Cómo pueden afectar los tratamientos del cáncer la fertilidad en las mujeres

Para que una pareja conciba un bebé tienen que darse varias condiciones, y un “mal funcionamiento del cuerpo” en determinado momento puede ocasionar cambios en la fertilidad. El cáncer, o más a menudo los tratamientos del cáncer, pueden interferir con alguna parte del proceso y afectar la capacidad para tener hijos. Los diferentes tipos de tratamientos pueden causar distintos efectos.

¿Qué es la infertilidad?

La infertilidad es la incapacidad para concebir (no poder quedar embarazada). Los médicos diagnostican a las mujeres con infertilidad después de haber estado intentando concebir durante un año sin éxito. Las mujeres son infértiles si:

  • Sus ovarios no tienen óvulos sanos (Recuerde que una mujer nace con todos los óvulos que siempre ha de tener, y estos se almacenan en sus ovarios).
  • Daño a otras partes del sistema reproductor que impide que los óvulos sean fecundados
  • Un óvulo fecundado no puede implantarse ni crecer en el interior del útero

Si puede, consulte con su médico, enfermera u otro miembro de su equipo de atención médica sobre la fertilidad antes del tratamiento. Podría haber maneras de preservar o proteger su fertilidad antes del tratamiento y tal vez durante el mismo. Sin embargo, después del tratamiento las opciones son a menudo más limitadas. (Los padres de niños que tienen cáncer también deben considerar esto).

Algunos factores que deben considerarse cuando se trata de preservar la fertilidad en las mujeres son:

  • Si el cáncer se ha propagado, o si se tiene un alto riesgo de padecer cáncer en estos órganos en el futuro
  • Si es arriesgado retardar el inicio del tratamiento del cáncer (algunas opciones para preservar la fertilidad podrían tomar mucho tiempo y cuando el cáncer es de rápido crecimiento el tratamiento tendría que ser iniciado inmediatamente)
  • Las posibilidades de éxito (la mayoría de los procedimientos de fertilidad tiene menos éxito en las mujeres mayores de 40 años de edad) 

Los estudios han sugerido que las mujeres con cáncer tienen menos probabilidad de recibir información sobre la preservación de la fertilidad que los hombres. Las mujeres que ya tienen al menos un hijo o aquellas que no están casadas también son menos propensas a recibir información. Si está interesada en tener hijos en el futuro, puede que necesite comenzar esta conversación con su equipo de atención del cáncer o su doctor.

La mayoría de los sobrevivientes de cáncer aún pueden optar por convertirse en padres si así lo desean. Es probable que no ocurra de la manera que planeaba antes del cáncer, pero si es flexible, se dará cuenta que tiene opciones. Estas opciones incluyen la posible congelación de óvulos, embriones, o fragmentos de ovario, tratamiento de la infertilidad después del cáncer, adopción, o uso de óvulo o embrión donado para tener un bebé (a veces con la ayuda de otra mujer para llevar a término el embarazo).

Cómo la quimioterapia puede afectar la fertilidad en las mujeres

La mayoría de los medicamentos de quimioterapia (quimio) pueden causar daño a los óvulos de una mujer, afectando así su fertilidad. Es difícil pronosticar la probabilidad de que una mujer sea fértil después de la quimioterapia dado que esto depende de la edad de la mujer, así como los tipos y las dosis de los medicamentos que recibe.

Los medicamentos de quimioterapia que con más frecuencia causan daño a los óvulos e infertilidad son:

  • Bulsufán
  • Carboplatino
  • Carmustina (BCNU)
  • Clorambucil
  • Cisplatino
  • Ciclofosfamida (Cytoxan®)
  • Dacarbazina
  • Doxorrubicina (Adriamycin®)
  • Ifosfamida
  • Lomustina (CCNU)
  • Mecloretamina
  • Melfalán
  • Procarbazina
  • Temozolomida

Por otro lado, algunos medicamentos de quimioterapia que presentan un bajo riesgo de causar daño a los óvulos son:

  • 5-fluorouracilo (5-FU)
  • Bleomicina
  • Citarabina
  • Dactinomicina
  • Daunorubicina
  • Fludarabina
  • Gemcitabina
  • Idarubicina
  • Metotrexato
  • Vinblastina
  • Vincristina

Consulte con su médico sobre los medicamentos de quimioterapia que recibirá y los riesgos que estos causan a la fertilidad. 

La quimioterapia y el embarazo

La edad marca la diferencia: cuanto más joven sea la mujer, más óvulos generalmente tienen sus ovarios. Esto le da una mayor posibilidad de mantener cierta fertilidad a pesar de daños ocasionados por los tratamientos. Las mujeres que reciben tratamiento para el cáncer antes de los 35 años de edad tienen la mayor posibilidad de quedar embarazadas después del tratamiento. Algunas adolescentes o mujeres entre 20 y 29 años de edad que reciben tratamiento para el cáncer nunca dejan de tener sus períodos menstruales. Las mujeres jóvenes que dejan de tener sus períodos menstruales durante el tratamiento podrían comenzar nuevamente a tener dichos períodos después de dejar la quimioterapia por un tiempo.

Después de la quimioterapia, la fertilidad puede que no dure mucho tiempo: las niñas que recibieron quimioterapia antes de la pubertad (el momento en que comienzan los períodos menstruales) o las mujeres jóvenes cuyos períodos menstruales reaparecen después de la quimioterapia están en riesgo de menopausia precoz (prematura). Cuando una mujer deja de tener los períodos menstruales antes de los 40 años, mucho tiempo antes de la edad promedio (aproximadamente a los 51 años), esto se considera como insuficiencia ovárica prematura o insuficiencia ovárica primaria.  La mujer se vuelve infértil porque sus ovarios dejan de producir las hormonas necesarias para la fertilidad: estrógeno y progesterona.

Tener períodos menstruales no siempre significan fertilidad: aunque el período menstrual de una mujer reaparezca después de que el tratamiento del cáncer ha finalizado, su fertilidad todavía puede ser incierta. Usualmente algunos óvulos son destruidos por el tratamiento del cáncer. Puede que necesite consultar con un especialista en fertilidad para ayudarle a averiguar si usted es fértil o para saber cuánto tiempo puede durar el período de fertilidad.

Evite quedar embarazada durante la quimioterapia: muchos medicamentos de quimioterapia pueden dañar a un feto (bebé) en desarrollo, causando defectos congénitos u otros daños. Usted podría seguir siendo fértil mientras recibe algunos tipos de quimioterapia, de modo que necesitará usar métodos anticonceptivos muy eficaces. Consulte con su médico al respecto.  Recuerde, también, que algunas mujeres pueden quedar embarazadas incluso cuando sus períodos han cesado.  Por esta razón, es importante usar métodos anticonceptivos independientemente si tiene o no períodos menstruales.

Si queda embarazada demasiado pronto después de la quimioterapia, esto podría afectar al bebé: a menudo, se les aconseja a las mujeres que no queden embarazadas durante los primeros 6 meses después de la quimioterapia porque es posible que el medicamento haya dañado los óvulos que estaban madurando durante el tratamiento. Si un óvulo dañado es fecundado, el embrión podría ser abortado espontáneamente o convertirse en un bebé con problemas genéticos. Hay pocos estudios sobre este tema. Esto es algo que debe platicar con su médico antes de intentar quedar embarazada.

Para más información, vea Quimioterapia.

Terapia dirigida e inmunoterapia

Los medicamentos de terapia dirigida atacan a las células cancerosas de distinta manera que los medicamentos de la quimioterapia convencional. El uso de estos medicamentos ha aumentado mucho en los últimos años, aunque se conoce poco acerca de sus efectos sobre la fertilidad o si crean problemas durante el embarazo. El medicamento bevacizumab (Avastin®) es una excepción, pues los estudios han descubierto que este medicamento puede causar insuficiencia ovárica, y los ovarios de algunas mujeres nunca se recuperan.

Algunos medicamentos de terapia dirigida (talidomida y lenalidomida) causan un riesgo tan elevado de defectos congénitos que a las mujeres se les pide que utilicen dos tipos de anticonceptivos eficaces mientras reciben esos medicamentos.

Otro grupo de medicamentos que causa preocupación son los medicamentos dirigidos llamados inhibidores de la tirosina cinasa (TKI), como imatinib (Gleevec®), los cuales han causado defectos congénitos en animales de laboratorio. Actualmente se recomienda que las mujeres que reciben TKI consulten con sus médicos antes de quedar embarazadas.

Es importante que dialogue con su médico sobre los medicamentos de terapia dirigida o inmunoterapia que recibirá y los riesgos que estos causan a la fertilidad. 
 

Cómo un trasplante de médula ósea o de células madre puede afectar la fertilidad en las mujeres

Por lo general, someterse a un trasplante de médula ósea o de células madre conlleva altas dosis de quimioterapia y en ocasiones de radiación a todo el cuerpo antes del procedimiento. En la mayoría de los casos, esto causa que una mujer deje de liberar óvulos de manera permanente. Consulte con su médico o enfermera acerca de este riesgo antes de comenzar el tratamiento. (Vea Quimioterapia y Radioterapia para obtener más información sobre estos aspectos del procedimiento para trasplante).

Para más información sobre los trasplantes, vea Trasplante de células madre para el cáncer.

Cómo la radioterapia puede afectar la fertilidad en las mujeres

Los tratamientos de radiación usan rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. Estos rayos también pueden dañar los ovarios de la mujer. Para una mujer que recibe radioterapia en el abdomen (vientre) o pelvis, la cantidad de radiación absorbida por los ovarios determinará si ella se vuelve infértil. Las dosis altas pueden destruir algunos o todos los óvulos en los ovarios y podrían causar infertilidad o una menopausia precoz. La mayoría de las mujeres que reciben radiación a la pelvis perderá su fertilidad, pero cerca de la mitad pudieran mantener algunos óvulos si los ovarios son distanciados de la zona a ser tratada con una cirugía menor antes de que comience la radiación.

Aunque la radiación no apunte directamente a los ovarios, los rayos pueden ir de un lado a otro dentro del cuerpo y podrían dañar los ovarios.Cuando la radiación se dirige al interior de la vagina, los ovarios absorben una alta dosis de radiación.

La radiación dirigida al útero puede causar fibrosis, lo que disminuye el flujo de sangre al útero y también hace que el útero no se pueda estirar completamente durante el embarazo. Las mujeres que han recibido radiación al útero tienen un mayor riesgo de abortos espontáneos, bebés de bajo peso al nacer y nacimientos prematuros. Estos problemas son más probables en mujeres que recibieron radiación durante la infancia, antes de que el útero comenzara a crecer durante la pubertad.

En ocasiones, la radiación al cerebro afecta la glándula pituitaria. La glándula pituitaria normalmente envía señales a los ovarios para producir hormonas, de modo que interferir con estas señales puede afectar la ovulación (liberación de óvulos por parte de los ovarios). Esto podría o no afectar la fertilidad dependiendo del método y la dosis de radiación.

Es posible que usted fuera fértil al comenzar los tratamientos con radiación, pero es importante que no quede embarazada hasta que finalice el tratamiento, ya que la radiación puede causarle daño al feto. Consulte con su médico al respecto.

Usted puede obtener más detalles sobre este tipo de tratamiento en Radioterapia.

Cómo la cirugía puede afectar la fertilidad en las mujeres

La cirugía en ciertas partes del sistema reproductor puede causar infertilidad. Para ciertos tipos de cáncer, una histerectomía forma parte del tratamiento. Una histerectomía es la cirugía que extirpa el útero ya sea a través de la vagina o mediante un corte en el abdomen (vientre). Una vez que se extirpa el útero, la mujer no puede tener hijos. Algunas mujeres han podido dar a luz bebés después de haber sido trasplantado un útero en sus cuerpos, pero este es un procedimiento muy complicado y arriesgado. Las mujeres necesitan tomar medicamentos para suprimir sus sistemas inmunitarios. El nuevo útero debe extraerse cuando el bebé nace, o tal vez después de un segundo nacimiento.

Los ovarios pudieran ser extirpados (llamado ooforectomía) al mismo tiempo que se extrae el útero. Sin ovarios, una mujer no puede quedar embarazada dado que ya no tiene más óvulos. En algunas mujeres con cáncer de ovario o de cuello uterino en etapa temprana, el cirujano tratará de salvar un ovario, si es posible, para conservar los óvulos, y permitir que la mujer quede embarazada. Mantener al menos un ovario también conserva las hormonas que previenen los síntomas de la menopausia como los sofocos o bochornos y la sequedad vaginal.

Algunas mujeres con cánceres pequeños de cuello uterino pueden realizarse una cirugía llamada cervicectomía , la cual extirpa el cuello uterino, pero deja el útero de modo que una mujer puede llevar adelante un embarazo. (Consulte Cervicectomía radical en Cómo conservar la fertilidad en las mujeres con cáncer).

En ocasiones la cirugía puede causar fibrosis en las trompas de Falopio. Esta fibrosis puede bloquear los conductos y evitar que los óvulos hagan su recorrido hasta el espermatozoide. Esto significa que no pueden ser fecundados y avanzar hacia el útero para ser implantados en el revestimiento.

Cirugía contra el cáncer provee más información sobre la cirugía como tratamiento.

Otros tratamientos que pueden afectar la fertilidad en las mujeres

Las terapias hormonales que se usan para tratar el cáncer de seno u otros tipos de cáncer pueden afectar su capacidad para tener hijos. Las mujeres que toman tamoxifeno pueden quedar embarazadas, pero esto también causa defectos congénitos, por lo que se recomienda usar un anticonceptivo eficaz mientras se toma este medicamento. Otras terapias hormonales pueden impedir la ovulación completamente, ya que la mujer pasa a una menopausia temporal.

El efecto de algunos otros tratamientos sobre la fertilidad y el embarazo aún se desconoce. Siempre es mejor hablar con su médico, enfermera u otro miembro de su equipo de atención médica acerca de su tratamiento y cualquier posible efecto sobre su función sexual y fertilidad.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Livestrong Fertility (formerly Fertile Hope). Cancer Support – Becoming a parent after cancer. Accessed at https://www.livestrong.org/we-can-help/livestrong-fertility on June 22, 2017.

Metzger ML, Meacham LR, Patterson B, et al. Female reproductive health after childhood, adolescent, and young adult cancers: Guidelines for the assessment and management of female reproductive complications. J Clin Oncol. 2013;31(9):1239-1247.

National Cancer Institute. Sexual and Fertility Problems (Women). 04/29/2015. Accessed at https://www.cancer.gov/about-cancer/treatment/side-effects/sexuality-fertility-women on June 22, 2017.

Nieman CL, Kazer R, Brannigan RE, et al. Cancer Survivors and Infertility: A Review of a New Problem and Novel Answers. J Support Oncol. 2006;4:171-178.

Schover LR. Sexuality and Fertility After Cancer. New York, NY: John Wiley & Sons, Inc: 1997.

Schover LRReproductive complications and sexual dysfunction in the cancer patient. In: Chang AE, Ganz PA, Hayes DF, Kinsella T, Pass HI, Schiller JH, Stone R, Strecher V (eds). Oncology: An Evidence-Based Approach. Springer-Verlag, New York; 2005: 1580-1600.

Last Medical Review: November 6, 2016 Last Revised: June 28, 2017

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.