Fiebre

La fiebre se define como temperatura corporal de 38° C (100.5 °F) o más (al tomar la temperatura por vía oral) que más a menudo aumenta y disminuye a través del día. La fiebre usualmente es causada por una infección. Otras causas de la fiebre incluyen las enfermedades inflamatorias, las reacciones a los medicamentos o los crecimientos tumorales. En algunos casos no se puede identificar la causa. Cuando hay una infección, la fiebre causa que el cuerpo “se caliente” para tratar de combatir cualquier organismo invasor. La fiebre es un importante mecanismo de defensa natural contra las bacterias.

Las personas que reciben quimioterapia tienen más probabilidades de contraer una infección porque les han disminuido los glóbulos blancos necesarios para combatir las infecciones (refiérase a la sección titulada “ Infección”). En cualquier farmacia se puede adquirir un termómetro oral que sea fácil de usar y de leer (uno para tomar su temperatura en la boca) para que pueda revisar su temperatura y saber si tiene fiebre.

Qué señales debe observar

  • Aumento en la temperatura de la piel.
  • Calor.
  • Sensación de cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de frío
  • Escalofríos
  • Dolores musculares.
  • Erupciones en la piel.
  • Cualquier área nueva que muestre inflamación o enrojecimiento.
  • Pus o secreción amarillenta que proviene de una herida o de otra parte.
  • Tos reciente o dificultad para respirar.
  • Surgimiento de dolor abdominal.
  • Ardor o dolor al orinar.
  • Dolor de garganta.
  • Señales de confusión, de olvidar las cosas, de no tener sentido en lo que dice o que no pueda decir en qué lugar se encuentra. Refiérase a la sección “ Confusión”.

Lo que el paciente puede hacer

  • Si comienza a sentirse caliente o frío, verifique su temperatura por la boca cada dos a tres horas. Si no puede mantener el termómetro en su boca, manténgalo debajo de su brazo o en su axila.
  • Lleve un registro anotando la temperatura cada vez que se la tome.
  • Tome muchos líquidos (como agua, jugos de frutas, paletas de hielo y sopas).
  • Descanse lo suficiente.
  • Use una compresa fría en su frente si está caliente
  • Tome acetaminofén (Tylenol®) u otro medicamento para bajar la fiebre, sólo si así se lo indican.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Preste atención a escalofríos con temblor, y tome la temperatura del paciente después de que finalice el temblor.
  • Tome la temperatura colocando el termómetro en la boca del paciente o en su axila. (No tome la temperatura en el recto a menos que le hayan indicado que debe hacerlo).
  • Ofrezca al paciente más líquidos y bocadillos.
  • Ayude al paciente a tomar los medicamentos en el horario indicado por el médico.
  • Para ayudar a prevenir la fiebre y las infecciones, exhorte a las personas que tengan diarrea, fiebre, tos o gripe y que desean visitar al paciente, que se abstengan de hacerlo y en su lugar le llamen por teléfono hasta que se hayan recuperado.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • Está confundido, no sabe dónde se encuentra, se vuelve olvidadizo o lo que dice no tiene sentido (lea la sección titulada “ Confusión”).
  • Tiene una temperatura de 100.5°F (38°C) o más en un termómetro oral.
  • Presenta dos o más de los síntomas que aparecen en la sección “Qué señales debe observar”.
  • Tiene fiebre que dura más de 24 horas (o fiebre que desaparece y vuelve a surgir dentro de 24 horas).
  • Tiene escalofríos con temblor.
  • No puede tomar líquidos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

 

Last Medical Review: September 18, 2015 Last Revised: May 18, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.