Sangrado o recuento bajo de plaquetas

El cáncer y sus tratamientos pueden reducir el número de plaquetas en su sangre. Las plaquetas son células que ayudan a coagular la sangre, de modo que usted deje de sangrar.

Un recuento normal de plaquetas en un análisis de sangre está entre 150,000 y 450,000. Los procesos normales de coagulación aún son posibles con un recuento de plaquetas de 100,000. El peligro de hemorragia grave es muy alto cuando el recuento de plaquetas está por debajo de 20,000.

Qué señales debe observar

  • Sangrado por cualquier parte del cuerpo (como la boca, la nariz o el recto).
  • Vómito de color marrón oscuro o con sangre que se asemeja a los residuos del café.
  • Heces fecales (excremento) de color rojo brillante, rojo oscuro o negro (lea las secciones “Sangre en las heces” y “Sangre en la orina” para saber más sobre este asunto).
  • Puede que las mujeres experimenten sangrado vaginal abundante durante los períodos mensuales
  • Moretones (hematomas) recientes en la piel.
  • Puntos color rojo del tamaño de la punta de un alfiler en la piel que suelen comenzar en los pies y las piernas
  • Dolores de cabeza intensos, mareos o visión borrosa.
  • Debilidad que empeora.
  • Dolores en las articulaciones y/o en los músculos.

Lo que el paciente puede hacer

  • Para afeitarse, utilice solamente una afeitadora eléctrica (evite los rastrillos o navajas de rasurar).
  • Evite practicar deporte de contacto (como lucha, boxeo o fútbol americano), así como otras actividades que podrían resultar en lesiones.
  • Protéjase la piel de cortadas y rasguños, así como de objetos cortantes.
  • Use un cepillo dental suave.
  • Si su boca sangra, enjuáguela varias veces con agua helada.
  • Hable con el equipo que atiende el cáncer sobre si debería dejar de usar hilo dental hasta que su recuento de plaquetas mejore.
  • No se suene la nariz ni tosa con demasiada fuerza.
  • Mantenga el nivel de su cabeza al nivel del corazón o por encima de éste (al recostarse, asegúrese de mantener una postura completamente plana, o mantenga una postura recta).
  • A fin de evitar el estreñimiento y tener que esforzarse durante la evacuación, use un agente para suavizar las heces fecales. No use enemas ni supositorios de ninguna clase (si tiene constipación, vea la sección “Estreñimiento”. Consulte al equipo que atiende el cáncer antes de usar laxantes.
  • No coloque nada en el recto, incluyendo supositorios, enemas, termómetros, etc.
  • Evite el uso de medicamentos antiinflamatorios contra el dolor, como aspirina, naproxeno o ibuprofeno (Motrin®, Advil®, Naprosyn®, Aleve®, Midol®) y similares salvo que su médico le indique usarlos. Consulte con su farmacéutico si no tiene certeza si alguna de sus medicinas pertenece a este tipo de medicamentos, o si alguna de sus medicinas contiene uno de estos medicamentos.
  • Si comienza a haber sangrado, mantenga la calma y siéntese o recuéstese, y obtenga ayuda.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Para el sangrado nasal, siente el paciente con la cabeza inclinada con el mentón hacia el pecho para evitar que la sangre pase por la parte de atrás de la garganta. Coloque hielo en la nariz y presione los orificios nasales para cerrarlos por cinco minutos. También puede ayudar la colocación de hielo en el cuello.
  • Para el sangrado en otras áreas, presione el área con un paño limpio y seco o toallas de papel hasta que pare el sangrado.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • Está sangrando o presenta cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente en “Qué es lo que debe observar”.
  • Tiene dificultad para hablar o moverse.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

 

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Last Medical Review: September 18, 2015 Last Revised: May 18, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.