Cómo obtener una segunda opinión

Escrito por Stacy Simon. Traducción por Claudia Conti / Rafael Delfín-DAVIS.
a doctor goes over paperwork with a patient in gown in an exam room


Cuando está sobrellevando cáncer u otro problema grave de salud, escoger un plan de tratamiento puede parecer abrumador. Una manera de asegurarse que se está informando sobre todas sus opciones es buscar una segunda opinión de otro médico. Muchas personas lo hacen y la mayoría de los médicos están familiarizados con esto.

Usted puede obtener una segunda opinión (o tercera o más) por cualquier razón. Algunas de las razones que la gente ha dado son:

  • Quiere saber todas las opciones posibles de tratamiento.
  • Su médico no está seguro del problema que usted tiene.
  • Usted tiene un diagnóstico poco conocido o inusual.
  • Usted cree que podría haber otro tratamiento disponible.
  • Su médico no es especialista en su condición.
  • Le está costando hablar con su médico, o quiere que otra persona le explique sus opciones.

No obstante, a algunas personas les resulta vergonzoso decirle a su médico que quieren obtener una segunda opinión. Aquí se brindan algunas maneras de iniciar la conversación:

  • "Estoy pensando en obtener una segunda opinión. ¿Puede recomendarme a alguien?"
  • "Antes de empezar el tratamiento, me gustaría obtener una segunda opinión. ¿Me ayudaría con esto?"
  • "Si tuviera mi tipo de cáncer, ¿a quién vería para obtener una segunda opinión?"
  • "Creo que me gustaría hablar con otro médico para estar seguro de ser prudente y estar al tanto de todas las posibilidades que tengo".

No se debe sentir apurado para decidir sobre su tratamiento, incluso cuando su problema de salud sea grave. Generalmente es seguro tomarse el tiempo para obtener una segunda opinión.

  • Comuníquese con su compañía de seguro médico para averiguar si su plan pagará una segunda opinión.
  • Pida a su médico actual o a su compañía de seguro que le recomiende otro especialista. O consulte en un hospital o clínica local, o en una asociación médica que proporcione una base de datos de médicos especialistas apta para la búsqueda.
  • Pida copias de su historia clínica en el consultorio de su médico actual; o en caso de haber sido tratado en un hospital, al departamento de registros médicos.

Esté preparado para proporcionar al nuevo médico:

  • Una copia del informe de patología de cualquier biopsia o cirugía.
  • Si le hicieron una cirugía, una copia del informe de su operación.
  • Si estuvo en un hospital, una copia de resumen del alta que todo médico prepara cuando los pacientes son enviados a casa.
  • Un resumen del plan de tratamiento actual de su médico.
  • Una lista de todos sus medicamentos, dosis de medicamentos y cuándo los toma.

Después de la segunda opinión

Si el segundo médico está de acuerdo con el primero, puede sentirse más seguro de que este es el mejor plan de tratamiento para usted. Si la segunda opinión difiere de la primera, hay algunas cosas que puede hacer luego:

  • Haga una cita con su primer médico para conversar sobre la segunda opinión.
  • Pida a ambos médicos que le expliquen cómo llegaron a su plan de tratamiento.
  • Pregúnteles cómo interpretaron los resultados de su prueba.
  • Pregunte qué estudios de investigación o guías profesionales consultaron. La Red Nacional Integral del Cáncer y el Instituto Nacional del Cáncer tienen las guías más actuales disponibles para varios tipos de cáncer.
  • Pregunte lo que han recomendado a otros pacientes en su misma situación.
  • Pregunte si es posible que los dos médicos revisen juntos su caso.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.