Quimioterapia intravenosa o inyectable

Muchos tipos de quimio se administran en forma de infusión o inyección. Con las infusiones de quimioterapia, los medicamentos de quimioterapia se introducen en el cuerpo a través de un tubo delgado llamado catéter que se coloca en una vena, arteria, cavidad corporal o parte del cuerpo. En algunos casos, se puede inyectar rápidamente un medicamento de quimioterapia con una jeringa. En este artículo  aprenderá sobre los diferentes tipos de quimio inyectable.

La siguiente información describe la quimioterapia tradicional o estándar. También hay otros medicamentos que se utilizan para tratar el cáncer de diferentes maneras, incluyendo terapia dirigida, terapia hormonal, e inmunoterapia.

Quimioterapia intravenosa (IV)

La quimioterapia intravenosa o IV se administra directamente al torrente sanguíneo a través de un tubo de plástico muy pequeño y blando llamado catéter. Se usa una aguja para colocar un catéter en una vena de su antebrazo o mano; luego se extrae la aguja mientras que el catéter permanece colocado.

Los medicamentos intravenosos se pueden administrar de estas maneras:

  • Bolo intravenoso: los medicamentos se pueden administrar rápidamente a través de un catéter directamente desde una jeringa en pocos minutos,
  • Infusión IV: una infusión típica puede tomar de algunos minutos hasta unas cuantas horas. Una mezcla de medicamentos fluye desde una bolsa de plástico a través del tubo que se conecta al catéter. Por lo general, se controla el flujo mediante una máquina llamada bomba intravenosa.
  • Infusión continua: estas infusiones pueden durar de 1 a varios días y son controladas por bombas intravenosas electrónicas.

¿Qué ocurre si no tengo venas buenas?

Las agujas y los catéteres pueden causar cicatriz o daño en las venas cuando se administra la quimioterapia. Una opción que se puede ofrecer a los pacientes que necesitan quimioterapia durante un período prolongado es un catéter venoso central (CVC). Un CVC es un catéter más grande que se coloca en una vena grande en el pecho o en el antebrazo. Queda colocado durante todo el tiempo que dure el tratamiento, de tal forma que no se requiere que le inserten una aguja para cada sesión. Hay muchos tipos de CVC disponibles.

La colocación del CVC requiere un procedimiento quirúrgico menor. A veces esto se hace en una clínica o habitación de hospital y algunas veces en el quirófano. Una vez que se coloca un CVC, usted puede recibir todos sus tratamientos a través de este: no se le insertarán agujas con frecuencia para tratamientos intravenosos, la mayoría de los análisis de sangre se obtienen a través del CVC, y puede recibir otros tratamientos que pueda necesitar, tales como líquidos, transfusiones de sangre , o antibióticos.

Muchas personas conversan con sus médicos sobre la opciones de CVC incluso antes de comenzar el tratamiento. Algunas personas descubren durante el tratamiento que necesitan un CVC porque se hace más difícil con el tiempo encontrar una vena adecuada en su mano o antebrazo para infusiones o inyecciones. Su equipo de profesionales de cuidados de salud puede ayudarle a decidir si necesita un CVC, y cuál es el tipo más adecuado para usted.

Otras formas de administrar inyecciones o infusiones de quimio

Quimioterapia intratecal

La quimioterapia intratecal (IT) se administra en el conducto vertebral a través de un catéter para llegar hasta el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal, llamado líquido cefalorraquídeo o CSF. Esta forma de suministrar quimioterapia puede ser necesaria para ciertos tipos de cánceres que afectan el cerebro ya que la mayoría de los medicamentos de quimioterapia suministrados por vía intravenosa o por vía oral no pueden traspasar la barrera hematoencefálica que protege al cerebro de muchas toxinas.

La quimioterapia IT se puede administrar al líquido cefalorraquídeo a través de una aguja que se coloca en la región vertebral, o mediante un catéter y una vía central de acceso por largo plazo que se coloca por debajo de la piel de la cabeza durante una cirugía. A esta clase especial de vía central de acceso se le denomina reservorio de Ommaya, y consiste en un pequeño dispositivo de forma cilíndrica que está conectado a un pequeño tubo. El tubo va al líquido cefalorraquídeo que está en una cavidad del cerebro, y el reservorio de Ommaya permanece debajo del cuero cabelludo hasta que finalice el tratamiento.

Quimioterapia intraarterial

En el tratamiento intraarterial, el medicamento de quimioterapia se coloca directamente en la arteria principal que suministra sangre al tumor. Se puede utilizar para tratar una sola área (como el hígado, un brazo o una pierna). Este método ayuda a que el tratamiento sea más específico para un área y puede ayudar a limitar el efecto que el medicamento tiene en otras partes del cuerpo.

Quimioterapia intracavitaria

Los medicamentos de quimioterapia también pueden ser administrados a través de un catéter que se coloca en una región del cuerpo que esté cerrada, como la vejiga (llamada quimioterapia intravesicular o intravesical), el abdomen (quimioterapia intraperitoneal) o el pecho (quimioterapia intrapleural).

Quimioterapia intramuscular (IM)

El medicamento se administra en un músculo a través de una aguja conectada a una jeringa (inyección).

Quimioterapia intralesional

Se introduce una aguja para administrar el medicamento directamente en el tumor. Esto es posible solamente cuando la aguja puede alcanzar al tumor de forma segura.

Quimioterapia intravesical

La quimioterapia se administra directamente en la vejiga a través de un catéter blando que permanece colocado por algunas horas para hacer un drenaje y luego se retira.

¿Dónde puedo recibir la quimioterapia por infusión o inyección?

El lugar donde reciba su quimioterapia por infusión o inyección depende de cuáles medicamentos de quimioterapia estará recibiendo, las dosis de los medicamentos, las normas del hospital, su cobertura de seguro médico, sus preferencias y lo que recomiende su médico.

Puede que la quimioterapia se administre en:

  • Su casa
  • El consultorio de su médico
  • Una clínica
  • Una sala de infusiones de un centro de atención ambulatoria
  • Un hospital

Algunos de estos centros de atención pueden contar con habitaciones privadas para administrar el tratamiento, mientras que otros administran el tratamiento a muchos pacientes juntos en una habitación amplia. Hable con su médico o enfermera sobre esto con antelación para que sepa qué esperar en su primer día.

¿Con qué frecuencia necesitaré recibir quimioterapia y por cuánto tiempo durará?

La frecuencia y la duración de la quimioterapia dependen del tipo de cáncer que usted padezca, de los objetivos del tratamiento, de los medicamentos que se van a utilizar y de la forma en que su cuerpo responda a ellos.

Puede que reciba tratamiento a diario, cada semana o cada mes, pero por lo general se administra en ciclos. Esto significa, por ejemplo, que puede que reciba quimioterapia las primeras dos semanas y dejar la tercera semana pasar sin recibir tratamiento, siguiendo un ciclo que recomienza cada tres semanas. Estas pausas libres de tratamiento permiten que su cuerpo se reconstituya con nuevas células para recuperar fuerza.

Su equipo de profesionales contra el cáncer podrá decirle cuántas sesiones de quimioterapia están planeadas y cuánto tiempo se espera que dure su tratamiento.

Muchas personas se preguntan por cuánto tiempo los medicamentos permanecen en el cuerpo y cómo se eliminan. Sus riñones y su hígado procesan la mayoría de los medicamentos de quimioterapia, para que luego sean eliminados del cuerpo a través de la orina y las heces fecales. Cuánto le tomará a su cuerpo eliminar los medicamentos dependerá de muchos factores, incluyendo el tipo de quimioterapia que recibe, otras medicinas que toma y su edad, así como qué tan bien están sus riñones y su hígado. Su equipo de profesionales contra el cáncer le indicará si requiere tomar cualquier precaución especial en función de los medicamentos que se estén suministrando. Para más información, consulte Medidas de seguridad con el uso de la quimioterapia.

Si su cáncer regresa, puede necesitar recibir quimioterapia de nuevo. Esta vez se le podrían administrar medicamentos diferentes para aliviar los síntomas o para disminuir el crecimiento o la propagación del cáncer. Los efectos secundarios pueden ser diferentes, dependiendo de los medicamentos, la dosis y cómo se administren.

¿Qué deberé comer antes de mi primer tratamiento de quimioterapia?

Una sesión de quimioterapia puede tomar desde unos cuantos minutos hasta muchas horas. Asegúrese de comer algo antes del tratamiento, a menos que su equipo de atención médica le diga algo distinto. Por lo general, las personas notan que es mejor consumir una comida ligera o un bocadillo alrededor de una hora antes de la quimioterapia. Si va a recibir tratamiento durante varias horas, pregúntele al equipo de profesionales que atiende su salud sobre las opciones para comer mientras se encuentre allí. Es posible que pueda pedir un almuerzo en algunos centros de tratamiento más grandes, o tal vez deba planificar con anticipación y llevar una comida ligera o aperitivos en una bolsa térmica o contenedor para refrigerios. Averigüe si hay algún refrigerador y horno de microondas que usted pueda usar. El centro de tratamiento podría limitar los alimentos que se pueden traer, así que asegúrese de preguntar primero a su equipo de atención médica contra el cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: noviembre 22, 2019 Actualización más reciente: noviembre 22, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.