Cómo el cáncer y el tratamiento pueden afectar la fertilidad

¿Qué es la fertilidad?

Fertilidad hace referencia a tener la capacidad de concebir, o poder tener un hijo. Para las mujeres, la fertilidad significa que pueden quedar embarazadas por medio de la actividad sexual normal y que pueden llevar al bebé durante el embarazo. Para los hombres, la fertilidad significa que pueden engendrar un hijo por medio de la actividad sexual normal. La fertilidad de una persona depende de que sus órganos reproductivos funcionen correctamente y de otros factores como, cuándo y con qué frecuencia tiene relaciones sexuales, ciertas hormonas y si su pareja tiene algún problema con la fertilidad.

Cuando una persona no puede tener un hijo, esto se denomina infertilidad, o ser infértil.

  • Para las mujeres, la infertilidad significa que no pueden quedar embarazadas por medio de la actividad sexual normal o que tienen problemas para llevar un bebé durante un embarazo a término
  • Para los hombres, la infertilidad significa que no pueden engendrar un hijo por medio de la actividad sexual normal

Los médicos por lo general consideran que alguien es infértil si no ha podido concebir un niño después de 12 o más meses de actividad sexual regular, o después de 6 meses si la mujer tiene más de 35 años de edad.

Los problemas con la fertilidad también se pueden llamar problemas o alteraciones reproductivas. Estos ocurren cuando determinados niveles hormonales son anormalmente bajos o altos o si se extirpan los órganos sexuales o estos no funcionan correctamente. Algunas personas nunca descubren por qué tienen problemas de fertilidad. Muchos expertos creen que el estrés y la ansiedad pueden causar cambios que intervienen en la infertilidad.

La fertilidad y el cáncer

El cáncer y el tratamiento del cáncer a veces pueden hacer que tener un hijo resulte más difícil, o pueden generar dudas sobre si tener un hijo es lo correcto. Las personas con determinados tipos de cáncer o quienes reciben tratamiento contra el cáncer pueden tener estas dudas o presentar problemas de infertilidad.   Los problemas pueden ser causados por:

  • Un tumor que daña directamente un órgano o su tejido circundante
  • La extirpación de órganos cancerosos que normalmente serían necesarios para tener un hijo (por ejemplo, una cirugía de cáncer podría ser necesaria para extirpar todo o parte de los testículos, el pene, los ovarios, el útero o el cuello uterino)
  • Determinados tratamientos contra el cáncer que pueden cambiar los niveles hormonales, producir la menopausia precoz en una mujer, dañar los nervios o hacer que determinados órganos sexuales dejen de funcionar correctamente
  • Respuestas psicológicas o emocionales, como estrés y ansiedad

Cualquiera de estas situaciones puede resultar en preocupaciones graves acerca de la fertilidad cuando finaliza el tratamiento.

Problemas de fertilidad en niños con cáncer

Los niños y los adolescentes que tienen cáncer a menudo son motivo de especial preocupación. Esto se debe a que podrían someterse a cirugía o recibir tratamientos que pueden dañar sus órganos en crecimiento y maduración, y algunos pueden afectar su desarrollo hormonal y sexual. Que estas cosas sucedan en su juventud puede afectar la fertilidad en un futuro.  Puede leer más al respecto en Efectos tardíos del tratamiento del cáncer infantil.

Malformaciones congénitas debido al tratamiento del cáncer

A veces la fertilidad no se ve afectada por el tratamiento del cáncer; sin embargo, puede haber preocupación respecto de las malformaciones congénitas si ocurre un embarazo durante o después del tratamiento. Algunos estudios muestran que existe riesgo de malformaciones congénitas cuando una mujer queda embarazada mientras recibe o después de recibir algunos tipos de quimioterapia, radioterapia y terapia hormonal. En algunos casos, el riesgo puede durar mucho tiempo, lo que hace que quedar embarazada constituya una preocupación incluso años después de que finaliza el tratamiento. En general, se suele aconsejar a las mujeres que no queden embarazadas durante el tratamiento y posiblemente se les diga que es mejor que no queden embarazadas después, dependiendo del tratamiento y la situación.

No es tan claro el riesgo de malformaciones congénitas que existe cuando un hombre engendra un hijo durante o después de recibir tratamiento. Muchos médicos, aconsejan a los hombres que están recibiendo tratamiento que por las dudas usen anticonceptivos y no intenten engendrar un bebé durante el tratamiento.

Cómo hablar acerca de la infertilidad cuando usted tiene cáncer

Si hubiera la posibilidad de que se presenten problemas de fertilidad, o si hubiera riesgo de tener un bebé después del tratamiento, es importante hablar con el médico y otros miembros del equipo de atención médica acerca de los riesgos y las opciones disponibles.

No asuma que su médico o enfermera le preguntará sobre estas cosas o si la fertilidad es importante para usted. Es posible que usted tenga que iniciar la conversación. Muchos estudios han encontrado que los médicos, las enfermeras y otros miembros de un equipo de atención médica no siempre preguntan sobre estos problemas durante las revisiones médicas y las visitas de tratamiento. Debido a esto, es probable que los pacientes no tengan suficiente información, apoyo o recursos que les ayuden a sobrellevar los problemas de fertilidad.

Algunos estudios también muestran que muchos médicos y enfermeras no saben hacer las preguntas correctas sobre la orientación sexual y la identidad de género. Muchos no están familiarizados con los distintos términos que describen a una persona como lesbiana, homosexual, bisexual, transgénero (LGBT), con sexo indefinido (GNC, en inglés). Es muy importante que informe a su equipo de atención médica su orientación sexual e identidad de género, incluido qué generó era al nacer y cómo se describe a sí mismo ahora. Proporcionar esta información a su equipo de atención médica le ayudará a obtener la atención personalizada que necesita.

Los expertos recomiendan que los médicos que forman parte del equipo de atención médica se involucren en hablar sobre la fertilidad con los pacientes, incluidos oncólogos médicos, oncólogos especialistas en radiación, oncólogos ginecológicos, urólogos, hematólogos, oncólogos pediátricos, cirujanos, enfermeras y otros.  El equipo de atención médica debe hablar sobre cualquier posible problema de fertilidad que pueda ocurrir debido al tratamiento lo antes posible, ya sea antes o después de que comience el tratamiento. Estas conversaciones deben tener en consideración sus preferencias, creencias religiosas o personales y el costo de las opciones disponibles. Tal vez desee obtener una segunda opinión, o una derivación a un especialista en fertilidad o en reproducción.

Para pacientes adultos

Dependiendo de su edad, elecciones personales, situación familiar y etapa de la vida, poder tener un hijo (u otro hijo) puede ser importante para usted.  De ser así, asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre cómo su cáncer, cualquier cirugía necesaria, procedimientos, tratamientos y medicamentos podrían afectar su fertilidad. Esto incluye informarles qué medicamentos de venta libre y con receta, vitaminas o suplementos puede estar tomando dado que podrían interferir con los tratamientos.

Sea lo más honesto y abierto posible y haga preguntas para que su equipo de atención médica pueda ayudarle. Así, una vez que se ha iniciado la conversación, es más fácil continuarla y volver a plantearla durante sus futuras revisiones médicas.

Lo más importante, hable con su pareja sobre sus preocupaciones. Obtenga tanta información como sea posible, para que puedan decidir juntos cómo abordar cualquier problema de fertilidad previsto o que pueda surgir durante o antes del tratamiento. Si ambos se sienten cómodos con esto, también podría ser una buena idea incluir a su pareja cuando hable con su equipo de atención médica.

Hablar con otras personas, tales como amigos, familiares y otros sobrevivientes de cáncer puede ser de ayuda. Sin embargo, es importante recordar que cada persona es diferente, y es posible que la experiencia de una persona sea muy diferente a la suya. No todas las personas se ven afectadas de la misma manera por el cáncer o su tratamiento. Los distintos tipos de cáncer y de tratamientos tienen distintos efectos secundarios, y los efectos sobre la fertilidad a menudo pueden depender de la madurez y la etapa de la vida del paciente. Asimismo, cómo reacciona un cuerpo puede ser mejor o peor dependiendo de otros problemas de salud.

Puede que su médico lo derive a un consejero, terapeuta o especialista en fertilidad que pueda ayudarlo a hablar sobre las opciones y a sobrellevar algunos temores y preocupaciones relacionados con los efectos del cáncer en su fertilidad.

Para padres de niños con cáncer

Es muy importante que se informe a los padres de niños, adolescentes y adultos jóvenes acerca de los efectos sobre la fertilidad poco después del diagnóstico y antes de que comience el tratamiento. Dependiendo de la situación, probablemente haya opciones disponibles para ayudar a preservar la fertilidad. Puede leer más al respecto en Efectos tardíos del tratamiento del cáncer infantil.

Para personas encargadas del cuidado del paciente y parejas

Las personas con cáncer y sus parejas a menudo comparten preocupaciones sobre la fertilidad.  El apoyo es muy importante. Dependiendo de la situación y su deseo de tener hijos, pueden trabajar juntos para encontrar opciones viables para preservar la fertilidad o para tener hijos una vez finalizado el tratamiento. Esto puede ayudar a tranquilizar al paciente y ayudarles a ambos a sobrellevar los cambios que están sucediendo y los desafíos que tienen por delante.  También puede ser una buena idea acompañar al paciente al tratamiento y a las visitas de seguimiento, así como a las revisiones médicas.  Tal vez desee considerar pedir una referencia a un consejero, terapeuta o especialista en fertilidad.

Antes de la cirugía o el tratamiento

Los padres de niños con cáncer, y los pacientes adultos y sus parejas necesitan saber sobre posibles problemas de fertilidad antes de someterse a una cirugía y otros tratamientos. Tener estas conversaciones por adelantado puede ayudarle a saber qué debe esperar. Sin embargo, algunos estudios muestran que no muchos pacientes con cáncer recuerdan haber sido informados sobre los riesgos de la fertilidad antes de la cirugía o el tratamiento. Hacer preguntas y obtener respuestas francas puede crear la oportunidad para conversaciones de seguimiento que resulten en la toma de decisiones fundamentadas sobre la atención durante todo el proceso del cáncer y más adelante en la vida.  

Durante el tratamiento del cáncer

Es posible que tenga inquietudes sobre la fertilidad durante el tratamiento o puede que note cambios en su cuerpo que considere que podrían afectar su capacidad para tener hijos después del tratamiento.  Es importante seguir hablando con su equipo de atención médica a medida que avanza en la fase del tratamiento. O bien, si no habló sobre la fertilidad antes de la cirugía o el tratamiento, puede comenzar a hablar al respecto durante las visitas del tratamiento, aún si su médico o enfermera no plantean el tema. Incluya a su pareja, si se siente cómodo haciéndolo. Recuerde, si su equipo de atención médica no sabe sobre un problema que está teniendo, no puede ayudarle a manejarlo.

Después del tratamiento del cáncer

Es posible que las personas que han terminado el tratamiento contra el cáncer tengan problemas persistentes que afecten la fertilidad, y algunos de ellos podrían ser de por vida. Estos problemas también pueden afectar las relaciones. Asegúrese de seguir informando los problemas y de hacer preguntas durante las visitas de seguimiento. Si su equipo de atención médica ya no está a cargo de su caso, asegúrese de que quienes le brindan atención médica estén al tanto de los problemas que ha tenido, lo que le ha ayudado o no y otros problemas que podrían surgir. Consultar con un especialista en fertilidad podría ser beneficioso.

Cuidados paliativos

Los cuidados paliativos pueden ayudar a abordar los problemas de calidad de vida. Pida a los miembros de un equipo de cuidados paliativos que le ayuden a manejar los problemas de fertilidad. Este equipo de profesionales puede ayudar a manejar los síntomas en cualquier momento, desde el momento del diagnóstico, durante y después del tratamiento en las personas que viven con una enfermedad grave, como el cáncer, independientemente de la etapa de la enfermedad.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: febrero 5, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.