  ejemplos de NSAID comúnmente usados.

Precauciones al tomar los NSAID

Algunas personas tienen un mayor riesgo de padecer complicaciones relacionadas con los NSAID. En general, estos medicamentos deben evitarse si las personas:

  • Son alérgicas a la aspirina o a cualquier otro NSAID
  • Están recibiendo tratamiento de quimioterapia
  • Están tomando esteroides
  • Están tomando medicamentos para reducir la presión arterial
  • Tienen úlceras estomacales o un historial de úlceras, gota o trastornos de sangrado
  • Están tomando medicinas orales (medicamentos por boca) para la diabetes o la gota
  • Tienen problemas renales
  • Se van a someter a alguna cirugía dentro de una semana
  • Están tomando anticoagulantes
  • Están tomando litio

Si usted toma bebidas alcohólicas, tenga cuidado al tomar los NSAID, ya que puede causar malestar estomacal y aumentar el riesgo de reflujo o incluso sangrado en el estómago. Fumar también aumenta este riesgo. Los medicamentos NSAID también aumentan su riesgo de ataque al corazón o accidentes cerebrovasculares, especialmente si usted los toma por mucho tiempo.

* Los niños y adolescentes no deben tomar aspirina o productos que la contienen.

Precauciones al tomar otros medicamentos que contienen aspirina, acetaminofeno e ibuprofeno

Algunos medicamentos opioides también contienen aspirina o acetaminofeno en la misma pastilla. Unas cuantas también contienen ibuprofeno. Puede ser peligroso tomar estos medicamentos sin saber esto.

  • Si uno de sus médicos le indica que no tome aspirina o ibuprofeno, o si usted no puede tomar ningún NSAID por otra razón, asegúrese de leer cuidadosamente las etiquetas de los medicamentos.
  • Si una de sus recetas médicas incluye un acetaminofeno y también toma un acetaminofeno sin receta contra el dolor, usted puede estar tomando demasiado sin saberlo. Demasiado acetaminofeno puede ser dañino para su hígado.
  • Si usted no sabe si una medicina contiene aspirina, acetaminofeno o ibuprofeno, pregunte al farmacéutico.
  • Si toma cualquier medicina sin receta para un resfriado, dolor a causa de sinusitis o síntomas menstruales mientras usted toma medicina contra el dolor, lea cuidadosamente la etiqueta del medicamento. La mayoría de estos medicamentos son productos combinados que contienen aspirina, ibuprofeno o acetaminofeno. Consulte con un farmacéutico para averiguar qué puede tomar de manera segura junto con sus medicinas contra el dolor.

Efectos secundarios del acetaminofeno y los NSAID*

Calmantes del dolor no opioides comunes

Efecto

Precauciones

Acetaminofeno (Tylenol)

Reduce el dolor y la fiebre

Las altas dosis (más de 4 gramos en 24 horas) pueden causar daño al hígado o a los riñones.

Pueden causar daño al hígado en personas que toman tres bebidas alcohólicas o más al día.

El acetaminofeno reduce la fiebre, así que pregunte a su médico qué hacer si la temperatura de su cuerpo es mayor de lo normal (37 °C o 98.6 °F) mientras tome esta medicina.

NSAID sin receta

Aspirina

Ibuprofeno (Motrin, Advil)

Naproxeno sódico (Aleve o Naprosyn)

NSAID que requieren receta

Celecoxib (Celebrex)

Diclofenaco (Voltaren, cambia, Cataflam, Zipsor, Zorvolex)

Indometacina (Indocin)

Ketorolac

Meloxicam (Mobic)

Nabumetona

Naproxeno (Naprosyn o Anaprox)

Oxaprozina (Daypro)

Piroxicam (Feldene)

Sulindac

Reducen el dolor, la inflamación y la fiebre.

Pueden irritar el estómago.

Pueden causar sangrado en el revestimiento del estómago, especialmente si se combinan con el alcohol o si usted fuma.

Pueden causar problemas renales.

Evite estos medicamentos si está tomando medicinas contra el cáncer que pudieran causar sangrado, o si usted está tomando anticoagulantes, esteroides, medicamentos para reducir la presión arterial o litio.

La aspirina y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos reducen la fiebre, así que pregunte a su médico qué hacer si la temperatura de su cuerpo es mayor de lo normal (37°C o 98.6°F) mientras esté tomando alguna de estas medicinas.

Pueden aumentar su riesgo de accidente cerebrovascular o ataque al corazón.

Los niños y los adolescentes no deben tomar productos de aspirina que pueden causar el síndrome de Reye.

*NSAID = medicamentos antiinflamatorios no esteroideos

Cómo se asignan los nombres a los medicamentos

Un medicamento puede tener tanto como tres nombres diferentes: El nombre de marca, el genérico y el químico. Por ejemplo:

Nombre de marca: Tylenol, Tempra, Liquiprin, Anacin, Paramol (y muchos más)

Las compañías farmacéuticas asignan nombres de marca a sus productos y algunos de ellos cuentan con más de una marca. También deberá saber que puede que un mismo nombre de marca se utilice en distintos medicamentos, ya que esta marca pertenece a una compañía que fabrica más de un producto. Lea las etiquetas para saber qué ingredientes están presentes en cada medicamento.

Nombres genéricos: acetaminofeno

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprueba el uso de los nombres genéricos con los que usualmente se conocen los medicamentos. Algunas veces las medicinas tienen el mismo nombre genérico, pero son producidas por compañías diferentes. Debido a que las compañías podrían producir las medicinas de manera diferente, la manera en que el cuerpo las absorbe podría variar ligeramente. Por esta razón, su médico algunas veces podría preferir que usted tome un medicamento de marca. Los medicamentos genéricos generalmente cuestan menos que los de marca. Pregunte a su médico, enfermera o farmacéutico si puede usar un medicamento genérico que sea menos costoso. Los farmacéuticos toman precauciones para obtener productos genéricos de alta calidad, de manera que a menudo es posible sustituir con un producto genérico.

Nombres químicos: N-(4-hidroxifenilo) acetamida

Los nombres químicos tienden a ser largos y difíciles de pronunciar, por lo que no se utilizan a menudo.

Qué necesita saber sobre los nombres de los medicamentos

Muchos calmantes están disponibles bajo el nombre genérico y el de marca. Su médico, enfermera o farmacéutico pueden decirle los nombres genéricos y los de marcas comunes de cualquier medicamento que esté recibiendo. Siempre es bueno saber ambos nombres, pues es posible que se utilice cualquiera de los nombres cuando haga una consulta sobre sus medicamentos. Conocer ambos nombres también evita que se confunda cuando mantenga un registro de las recetas y de los frascos que contienen las pastillas. También puede evitar que accidentalmente tome demasiada medicina si se receta con dos distintos nombres de un mismo medicamento.

Medicinas con aditivos

Además de la sustancia principal (por ejemplo, aspirina, acetaminofeno, o ibuprofeno), algunos medicamentos de marca contienen aditivos. Los aditivos comunes incluyen:

  • Amortiguadores (por ejemplo, carbonato de magnesio, hidróxido de aluminio) para disminuir el malestar estomacal.
  • Cafeína para que funcione como estimulante y mejore el efecto de algunas medicinas contra el dolor.
  • Antihistamínicos (por ejemplo, difenhidramina, o pirilamina) para ayudarle a relajarse o dormir.

Las medicinas con aditivos pueden causar efectos secundarios que usted no esperaría de un medicamento principal. Por ejemplo, los antihistamínicos a veces causan somnolencia. Puede que esto sea apropiado durante las horas de sueño, pero no durante el día. Los aditivos tienden a aumentar el costo de los analgésicos de venta sin receta. También pueden alterar el efecto de otras medicinas que usted pueda estar tomando o evitar que su cuerpo absorba el otro medicamento. Siempre que comience con un nuevo medicamento, incluso uno que se pueda adquirir sin receta médica, consulte siempre con su médico o farmacéutico sobre lo que usted ya está tomando para ver si la combinación podría causar reacciones adversas.

La aspirina, el acetaminofeno o el ibuprofeno por sí solos son probablemente igual de efectivos que las medicinas con aditivos. Pero si encuentra que un medicamento de marca con ciertos aditivos funciona mejor, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico si los aditivos son seguros para usted. Hable con ellos sobre cualquier inquietud que pudiera tener sobre los medicamentos que contienen sus analgésicos de venta sin receta.

Otros medicamentos usados comúnmente para ayudar a tratar el dolor del cáncer

Pueden usarse muchos tipos de medicamentos diferentes junto con (o en lugar de) los opioides y los no opioides para ayudar a aliviar el dolor causado por el cáncer. Algunos de ellos pueden ayudar a aliviar el dolor o aumentar el efecto del medicamento contra el dolor. Otros disminuyen los efectos secundarios de los medicamentos usados para aliviar el dolor. Estos medicamentos a menudo comienzan a tomarse en dosis bajas que poco a poco se incrementan con el transcurso del tiempo. La tabla muestra las clases y algunos ejemplos de medicinas que en realidad no son medicamentos contra el dolor, pero que se podrían usar para ayudarle a obtener el mejor alivio con la menor cantidad posible de efectos secundarios.

Clase de medicamento

Nombre genérico (Marca)

Efecto

Efectos secundarios

Antidepresivos

Amitriptilina (Elavil)

Bupropión (Wellbutrin, Zyban)

Imipramina (Tofranil)

Nortriptilina (Pamelor)

Desipramina

Doxepina (Silenor) 

Duloxetina (Cymbalta)

Venlafaxina (Effexor)

Medicamento usado para tratar el hormigueo o ardor que proviene de nervios dañados. El daño (y dolor) a los nervios puede ser producto de alguna cirugía, radioterapia, quimioterapia o del cáncer en sí.

Resequedad en la boca, visión borrosa, dificultades para orinar, somnolencia, estreñimiento, descenso en la presión sanguínea con mareo o desfallecimientos mientras está de pie. Puede que cause irregularidad en las palpitaciones, especialmente en pacientes con afecciones cardiacas.

Antihistamínicos

Hidroxizina (Atarax, Vistaril)

Difenhidramina (Benadryl)

Puede ser útil en el control de la náusea y ayudar a las personas a que duerman. Ayudan a controlar la comezón (picazón).

Somnolencia, resequedad en boca y nariz, irritabilidad, inquietud, nerviosismo, dificultad para orinar.

Medicamentos contra la ansiedad

Diazepam (Valium)

Lorazepam (Ativan)

Se usan para tratar los espasmos musculares junto con el dolor severo. También reducen la ansiedad.

Somnolencia Puede causar incontinencia urinaria (pérdida del control de la vejiga).

Estimulantes y anfetaminas

Cafeína

Dextroanfetamina (Dexedrine)

Metilfenidato (Ritalina)

Modafinilo (Provigil)

Aumentan la acción analgésica de los opioides y reducen la somnolencia que causan.

Irritabilidad, aceleración de los latidos del corazón, disminución del apetito

Anticonvulsivos

Carbamazepina (Tegretol)

Clonazepam (Klonopin)

Gabapentina (Neurontin)

Pregabalina (Lyrica)

Ayudan a controlar el hormigueo o ardor por el dolor en nervios causado por el cáncer o su tratamiento.

Problemas hepáticos (hígado), recuentos bajos de glóbulos rojos y blancos. Algunos pueden causar somnolencia y mareo.

Esteroides

Dexametasona (Decadron)

Prednisona

Ayudan a aliviar el dolor de los huesos, el dolor causado por tumores en la médula espinal y en el cerebro, y el dolor causado por inflamación.

Aumento de apetito y sed. Acumulación de líquido en el cuerpo, aumento del nivel de azúcar sanguínea, irritación estomacal, confusión. Cambios en el comportamiento, problemas para dormir.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: enero 3, 2019 Actualización más reciente: enero 3, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.