Cómo hacer frente al cáncer después de un desastre natural: Preguntas frecuentes para personas con cáncer y para quienes les cuidan

Incluso durante fenómenos climáticos de gran magnitud, la Sociedad Americana Contra El Cáncer está presente para ofrecer servicios y programas para pacientes.

Las personas en las áreas afectadas por tormentas que necesiten servicios de la Sociedad Americana Contra El Cáncer deben llamar a nuestro Centro Nacional de Información sobre el Cáncer al 1-800-227-2345. Especialistas en información sobre el cáncer están disponibles para atender llamadas las 24 horas, los 7 días de la semana.

Si usted (o un ser querido) tiene cáncer y ha tenido que evacuar su hogar o centro de tratamiento, o si su plan de tratamiento ha sido cambiado debido a un desastre natural reciente, es posible que tenga problemas para recibir el tratamiento del cáncer que necesita. Estas preguntas y respuestas pueden ayudarle a saber lo que necesita hacer y cómo cuidarse.

Tratamiento del cáncer

P. ¿Qué necesito hacer primero?

R: Si usted está en un refugio temporal y hay profesionales de atención médica en el lugar, reúnase con ellos de inmediato. Hágales saber que usted ha estado recibiendo tratamiento del cáncer y que necesita que le pongan en contacto con un médico u hospital lo antes posible. Si usted necesitará que le lleven al médico u hospital; asegúrese de informarles esto también.

Si no hay profesionales de atención médica en el refugio o vivienda temporal, solicite al director, al propietario del refugio o a la persona con la que se está quedando que le ayude a ponerse en contacto con un hospital local, o llame a la Sociedad Americana Contra El Cáncer y nosotros le ayudaremos. Nuestro número es 1-800-227-2345. Si los números 1-800 no están funcionando, busque el número de la oficina local de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

P. ¿Qué debo hacer si tengo una emergencia?

R: Reciba tratamiento en la sala de emergencias más cercana, especialmente si usted tiene:

  • Fiebre de 101º F (38.3 C) o más elevada tomada por la boca (temperatura oral), o una temperatura de 100.4º F (38 C) si esta dura más de una hora
  • Escalofríos con temblores o sudoración (a menudo junto con la fiebre)
  • Enrojecimiento, hinchazón, secreción, sensibilidad o calor en el lugar de una lesión, herida quirúrgica o catéter venoso central, o en cualquier lugar de la piel incluyendo las zonas genitales y el recto.
  • Un dolor nuevo o un dolor que está empeorando
  • Dolor de los senos paranasales o dolor de cabeza
  • Tortícolis
  • Dolor de garganta
  • Dificultad para respirar (falta de aire) o tos
  • Ardor o dolor al orinar u orina sanguinolenta o turbia

Muchos refugios cuentan con personal de enfermería quienes pueden ayudarle a llegar a una sala de emergencias. Una vez que esté en la sala de emergencias, asegúrese de informarles sobre su cáncer y si aún no tiene un nuevo médico, pídales que le ayuden a encontrar uno.

P. ¿Qué puedo hacer para continuar recibiendo mi tratamiento del cáncer?

R: Si aún está en el área donde se encuentra su médico del cáncer o su centro de tratamiento pero se ha detenido el tratamiento debido a un corte de energía, pérdida del transporte, daños en su hogar, o daños en el consultorio médico o en el centro del tratamiento, contacte a su médico lo antes posible y averigüe qué necesita hacer para continuar el tratamiento. Si no puede ponerse en contacto con su médico oncólogo, pruebe con su centro de tratamiento, la sala local de emergencias, o su médico habitual de cabecera.

Si usted tuvo que dejar el área dónde estaba recibiendo tratamiento, necesita encontrar a un nuevo médico oncólogo y centro de tratamiento lo antes posible. Pida ayuda al personal del refugio, a la Cruz Roja, al Ejército de Salvación, o al departamento de salud local. Si todo lo demás falla, vaya al centro de información de un hospital local y pida ayuda.

P. ¿Qué hago respecto de mis medicamentos del cáncer?

R: Si usted tiene consigo sus medicamentos y sabe cómo tomarlos, siga tomándolos. Si necesita medicamentos, casi ya no le quedan medicamentos o no está seguro de cómo tomarlos, necesitará hablar con una enfermera de ayuda en desastres o pedir ayuda a alguien en el refugio para contactarse con un farmacéutico o médico.

P. ¿Qué sucede si no sé qué tipo de tratamiento del cáncer estaba recibiendo o qué medicamento estaba tomando?

R: Si existe alguna manera en que pueda comunicarse con su médico o centro de tratamiento, llámelos y haga que le envíen su historia clínica a usted o a un médico oncólogo local lo antes posible. Esto ayuda a que el nuevo médico sepa cómo continuar con su tratamiento de inmediato y darle cualquier medicamento que necesite.

A menudo existen otras maneras de obtener información sobre su tratamiento. Si usted tiene seguro médico y cobertura para su tratamiento del cáncer, su compañía de seguros tendrá registros sobre los servicios que usted ha recibido. Puede pedirles que compartan esta información con usted y/o con el nuevo médico.

P. ¿Qué sucede si no puedo obtener mi historia clínica o no puedo contactarme con mi médico?

R: Anote cualquier cosa que pueda recordar sobre su tratamiento para que tenga esta información para compartirla con el nuevo médico. Incluya cosas como:

  • Tipo de cáncer y etapa del cáncer si la conoce
  • Tipo de tratamiento como quimioterapiaradiación, o cirugía
  • Fecha de su último tratamiento
  • Nombre de su médico y del centro de tratamiento
  • Cualquier medicamento que esté tomando (medicamentos del cáncer y otros medicamentos, incluyendo medicamentos que no requieren receta médica). Si no conoce los nombres, descríbalos según el color; tamaño; forma; inyección, píldora o en un paquete; con qué frecuencia lo toma; etc.
  • Otras enfermedades o problemas de salud que usted tenga

P. ¿Qué sucede si estoy tomando analgésicos o antidepresivos (medicamentos para la depresión)?

R: Si usted deja de tomar algunos analgésicos o antidepresivos de golpe, esto podría causarle problemas. Cuando usted se comunique con su médico, con un médico nuevo o con una farmacia para recibir sus medicamentos, asegúrese de preguntar también sobre sus analgésicos y/o antidepresivos. Esté preparado para informarles si aún está tomándolos, ha reducido el consumo de lo que está tomando, o si se ha quedado sin el analgésico y/o antidepresivo. Si se ha quedado sin el medicamento, dígales cuánto tiempo ha estado sin los medicamentos. También es una buena idea informar a la enfermera en el refugio, a un trabajador del refugio o a un familiar o amigo que usted toma estos medicamentos; por si acaso tiene problemas.

P. ¿Qué hago respecto de otros medicamentos?

R: Hay algunos medicamentos que puede prescindir por algunos días; sin embargo, dejar de tomar otros medicamentos puede causar problemas. Dejar de tomar de golpe determinados medicamentos para dormir o medicamentos para la ansiedad puede causar el efecto opuesto (“rebote”) por unos pocos días. Los medicamentos para tratar hipertensión, diabetes, convulsiones e hipotiroidismo están diseñados para ayudarle a manejar un problema a largo plazo, de modo que si estos medicamentos se dejan de tomar, el problema puede salirse de control. También hable con la enfermera o con un trabajador del refugio sobre estos medicamentos.

P. ¿Cuándo podré regresar a mi médico y centro de tratamiento?

R: Si usted piensa regresar a su médico o centro de tratamiento anterior, hágaselo saber al nuevo médico, cuando sea posible, que usted desea regresar a su hogar para recibir tratamiento. Cuando los centros de tratamiento oncológico sean reabiertos, el nuevo médico puede hacerle saber cuando sepa de las aperturas que le afectan a usted. Asegúrese de solicitar una copia de su historia clínica para llevarla de regreso a su antiguo centro de tratamiento. Asimismo, comuníquese con su compañía de seguro médico para asegurarse de que se tomen las medidas apropiadas para obtener la cobertura para los tratamientos que necesita.

Condiciones de vida e higiene

Usted necesita tener mucho cuidado para protegerse de enfermedades e infecciones. Algunos tipos de cáncer y de tratamientos del cáncer pueden debilitar su sistema inmunitario y hacer que le resulte muy fácil contraer infecciones. Estas preguntas abarcan algunas de las cosas que usted puede hacer para estar seguro en un refugio o en una vivienda de corto plazo.

P. ¿Debo recibir las inmunizaciones o vacunas que se ofrecen?

R: Si usted está en una zona donde el agua potable y los alimentos seguros pueden constituir un problema o donde hay riesgo de lesiones debido a un desastre natural, puede que le pidan que se vacune contra la hepatitis A, hepatitis B, la influenza (gripe), la enfermedad neumocócica y el tétanos. Si bien estas vacunas son seguras y pueden ser necesarias, asegúrese de que la persona que administra la vacuna sepa que usted tiene cáncer y cuándo fue la última vez que recibió tratamiento. Si es posible, hable con su médico o con un médico local antes de ponerse cualquier vacuna.

Es muy importante que usted no permita que nadie le aplique una vacuna “viva” a menos que un médico oncólogo que conozca su historia clínica dé su aprobación. Vacunas como el aerosol nasal contra la gripe, varicela Zóster (para la varicela o la culebrilla), sarampión, paperas, rubeola (MMR) y viruela contienen virus vivos. (Tenga en cuenta, la vacuna contra la gripe está bien, solo el aerosol nasal contiene el virus vivo). A menudo los virus vivos pueden causar problemas graves para las personas con sistemas inmunitarios debilitados. También, trate de evitar el contacto cercano con personas que han recibido vacunas con virus vivos.

P. ¿Qué puedo hacer para protegerme de infecciones y gérmenes?

R: Haga estas cosas para protegerse:

  • Lávese las manos con agua y jabón tan frecuentemente como sea posible. Siga restregándose todo el tiempo que le lleve cantar el “Feliz cumpleaños” de principio a fin, dos veces.
  • Si no puede disponer de agua y jabón, pida alcohol en gel (que contenga al menos 60% de alcohol) y asegúrese de seguir las indicaciones del producto.
  • Si no hay agua potable o si no sabe si el agua es potable, tome solo agua embotellada o hierva el agua durante un minuto completo. Deje que se enfríe antes de tomarla.
  • Algunos alimentos podrían contener gérmenes que podrían ser perjudiciales para usted. Asegúrese de que todas las carnes estén cocidas por completo y que todas las frutas y verduras sean minuciosamente lavadas en agua potable. No coma alimentos cocidos que hayan quedado a temperatura ambiente por más de 2 horas. Asegúrese de preguntarle a su nuevo médico si hay alimentos que debería evitar hasta que pueda estar en una vivienda permanente.
  • Mantenga cualquier corte o herida limpia y cubierta con vendajes A MENOS QUE su médico le indique lo contrario. Si usted tiene crema antibiótica, como Neosporin®, úsela a diario.
  • Báñese o dúchese cuantas veces pueda y use toallas limpias si es posible.
  • No comparta cepillos de dientes o utensilios sin lavar con otras personas.

P. ¿Debo pedir que me separen de las demás personas en el refugio o en la vivienda? ¿Debo pedir ir a un refugio para personas con “necesidades especiales”?

R: Algunos refugios tienen áreas separadas para personas con necesidades médicas especiales. Y en algunos casos, hay refugios disponibles para personas con necesidades especiales. Si un refugio para personas con necesidades especiales pudiera ser mejor para usted depende en parte de en qué etapa de su plan de tratamiento se encuentra. Si usted recién ha recibido quimioterapia y tiene recuentos de glóbulos blancos muy bajos, su riesgo de infecciones puede ser muy alto en un refugio público lleno de gente. Sin embargo, sus opciones pueden ser limitadas. Trate de hablar con su médico o con un proveedor de atención médica en el sitio sobre su situación médica para ver qué otra opción podría haber disponible y si otra ubicación podría ser más segura para usted.

Puede que encuentre más atención médica disponible en refugios para personas con necesidades especiales, pero no se preocupe si no puede ingresar en uno; solo asegúrese de cuidarse bien y siga cualquier indicación que su médico le dé. Trate de mantener su cuerpo limpio y manténgase alejado de personas que tengan fiebre o tos.

Otra información para ayudarle a superar este tiempo

P. ¿Qué debo hacer si tengo un seguro médico privado?

R: Asegúrese de contactar a su compañía de seguro médico lo antes posible, e infórmele dónde se está quedando. Pregunte si hay médicos oncólogos y hospitales cercanos que estén en su plan, o si ellos quieren que usted reciba servicios fuera del área de su red. Debido al desastre, es posible que su compañía de seguros ofrezca servicios especiales para ayudar a los evacuados.

Asegúrese de llevar consigo un comprobante del seguro a cualquier cita médica. Si ha perdido o no tiene su tarjeta del seguro médico, pida a su compañía de seguros que le envíen por correo su información a una dirección local o a través del consultorio del nuevo médico.

P. ¿Qué debo hacer si tengo Medicare, Medicaid, o niños en el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP)?

R: Comuníquese con los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS), la organización nacional que supervisa estos programas para ver si tienen planes especiales para ayudar a los evacuados de desastres.

El número es 1-800-MEDICARE (1-800-633-4227). Los usuarios de teléfonos de texto para sordomudos (TTY) pueden llamar al 1-877-486-2048.

P. ¿Cómo pueden ayudarme la Cruz Roja o la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA)?

R: La Cruz Roja Americana proporciona refugio, alimentos y apoyo emocional para las personas afectadas por desastres naturales. Comuníquese con la Cruz Roja en www.redcross.org o llamando al 1-800-REDCROSS (1-800-733-2767).

Si sus pérdidas ocurrieron en una región que fue declarada zona de desastre, es posible que usted califique para recibir fondos federales de asistencia a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). Diríjase a www.disasterassistance.gov/, llame al 1-800-621-FEMA (1-800-621-3362), o los usuarios de TTY pueden marcar 1-800-462-7585 para averiguar si son elegibles.

Tenemos mucha información que podría resultarle útil. Visite www.cancer.org o llame a nuestro número gratuito del Centro Nacional de Información sobre el Cáncer, al 1-800-227-2345. Estamos a su disposición para ayudarle en cualquier momento, ya sea de día o de noche.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Centers for Disease Control and Prevention. Questions and Answers About Immunization Recommendations Following a Disaster. August 20, 2014. Accessed at http://emergency.cdc.gov/disasters/disease/immunizationqa.asp on February 9, 2016.

Centers for Disease Control and Prevention. When & How to Wash Your Hands. September 4, 2015. Accessed at www.cdc.gov/handwashing/when-how-handwashing.html on February 9, 2016.

US Food and Drug Administration. Food and Water Safety During Power Outages and Floods. January 19, 2016. Accessed at www.fda.gov/Food/ResourcesForYou/Consumers/ucm076881.htm on February 9, 201

Última revisión médica completa: febrero 17, 2016 Actualización más reciente: febrero 17, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.