Cómo sobrellevar los problemas sexuales

Cuando en un principio piense retomar su actividad sexual, puede que tema al dolor o que nunca vuelva a tener un orgasmo. Puede que las primeras sesiones del acto sexual no resulten como esperaba. Pero justo como aprendió a disfrutar del sexo al comenzar a ser sexualmente activa en su vida, también puede aprender a sentir placer sexual tras el tratamiento contra el cáncer. Antes de un diagnóstico de cáncer, a menudo la gente se percata de que su vida sexual no es la ideal y proceden a cambiar sus prácticas sexuales. Procure aprovechar al máximo esta oportunidad para ver su vida sexual bajo una nueva perspectiva y adoptar cambios.

Puede que las regiones genitales más sensibles al tacto hayan cambiado algo, o quizá la sensación al tacto en estas regiones causaba placer antes del cáncer, y tras el tratamiento ahora sea doloroso. Podría ser que ahora su posición favorita para el coito haya cambiado. Si la vagina o vulva han sido afectadas por la cirugía, se necesita tiempo para acostumbrarse a las nuevas sensaciones que tendrá durante las relaciones sexuales.

A continuación se repasan algunos de los cambios más comunes y lo que se puede hacer para tratarlos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: August 29, 2013 Last Revised: August 29, 2013

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.

Sexualidad para la mujer con cáncer