El cáncer, el sexo y el hombre soltero

El cáncer y el hombre soltero

Sobrellevar el tratamiento contra el cáncer puede ser una experiencia más difícil para el hombre que no está en una relación estable a largo plazo. Puede que no cuente con una amistad o familiar que pueda apoyarle de la manera que una pareja podría apoyarle. Es posible que también le preocupe cómo va a reaccionar su pareja actual o futura cuando se entere que usted ha tenido o tuvo cáncer.

Algunas de las cicatrices originadas por el cáncer son muy visibles. Otros problemas no pueden ser percibidos por un observador ocasional. Por ejemplo, no hay forma de saber que un hombre que va caminando por la calle ha sido sometido a una colostomía o que uno de sus testículos fue extirpado. No obstante, estas cicatrices ocultas pueden ser igual de dolorosas, debido a que las pocas personas que sí podrán verlas son las personas de quienes comúnmente el hombre requiere más de su aceptación.

Quizás, la cicatriz más interna causada por el cáncer es el daño que éste tiene sobre su autoimagen: la forma en que usted se percibe. Puede que se pregunte sobre qué tanta actividad puede usted hacer y hasta por cuánto tiempo vivirá. Si esperaba casarse o volver a casarse, puede que no quiera involucrarse ahora con una pareja debido a dicho futuro incierto. Los hombres homosexuales que no están en una relación estable de pareja también afrontan las mismas preocupaciones.

Las inquietudes sobre tener hijos también pueden afectar sus nuevas relaciones interpersonales. Puede que ya no pueda tener hijos debido al tratamiento del cáncer. O quizás aún puede procrear, pero teme no poder vivir para ver a su hijo crecer.

Al salir en citas con otras personas, aquellos que han padecido cáncer a menudo evitan hablar sobre su enfermedad. En el momento en que la intimidad es tan importante, puede parecer riesgoso señalar a una pareja potencial esta parte alarmante de su vida. Durante el tratamiento, puede que quiera ser valiente y no quejarse. Y luego, usted podría tratar de olvidar que alguna vez ocurrió.

A veces puede ignorarlo; pero cuando una relación con alguien se torna seria, el silencio no es la mejor táctica. Antes de que usted y su pareja decidan hacer un compromiso serio, ambos deben hablar sobre el cáncer. Esto es especialmente cierto si su tiempo de vida o su fertilidad se han visto afectados. De otro modo, puede que el cáncer se convierta en un secreto muy difícil de guardar.

Cuándo hablar sobre el cáncer

Puede que resulte difícil decidir cuándo hablar sobre sus antecedentes de cáncer con una pareja nueva o futura. Aun así, es importante hacerlo cuando una relación se torna seria.

Cómo mencionar el tema en la conversación

Procure tener la “plática sobre el cáncer” en el momento en que usted y su pareja estén tranquilos y en una atmósfera de intimidad. Dígale a su pareja que tiene algo importante que le gustaría conversar. Luego haga una pregunta a su pareja que origine muchas respuestas. Esto le da la oportunidad de asimilar información nueva y responder. También le ayuda a ver cómo su pareja toma esta noticia.

Probablemente quiera empezar diciendo algo como: “Realmente me gusta cómo está nuestra relación, y necesito que sepas que tengo (o tuve) cáncer de _____. ¿Cómo piensas que esto podría afectar nuestra relación?".

También puede revelar sus propios sentimientos al respecto: “Tengo (o tuve) cáncer de ________. Creo que no he querido mencionarlo porque he tenido miedo de cómo reaccionarías. También me da miedo pensar en ello, pero necesito que sepas al respecto. ¿Qué comentarios o sentimientos tienes al respecto?”

Puede que usted quiera practicar cómo le podría contar a una pareja con la cual está saliendo sobre sus antecedentes de cáncer. ¿Qué mensaje desea transmitirle realmente? Pruebe distintas formas de comunicarlo, y pida la opinión de un amigo(a) o familiar. ¿Pudo expresarse de la forma en que deseaba hacerlo? Pida a su amigo que tome el rol de una pareja nueva, y haga que le dé distintos tipos de respuestas a sus preguntas.

Si usted tiene una ostomía, cicatrices grandes o un problema sexual, puede que le inquiete determinar cuándo hablar al respecto con una nueva pareja con la que está saliendo. No existen procedimientos establecidos ni atajos para este proceso. A menudo es mejor esperar hasta que usted sienta cierto nivel de confianza y amistad con su pareja, la certeza de sentir que usted le agrada a su pareja a un nivel completo de su persona antes de considerar compartir información tan personal.

La posibilidad del rechazo

La realidad es que usted puede ser rechazado debido a sus antecedentes de cáncer o a los cambios que este trajo a su vida; incluso sin el cáncer de por medio, las personas se rechazan entre sí en función de su aspecto, creencia, personalidad o sus propios problemas. La triste realidad es que algunas personas solteras con cáncer se autolimitan al ni siquiera procurar salir en citas con otras personas. En lugar de concentrarse en sus buenos atributos, se convencen a sí mismas de que ninguna pareja les aceptaría ahora. Usted puede evitar el rechazo al quedarse en casa, pero perderá la oportunidad de entablar una relación feliz y saludable.

A continuación se brindan algunos consejos prácticos que le ayudarán a tomar las decisiones relacionadas con hablar sobre su cáncer:

  • Informe a su pareja potencial sobre cicatrices, una ostomía o problema sexual cuando sienta que la otra persona ya le acepta y siente agrado por quien usted es.
  • Hable de forma detallada sobre su cáncer cuando una nueva relación comienza a tornarse seria, especialmente si hay aspectos de por medio relacionados con su tiempo de vida o fertilidad.
  • Prepárese para la posibilidad del rechazo: imagínese siendo rechazado por una pareja potencial y cómo respondería. Pero no deje que el miedo a ser rechazado le impida aventurarse a la posibilidad de una relación que podría funcionar.

Cuando sienta algo de confianza en usted y en su capacidad de sobrellevar un rechazo, está preparado para el mundo real. Luego, cuando empiece a conocer a otras personas o salir en citas, considere que esto es parte de un proceso de aprendizaje; no como algo que tiene que hacer bien en su primer intento.

Cómo mejorar su vida social

Procure también trabajar en algunos aspectos de su vida social. Las personas solteras pueden evitar sentirse solas al entablar una red de amistades de confianza, amistades casuales y familiares. Haga un esfuerzo por llamar a los amigos, planear visitas y compartir el tiempo haciendo actividades juntos. Involúcrese en pasatiempos, participe en algún grupo de interés particular, o acuda a clases que aumenten su círculo social.

Hay quienes se hacen voluntarios de grupos de apoyo para personas que están afrontando el cáncer. Puede que también quiera probar algún tipo de orientación individual o de grupo. Puede tomar una actitud más positiva sobre su propia persona cuando recibe de alguien más una retroalimentación objetiva sobre sus puntos fuertes. Haga una lista de sus cualidades buenas como pareja. ¿Qué es lo que le agrada de su aspecto? ¿Qué talentos o habilidades especiales tiene? ¿Qué es lo que puede ofrecer a su pareja en una relación? ¿Qué es lo que hace de usted una buena pareja sexual? En cualquier momento en que se percate de que está usando el cáncer como una excusa para no conocer gente nueva o salir en una cita, recuérdese estas cosas. 

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

American Association of Clinical Endocrinologists. American Association of Clinical Endocrinologists Medical Guidelines for Clinical Practice for the Evaluation and Treatment of Male Sexual Dysfunction: A couple’s problem – 2003. Update Endocr Pract. 2003;9(No. 1).

American Urological Association. The Management of Erectile Dysfunction. Accessed at www.auanet.org/education/guidelines/erectile-dysfunction.cfm on November 7, 2016.

American Urological Association. Guideline on the Pharmacologic Management of Premature Ejaculation. Accessed at www.auanet.org/education/guidelines/premature-ejaculation.cfm on November 7, 2016.

Benson JS, Abern MR, Levine LA. Penile shortening after radical prostatectomy and Peyronie’s surgery. Curr Urol Rep. 2009;10:468-474.

Bissada NK, Yakout HH, Fahmy WE, et al. Multi-institutional long-term experience with conservative surgery for invasive penile carcinoma. J Urol. 2003;169:500-502.

Choi JM, Nelson CJ, Stasi J, Mulhall JP. Orgasm associated incontinence (climacturia) following radical pelvic surgery: Rates of occurrence and predictors. J Urol. 2007;177:2223-2226.

Choo R, Long J, Gray R, et al. Prospective survey of sexual function among patients with clinically localized prostate cancer referred for definitive radiotherapy and the impact of radiotherapy on sexual function. Support Care Cancer. 2010;18:715-722.

Clifford D. Caring for sexuality in loss. In Wells, D. (Ed.) Caring for Sexuality in Health and Illness. Philadelphia, PA; Churchill Livingstone. 2000:85-105.

Dohle GR. Male infertility in cancer patients: Review of the literature. Int J Urol. 2010:1-5.

Feldman HA, Goldstein I, Hatzichristou DG, et al. Impotence and its medical and psychosocial correlates: Results of the Massachusetts Male Aging Study. J Urol. 1994;151:54-61.

Grover SA, Lowensteyn I, Kaouache M, et al. The prevalence of erectile dysfunction in the primary care setting: Importance of risk factors for diabetes and vascular disease. Arch Intern Med. 2006;166:213-219.

Hellstrom WJ, Montague DK, Moncada I, et al. Implants, mechanical devices, and vascular surgery for erectile dysfunction. J Sex Med. 2010;7(1 Pt 2):501-523.

Katz, A. Man Cancer Sex. Pittsburgh: Hygeia Media, 2010.

Katz A. The Sounds of Silence: Sexuality information for cancer patients. J Clin Onc. 2005;23:238-241.

Knight D. Health care screening for men who have sex with men. Am Fam Physician. 2004;69:2149-2156.

Lee J, Hersey K, Lee CT, Fleshner N. Climacturia following radical prostatectomy: prevalence and risk factors. J Urol. 2006;176(6 Pt 1):2562-2565.

Martins FE, Rodrigues RN, Lopes TM. Organ-preserving surgery for penile carcinoma. Adv Urol. 2008.

Mulhall J, Land S, Parker M, et al. The use of an erectogenic pharmacotherapy regimen following radical prostatectomy improves recovery of spontaneous erectile function. J Sex Med. 2005;2:540-542.

National Cancer Institute. Sexuality and Fertility Problems (Men). 2015. Accessed at www.cancer.gov/about-cancer/treatment/side-effects/sexuality-fertility-men on November 7, 2016.

Nelson CJ, Mulhall JP, Roth AJ. The association between erectile dysfunction and depressive symptoms in men treated for prostate cancer. J Sex Med. 2011;8:560-566.

Potosky AL, Davis WW, Hoffman RM, et al. Five-year outcomes after prostatectomy or radiotherapy for prostate cancer: The Prostate Cancer Outcomes Study. J Natl Cancer Inst. 2004;96:1358-1367.

Riscoll L. Bigger, harder, better: Natural sex enhancers or Viagra-era snake oil? Contemporary Sexuality. Accessed at http://aasect.org/NEWS/may2003.asp in January 2005.

Sanchez Varela V, Zhou ES, Bober SL. Chapter 148: Sexual Problems. In: DeVita VT, Lawrence TS, Rosenberg SA, eds. DeVita, Hellman, and Rosenberg’s Cancer: Principles and Practice of Oncology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2015.

Tal R, Heck H, Teloken P, et al. Peyronie’s disease following radical prostatectomy: Incidence and predictors. J Sex Med. 2010;7:1254-1261.

Last Medical Review: February 24, 2017 Last Revised: February 24, 2017

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.