Dificultad para tragar

El cáncer y sus tratamientos a veces pueden conllevar efectos que causan problemas para tragar que pueden ser un efecto secundario a corto plazo de ciertos tratamientos, como quimioterapia, o radiación administrada a la garganta o el pecho. Estos problemas también pueden deberse a llagas en la boca, una infección en la boca o en el esófago (el conducto que va de la garganta al estómago), al igual que a otras afecciones. A los problemas para tragar o a la dificultad para tragar se llama disfagia.

¿Qué causa los problemas para tragar?

Las dificultades para tragar pueden ser causadas por diferentes problemas de salud, incluyendo ciertos tipos de cáncer. Puede haber problemas con la función motora, lo que significa que los mensajes enviados desde el cerebro no están llegando al esófago para indicarle que trague. Esto puede ser causado por un problema en el cerebro o el sistema nervioso, como un accidente cerebrovascular, trastorno del sistema nervioso, neuropatía o tumor que afecta el cerebro. O bien, puede haber algo que bloquee los alimentos o líquidos durante la deglución, como acumulación de alimentos, objetos extraños, un estrechamiento del esófago o un tumor ubicado en el esófago que causa presión.

Las personas con cáncer pueden tener problemas para tragar debido a los efectos secundarios de ciertos tratamientos. Por ejemplo, las personas que tienen llagas en la boca (mucositis) debido a quimioterapia, terapia dirigida o radioterapia administrada a la cabeza y el cuello pueden sentir dolor al tragar. Muchas personas que están recibiendo radioterapia en la zona de la cabeza y el cuello también tienen la boca seca debido a reducción de la saliva que puede dificultar la deglución.

Otros problemas, como tener demasiada saliva, hipo, ardor de estómago e indigestión, también pueden causar problemas para tragar.

¿A qué debe prestar atención?

  • Ganas de vomitar, tos o vómito al tratar de tragar alimento
  • Pérdida de peso
  • Babeo o la sensación de que tiene demasiada saliva
  • Poca saliva o ninguna
  • Interior de la boca enrojecido, brilloso o hinchado
  • Llagas abiertas en la boca
  • Dolor en la garganta o en medio del pecho al tragar
  • Sensación de que la comida “se queda pegada” al pasarla por la garganta
  • Manchas blancas o capa que recubre el interior de la boca

¿Qué puede hacer el paciente?

  • Ingiera alimentos que sean suaves pero con un alto contenido de calorías y proteínas (como sopas a base de cremas, budín, gelatina, helado, yogur y malteadas)
  • Coma dando pequeñas mordidas y tragando cada bocado por completo antes de dar la siguiente
  • Use un sorbete (popote, pajilla, pitillo, calimete, cañita) para los líquidos y alimentos blandos
  • Pruebe con líquidos espesos (como fruta hecha puré en la licuadora o líquidos con espesadores añadidos) ya que son más fáciles de tragar que los líquidos diluidos
  • Prepare un puré o licue los alimentos (como carnes, cereales, frutas frescas) de manera que adquieran la consistencia de la comida para bebé. Podría ser que requiera agregar líquidos a la comida seca antes de licuarla.
  • Sumerja el pan en la leche para suavizarlo
  • Refrigere los alimentos (el frío ayudará a adormecer el dolor), sírvalos fríos o tibios. Si el dolor empeora con los alimentos fríos, pruebe comerlos a temperatura ambiente.
  • Intente el hielo triturado y líquidos con las comidas
  • Consumir comidas frecuentes en pequeñas cantidades puede resultar más fácil de sobrellevar
  • Triture las pastillas o tabletas y mezcle con jugo, puré de manzana, jalea o budín (primero consulte a su enfermera o farmacéutico ya que algunas pastillas pueden ser peligrosas cuando se consumen partidas o trituradas; otras medicinas reaccionan mal ante ciertos alimentos, o deben tomarse con un estómago vacío)
  • Evite el alcohol y los alimentos o líquidos calientes o picantes
  • Evite los alimentos ácidos, como los jugos cítricos y las bebidas carbonatadas
  • Evite los alimentos duros y secos, como las galletas, las nueces y las papas fritas
  • Siéntese derecho (en postura recta) al comer y tomar, y permanezca así por algunos minutos más al terminar
  • Si experimenta ganas de vomitar, tose, escupe, siente dolor o tiene otros problemas para tragar, intenta comer alimentos blandos o líquidos. Usted tal vez pueda tragar líquidos espesos con mayor facilidad que los líquidos ralos. El consumo de bebidas altas en calorías y proteínas puede ayudarle a mantener su ingesta de alimentos cuando no pueda comer suficientes alimentos comunes.
  • Si el dolor en la boca es un problema, utilice un anestésico local (gel o ungüento) o un analgésico como la lidocaína viscosa (con receta médica) o pregunte si debe tomar medicinas contra el dolor antes de comer. (Consulte Llagas en la boca).
  • Pregunte si debe consultar con un terapeuta del habla o un terapeuta de deglución. Estos son profesionales de la salud que pueden enseñarle a cómo tragar el alimento con menos dificultad y cómo disminuir la tos, así como no ahogarse al consumir bebidas y alimentos.

Para que los alimentos sean más fáciles de tragar, prueba estos espesantes

  • Gelatina: puede usarse para suavizar pasteles, galletas, emparedados, puré de frutas y otros alimentos fríos. Mezcle 1 cucharada de gelatina sin sabor en 2 tazas del líquido caliente hasta que se disuelva y vierta sobre la comida. Espere hasta que la comida se sature.
  • Tapioca, harina, maicena: use para espesar los líquidos. Note que requiere cocción antes de usar.
  • Espesantes comerciales: siga las instrucciones en el empaque para ajustar el espesor de un líquido
  • Puré de vegetales y papas instantáneas: use en las sopas Note que esto cambiará el sabor de la comida
  • Cereal de arroz para bebés: use para crear un producto bien espeso
  • Si los líquidos ligeros son más adecuados para usted, procure los siguientes: café, té, bebidas refrescantes, bebidas nutricionales, sorbetes, caldos y sopas ligeras con base láctea
  • Si los líquidos espesos son más adecuados para usted, procure suero de leche, ponche de huevo (rompope sin alcohol, sabajón, flip), leche malteada, batidos de yogur y helado

¿Qué puede hacer el cuidador del paciente?

  • Ofrecer alimentos suaves y húmedos. Las comidas con huevos cocidos, ensaladas de atún y los líquidos espesos como el yogur pueden resultar más fáciles de tragar.
  • Ofrezca postres suaves que no requieran mucha masticación (como helado, budín, pasteles suaves)
  • Utilice carnes molidas y guisos de carne molida, o pescado. Las salsas para la carne las hacen más fáciles de tragar.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente

  • Tiene ganas de vomitar, tose o se ahoga más de lo normal, especialmente al comer y tomar
  • Tiene una llaga severa en la garganta
  • Tiene enrojecimiento o brillo en la boca o úlceras en la boca o la lengua
  • Tiene fiebre superior a la habitual o superior al nivel indicado por el equipo de atención médica cuando se toma por vía oral (boca)
  • Tiene dificultades para respirar
  • Tiene congestión en el pecho
  • Tiene problemas con que la comida se queda pegada al pasarla por la garganta
  • Tiene problemas para tragar medicinas y comida

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

 

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Referencias

 

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Actualización más reciente: febrero 1, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.