Consentimiento válido

Los pacientes, las personas que están a cargo de sus cuidados y los proveedores de atención médica conforman una sociedad en cuanto a las decisiones de atención médica. Al estar en busca de atención médica, por lo general le harán recomendaciones sobre el tratamiento requerido. La mayoría de las personas sigue estas recomendaciones, pero algunas eligen no hacerlo. Usted cuenta con el derecho ya sera para aceptar o para rechazar recibir algún tratamiento. Si usted es un adulta que tiene la capacidad de tomar sus propias decisiones, usted es la única personas que puede decidir si recibe o no tratmiento, y qué tipo de tratamiento desea recibir. Esto se hace mediante un proceso denomidano consentimiento válido.

Toda atención médica requiere de un consentimiento (acuerdo) por el paciente (o por alguien que esté autorizado para dar el consentimiento por parte del paciente) antes de que la atención médica sea brindada. Esto aplica a tratamiento para enfermedades como el cáncer. En algunos casos, usted aprueba y está de acuerdo con el plan de tratamiento sugerido por su médico al simplemente surtirse con los medicamente que le fueron recetados, al firmar un formato en el que se aprueba al extracción de sangre para hacer análisis de laboratorio, o al estar de acuerdo de acudir a un especialista. A esto se le conose como un consentimiento simple, y es adecuado para los tratamiento que no representa un gran riesgo para usted. No obstante, en algunas ocasiones se requiere de un proceso más precavido que hace que un consentimiento válido sea necesario.