Cambios en las uñas

Las uñas protegen los extremos de los dedos de las manos y los pies y permiten que los dedos realicen actividades como rascar o recoger objetos. Las uñas normalmente se encuentran en cada dedo de las manos y los pies. Están formadas por la placa de la uña (la parte más dura de la uña y la parte que se puede ver) y el tejido que se encuentra debajo de la placa de la uña.

Las uñas reciben sangre y nutrición del cuerpo. Están unidas al cuerpo por el lecho ungueal que es como una raíz y recibe nutrientes para mantener las uñas sanas y permitir que se formen y crezcan nuevas células ungueales. A medida que crecen, las células más nuevas expulsan a las células más viejas. Las células más viejas son empujadas hacia adelante y se vuelven más planas y duras formando la placa de la uña. La placa de la uña no tiene células vivas por lo que las uñas se pueden cortar sin dolor.

Los cambios en las uñas constituyen problemas diferentes que pueden sucederle a las uñas de las manos, las uñas de los pies o ambos. Ciertos tipos de cáncer y tratamientos del cáncer pueden causar cambios en las uñas. Estos cambios pueden ocurrir en el lecho ungueal o en la placa de la uña misma. Los cambios en las uñas pueden ser temporales o pueden durar.

Tipos de cambios en las uñas

Dependiendo de lo que esté causando cambios en sus uñas, usted podría notar cambios en su aspecto, en cómo se sienten y funcionan. También podría notar cambios en el tejido que se encuentra alrededor o debajo de las uñas. Algunos cambios comunes en las uñas incluyen:

  • Cambios en el grosor y en la fortaleza de las uñas que hacen que estas se vuelvan más débiles
  • Lechos ungueales, uñas de manos y pies adoloridas y delicadas
  • Piel seca o agrietada en las cutículas alrededor del lecho ungueal
  • Cambios en el color de las uñas o de los lechos ungueales (ya sean áreas decoloradas o pigmentadas en exceso, más oscuras de lo habitual)
  • Crestas (rebordes), marcas, hoyos, manchas, hendiduras y otras marcas inusuales o irregulares en las uñas
  • Separación de la placa de la uña del lecho ungueal, o desprendimiento de la placa de la uña
  • Crecimiento de la uña más lento de lo habitual o falta temporal de crecimiento

Cambios en las uñas en personas con cáncer

Algunos tratamientos para el cáncer pueden causar daño o cambios en las uñas. Por lo general, los tratamientos que causan cambios en las uñas son medicamentos; no obstante, la radiación también puede causar cambios en las uñas. Los diferentes tratamientos pueden afectar las células normales, como las células de las uñas, de diferentes maneras. Y sus efectos secundarios también pueden afectar las uñas de manera diferente. Una, dos, algunas o todas sus uñas podrían verse afectadas por los cambios. Algunos cambios ocurren poco después que comienza el tratamiento; sin embargo, otros cambios pueden ocurrir semanas o meses después del inicio del mismo. Algunos pueden ser temporales y otros pueden ser duraderos o permanentes.

Recuerde que si bien algunos tipos de cáncer y tratamientos del cáncer pueden ocasionar cambios en las uñas, condiciones no cancerosas y medicamentos también pueden causarlos. Es importante que hable con su médico sobre todos los problemas médicos que pueda tener y sobre los medicamentos, vitaminas, minerales y suplementos que esté tomando para que se pueda analizar su riesgo y usted sepa qué esperar.

Cambios en las uñas a los que debe prestar atención

  • Áreas oscuras cerca de la cutícula de la uña (lesiones subungueales): estas parecen moretones debajo de las uñas, y por lo general están a lo largo del borde inferior de la uña, cerca de la cutícula. Estos tipos de cambios de color se pueden ver en el cáncer de uña (llamado melanoma) y también pueden ser un efecto secundario de algunos tipos de medicamentos que se usan para tratar el cáncer.
  • Fisuras: pequeñas grietas delgadas, cortes profundos o rasgaduras en las puntas de los dedos, la placa de la uña o el lecho ungueal, que pueden ser muy dolorosos.
  • Hemorragias (hemorragia en astilla): pequeñas líneas rojas en las uñas que son pequeñas áreas de sangrado debajo de la placa de la uña.
  • Hiperpigmentación: las placas de las uñas generalmente son translúcidas (transparentes). Algunos medicamentos o radiación pueden hacer que se oscurezca la piel o la uña misma. En general, este oscurecimiento es temporal; no obstante, a veces es permanente y puede ocurrir en algunas partes de la uña o en toda la uña.
  • Inflamación (paroniquia): enrojecimiento y a veces hinchazón del lecho ungueal y alrededor de los dedos de la mano o del pie, a veces con una infección que es bacteriana o fúngica (micótica), que puede ser muy dolorosa y puede limitar su capacidad para hacer las actividades cotidianas normales.
  • Levantamiento de la placa de la uña (onicólisis): normalmente es una afección temporal, pero puede causar molestias. Si la uña se separa del lecho ungueal, es probable que la uña se caiga y se convierta en un lugar donde fácilmente podría aparecer una infección.
  • Pérdida de la uña: pérdida completa de la placa de la uña. Algunos medicamentos hacen que la placa de la uña se afloje por completo y se pierda. Esto es temporal pero puede ser doloroso como así también aumentar el riesgo de infección.
  • Crestas o líneas en la placa de la uña: algunos medicamentos causan crestas (rebordes) de aspectos diferentes o líneas de diferentes colores en la placa de la uña. Estas pueden aparecer y permanecer durante todo el tratamiento y por lo general desaparecen cuando la uña crece por completo. Normalmente estos tipos de cambios no son dolorosos.

Tratamientos del cáncer que causan cambios en las uñas

Algunos medicamentos que se usan para tratar el cáncer pueden detener el crecimiento de las uñas por completo mientras se los toma. Si está recibiendo tratamiento en ciclos, las uñas pueden empezar a crecer un poco entre los ciclos, pero pueden producir líneas blancas horizontales en la placa de la uña, llamadas líneas de Beau. Estas líneas son inofensivas y normalmente desaparecerán una vez que el tratamiento termine.

Aquí se detallan algunos de los cambios que puede tener en las uñas y algunos de los medicamentos para tratar el cáncer que pueden causarlos. Tomar más de un medicamento que puede causar cambios en las uñas puede aumentar la gravedad de los efectos secundarios.

Tipo de cambio en las uñas

Algunos tratamientos del cáncer que pueden causarlo

Áreas oscuras en la cutícula

Terapia dirigida de inhibidores de la angiogénesis de multicinasa (sorafenib, sunitinib)

Uñas sobrepigmentadas (hiperpigmentadas)

Quimioterapia como Bleomicina, capecitabina, ciclofosfamida, dacarbazina, daunorrubicina, doxorrubicina, idarrubicina, melfalán, metotrexato

Terapia dirigida, como inhibidores de EGFR (erlotinib, gefitinib) y anticuerpos monoclonales (cetuximab, panitumumab)

 

Fisuras (surcos profundos)

Terapia dirigida o anticuerpos monoclonales de inmunoterapia (cetuximab, panitumumab)

Hemorragias (hemorragia en astilla)

Taxanos de quimioterapia (doxorrubicina, paclitaxel, nab-paclitaxel)

Inflamación (paroniquia)

Taxanos de quimioterapia (doxorrubicina, docetaxel, paclitaxel, nab-paclitaxel)

Terapia dirigida con inhibidores de EGFR (erotinib, gefitinib, dacomitinib), anticuerpos monoclonales (cetuximab, necitumumab, panitumumab) e inhibidores de mTOR (everolimus, temsirolimus)

Levantamiento del lecho ungueal (onicólisis)

Quimioterapia, como dacarbazina, daunorrubicina y mitoxantrona

Terapia dirigida, como inhibidores de mTOR (everolimus, temsirolimus)

Pérdida de la uña

Quimioterapia, como bleomicina y 5-fluorouracilo (5-FU)

Crestas, líneas, pliegues u otra decoloración

Quimioterapia, como ciclofosfamida, doxorrubicina, docetaxel, hidroxiurea, idarrubicina, ifosfamida y 5-fluorouracilo (5-FU)

Cómo manejar los cambios en las uñas

Muchos cambios en las uñas que ocurren durante el tratamiento del cáncer pueden afectar su apariencia. Por ejemplo, las crestas (rebordes) o líneas en las uñas generalmente no son dolorosas, pero causan cambios en cómo se ven y cómo se sienten las uñas. Una vez que el tratamiento que causa los cambios finaliza, los cambios normalmente desaparecerán con el tiempo a medida que la uña crezca. Los cambios en las uñas que probablemente sean temporales incluyen:

  • Cambios en el color de la uña (áreas oscuras; hiperpigmentación)
  • Hemorragias en astilla
  • Crestas, líneas y pliegues en la uña

Para los cambios menores y no dolorosos en las uñas, lo siguiente puede resultar útil:

  • Proteger las uñas con hendiduras, crestas y delicadas usando esmalte (laca) de uñas soluble en agua o un barniz de uñas recetado (que puede prescribir su médico) para proteger sus uñas.
  • Pueden prescribirle biotina (un suplemento dietético) para fortalecer sus uñas. Pregunte a su médico si es seguro que tome biotina.

Sin embargo, algunos cambios son dolorosos o involucran una infección y requieren tratamiento.  Hable con su médico sobre lo que es mejor para su situación antes de probar cualquier cosa en casa.

  • Inflamación de la uña (paroniquia): el tratamiento recomendado por su médico podría incluir usar una pomada con esteroides y sumersión en una solución de vinagre blanco y agua (1 parte de vinagre por 1 parte de agua), compresas con desinfectantes, medicamentos antiinflamatorios por vía oral o antibióticos
  • Levantamiento del lecho ungueal (onicólisis): para aliviar el dolor se puede recomendar la extirpación quirúrgica de parte de la placa de la uña.
  • Infecciones en la uña (bacteriana o fúngicas): el médico puede recomendar una pomada antibacteriana para aplicarla regularmente en la uña y en el lecho ungueal
  • Fisuras (surcos profundos que se pueden abrir o causar la división de la uña): para aliviar el dolor se puede recomendar la extirpación quirúrgica de parte de la placa de la uña

¿Qué puede hacer el paciente?

Probablemente no sea posible prevenir los cambios en las uñas; sin embargo, usted puede hacer algunas cosas para ayudar a controlar los cambios menores en las uñas y evitar que empeoren. Algunas cosas que puede hacer son:

  • Examinar sus manos y pies todos los días para ver si hay cambios en sus uñas
  • Usar una laca de uñas soluble en agua sobre las uñas que tienen crestas (rebordes), que son delicadas o que se están dividiendo, para fortalecerlas y protegerlas
  • Informar a su equipo de atención médica tan pronto ve cambios en las uñas
  • Mantener sus uñas cortas. Las uñas cortas tienen menos probabilidades de romperse o de quedar atrapadas.
  • Mantener sus uñas limpias para evitar infecciones
  • Proteger sus manos cuando las pone en agua (como al lavar los platos), hacer jardinería o limpieza. Usar guantes cuando hace estas tareas para proteger sus uñas
  • No se haga la manicure profesional mientras recibe tratamiento para el cáncer
  • Usar calzado holgado
  • Evitar la presión sobre el lecho ungueal (de los dedos de las manos y los pies)
  • Si está tomando un medicamento de taxanos (especialmente docetaxel), considere aplicar compresas frías en las uñas durante 15 minutos antes de la infusión del medicamento, durante la infusión y por 15 minutos después de la infusión. Esto puede prevenir el levantamiento de la uña.

Es importante informar a su equipo de atención médica tan pronto como note algún cambio previsto o imprevisto en sus uñas. Prevenir y evitar lesiones en las uñas constituye una parte importante para mantener sus uñas lo más sanas posible.

Si recibe medicamentos para tratar los cambios en sus uñas, asegúrese de decirle a su médico cómo le está surtiendo efecto el medicamento o si surgen problemas nuevos.

Preguntas que debe hacer sobre los problemas en las uñas

Si está preocupado por problemas en las uñas o si corre riesgo de presentar cambios en las uñas, aquí se brindan algunas preguntas para hacerle a su equipo de atención médica:

  • ¿Debo usar laca protectora para uñas? Si no es así, ¿Por qué no?
  • ¿Puedo continuar con mi cuidado y tratamiento de uñas actual? Asegúrese de explicar si recibe tratamientos especiales de salón, como uñas o esmaltes de acrílico o de gel.
  • ¿Puede mi tratamiento causar cambios en las uñas? ¿Qué cambios debo esperar?
  • ¿Cuándo puedo esperar que comiencen estos cambios? ¿Cuándo terminarán?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para evitar estos cambios?
  • Si noto un cambio en mis uñas, ¿qué puedo hacer al respecto?
  • ¿Hay otros medicamentos que deba evitar si tengo cambios en las uñas?
  • Tener cambios en las uñas ¿hará que tenga que demorar, pausar o detener mi tratamiento del cáncer? Si esto sucede, ¿cuáles son mis opciones?

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: febrero 1, 2020 Actualización más reciente: febrero 1, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.

The American Cancer Society medical and editorial content team

Our team is made up of doctors and oncology certified nurses with deep knowledge of cancer care as well as journalists, editors, and translators with extensive experience in medical writing.

 

Alzahrani MF, AlJasser MI. Nail changes during chemotherapy. New Eng J Med. 2018;379:1561. Accessed at https://www.nejm.org/doi/10.1056/NEJM on December 17, 2019.

Capriott K, Capriotti J, Pelletier J, Stewart K. Chemotherapy-associated paronychia treated with 2% povidone-iodine: A series of cases. CancerManag Res. 2017;9:225-228.

Chu N-S, Wu I-C, Chen L-T, Chin Y-Y. Beau’s lines in nails: An indicator of recent docetaxel and 5-FU use. Kaohsiung J Med Sci. 2018;34:181-183.

Cubero DIG Abdalla BMZ, Schoueri J, et al. Cutaneous side effects of molecularly targeted therapies for the treatment of solid tumors. Drugs Context. 2018;7:212516. Accessed at https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6052912/ on December 16, 2019

Dasanu CA, Alvarez-Argote J, Lippman SM, Plaxe SC. Longitudinal thumbnail fissures due to erlotinib therapy for lung cancer. J Oncol Pharm Pract. 2018;24:299-231.

Lacouture M, Sibaud V. Toxic side effects of targeted therapies and immunotherapies affecting the skin, oral mucosa, hair, and nails. Am J Clin Dermatol. 2018;19(Suppl 1):31-39.

Lacouture ME, Anadkat M, Jatoi A et al. Dermatologic toxicity occurring during anti-EGFR monoclonal inhibitor therapy in patients with metastatic colorectal cancer: A systematic review. Clin Colorectal Cancer. 2018;17:85-96.

Lacouture ME. Management of dermatologic toxicities. Highlights of the NCCN 20th annual conference. J Natl Compr Canc Netw. 2015;23:282-288.

Matthews NH, Moustafa F, Kaskas NM, Robinson-Bostom L, & Pappas-Taffer L. Dermatologic toxicities of anticancer therapy. In Niederhuber  JE, Armitage JO, Kastan MB, Doroshow JH,  Tepper, JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:621-648.

Stulhofer Buzina D, Martinac I, Ledic Drvar D, et al. The most common cutaneous side effects of epidermal growth factor receptor inhibitors and their management. Acta Dermatovenerol Croat. 2015;23:282-288.

References

 

Alzahrani MF, AlJasser MI. Nail changes during chemotherapy. New Eng J Med. 2018;379:1561. Accessed at https://www.nejm.org/doi/10.1056/NEJM on December 17, 2019.

Capriott K, Capriotti J, Pelletier J, Stewart K. Chemotherapy-associated paronychia treated with 2% povidone-iodine: A series of cases. CancerManag Res. 2017;9:225-228.

Chu N-S, Wu I-C, Chen L-T, Chin Y-Y. Beau’s lines in nails: An indicator of recent docetaxel and 5-FU use. Kaohsiung J Med Sci. 2018;34:181-183.

Cubero DIG Abdalla BMZ, Schoueri J, et al. Cutaneous side effects of molecularly targeted therapies for the treatment of solid tumors. Drugs Context. 2018;7:212516. Accessed at https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6052912/ on December 16, 2019

Dasanu CA, Alvarez-Argote J, Lippman SM, Plaxe SC. Longitudinal thumbnail fissures due to erlotinib therapy for lung cancer. J Oncol Pharm Pract. 2018;24:299-231.

Lacouture M, Sibaud V. Toxic side effects of targeted therapies and immunotherapies affecting the skin, oral mucosa, hair, and nails. Am J Clin Dermatol. 2018;19(Suppl 1):31-39.

Lacouture ME, Anadkat M, Jatoi A et al. Dermatologic toxicity occurring during anti-EGFR monoclonal inhibitor therapy in patients with metastatic colorectal cancer: A systematic review. Clin Colorectal Cancer. 2018;17:85-96.

Lacouture ME. Management of dermatologic toxicities. Highlights of the NCCN 20th annual conference. J Natl Compr Canc Netw. 2015;23:282-288.

Matthews NH, Moustafa F, Kaskas NM, Robinson-Bostom L, & Pappas-Taffer L. Dermatologic toxicities of anticancer therapy. In Niederhuber  JE, Armitage JO, Kastan MB, Doroshow JH,  Tepper, JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:621-648.

Stulhofer Buzina D, Martinac I, Ledic Drvar D, et al. The most common cutaneous side effects of epidermal growth factor receptor inhibitors and their management. Acta Dermatovenerol Croat. 2015;23:282-288.

Última revisión médica completa: febrero 1, 2020 Actualización más reciente: febrero 1, 2020