Deshidratación y falta de líquidos

Todo en el cuerpo contiene líquido (agua). El cuerpo humano debe contar con cierta cantidad de líquido, y no tener la cantidad suficiente puede ser grave.

Los líquidos corporales están en equilibrio cuando están regulados apropiadamente en los lugares correctos. La hinchazón se debe principalmente a que hay demasiada agua en el cuerpo. (Refiérase a la sección “ Inflamación”).

La deshidratación indica que el cuerpo tiene una cantidad de agua insuficiente, o una cantidad de líquido inadecuada en los lugares del cuerpo que la necesitan. Hay que tener en consideración que los líquidos provienen tanto de los alimentos sólidos como de los líquidos, por lo que si una persona no está comiendo lo suficiente, ésta deberá consumir más líquidos para compensar.

Qué señales debe observar

  • Resequedad en la boca y en los labios.
  • Sed.
  • Mareos, debilidad, estreñimiento (refiérase a la sección “ Estreñimiento”).
  • Presenta dificultad para tragar alimentos secos.
  • Boca reseca y pegajosa, afectando la capacidad de hablar.
  • Piel reseca, piel que se repliega al ser levemente pellizcada (que se mantiene contraída).
  • Lengua hinchada, cuarteada o reseca.
  • Fiebre (refiérase a la sección “Fiebre”).
  • Pérdida de peso que se da rápidamente (refiérase a la sección “ Cambios en el peso”).
  • Orinar poco o nada.
  • Cansancio (refiérase a la sección “ Cansancio”).
  • Ojos hundidos.
  • Falta de apetito y sin sed (las personas deshidratadas a menudo sienten menos hambre y sed)

Lo que el paciente puede hacer

  • Beber líquidos. A veces, los líquidos muy fríos resultan más fáciles de beber.
  • Recuerde que los alimentos contienen líquidos. Procure comer frutas, verduras, sopas, gelatinas, paletas de helado y otros alimentos hidratados.
  • Use crema humectante para suavizar la piel seca.
  • Trate de eliminar la causa de la deshidratación, como los vómitos, la diarrea o la fiebre. (Consulte las secciones relacionadas en este documento para información sobre estas causas).
  • Aplíquese lubricante en los labios para evitar los labios partidos.
  • Surta una nevera o refrigerador pequeño con botellas de jugo, agua u otras bebidas, asegurando que quede a su fácil alcance en caso de que le resulte cansado levantarse.
  • Chupe trocitos de hielo para aliviar la resequedad de la boca en caso de no poder beber suficiente líquido.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Ofrezca bebidas frías o frescas alrededor de cada hora.
  • Anime al paciente a comer comidas ligeras, si puede comer.
  • Incluya alimentos que no sean secos, sopas y malteadas de frutas (hechas con hielo en una licuadora) como opciones para merendar y bocadillos.
  • Observe la orina para ver si es de color oscuro o si el paciente deja de orinar.
  • Observe al paciente con frecuencia para asegurarse de que no se encuentre en estado de confusión.
  • Colóquese a un lado del paciente cuando se vaya a levantar en caso de que luzca mareado o débil.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • No puede beber ni contener los líquidos
  • Tiene vómitos, diarrea o fiebre que persisten durante más de 24 horas.
  • Orina en color muy oscuro o en pequeña cantidad, o no puede orinar durante 12 horas o más.
  • Presenta mareos o sensación de desmayo al ponerse de pie.
  • Presenta confusión o se siente desorientado.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

 

Last Medical Review: September 18, 2015 Last Revised: May 18, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.