Picazón (comezón)

La picazón a menudo es una sensación molesta que puede causar inquietud, ansiedad, llagas en la piel e infección. Es posible que escuche a su equipo de atención médica referirse a la picazón como prurito. En los pacientes con cáncer, la picazón puede ser causada por:

  • Tratamientos de cáncer como quimioterapia, radiación, terapia dirigida o inmunoterapia
  • El cáncer mismo
  • Determinados medicamentos que se utilizan como parte del tratamiento del cáncer tales como analgésicos, medicamentos para las náuseas y los vómitos o tratamientos con hormonas
  • Otras causas de picazón pueden incluir piel seca, infección o una afección que no sea cáncer

La picazón continua puede hacer que la piel se agriete, sangre o se infecte especialmente si la piel está agrietada. La picazón puede ser un signo de infección, por lo tanto; asegúrese de informar a su médico sobre cualquier picazón nueva que pudiera tener. Es importante que conozca y comunique a su equipo de atención médica lo que podría empeorar o mejorar su picazón para que pueda proteger su piel y mantenerse cómodo.

¿A qué debe prestar atención?

  • Piel seca, enrojecida, áspera y escamosa
  • Color amarillento en la piel o en el área blanca de los ojos
  • Irritaciones y erupciones
  • Marcas de rascado
  • Llagas en la piel
  • Rascarse cuando usted no lo note

¿Qué puede hacer el paciente?

Cómo aliviar la picazón en la piel

  • Pregunte a su farmacéutico sobre cremas para la piel que no contengan alcohol o fragancia. Aplíquelas dos o tres veces al día, especialmente después del baño, mientras la piel esté húmeda. Pregúntele a su equipo de atención médica qué cremas podrían ser seguras para usted.
  • En lugar de usar agua caliente, báñese con agua tibia
  • Añada bicarbonato, avena (en un paño o una bolsita de malla), o aceite para el baño al agua con que se va a bañar
  • Lave su piel suavemente usando un jabón suave sin perfume y una toallita suave
  • Cuando se seque, trate de no frotar la piel En cambio, seque su piel mediante palmaditas suaves
  • Use bicarbonato, en vez de desodorante
  • Evite aplicarse en la piel productos con fragancia o que contengan alcohol (como, talcos o polvos, loción para después de afeitarse y perfumes). Los polvos a base de maicena pueden  acumularse en las áreas húmedas y causar irritación.
  • Use una afeitadora eléctrica en vez de un rastrillo o navaja de rasurar para evitar heridas o irritación
  • Mantenga la habitación fresca entre (60°F a 70°F) y bien ventilada para evitar el sudor
  • Use ropa holgada de tela suave para evitar que la piel se irrite
  • Tome bastante agua y otros líquidos
  • Descanse lo suficiente. Pregunte sobre el uso de medicamentos (antihistamínicos) en caso de que la picazón le impida dormir.
  • Pídele sugerencias a su equipo de atención médica sobre cómo reducir o prevenir la picazón. Si la picazón es grave, el médico puede recetar medicamentos para ayudar a aliviar la picazón.

Para reducir el deseo de rascarse

  • Aplique compresas de agua fría a la piel (como hielo triturado en una bolsa de plástico y envuelta en una toalla de papel humedecida). Retírelas cuando deje de estar fría y deje  secar la piel. Úselas de nuevo según lo requiera.
  • Mantenga las uñas limpias y cortas. Use guantes de tela si se rasca sin darse cuenta.
  • En lugar de rascar la piel, pruebe la frotación, la presión o vibración. Evite desgarrar la piel.
  • Use ropa holgada y suave
  • Distráigase con la música, la lectura y con la compañía de otras personas
  • Tome los medicamentos contra la picazón según se los recetaron

¿Qué puede hacer el cuidador del paciente?

  • Trate de usar detergentes suaves sin fragancia para lavar la ropa del paciente y la ropa de cama
  • Si el paciente se rasca durante el tiempo que duerme, pídale que use guantes limpios de algodón para reducir la posibilidad de daño a la piel.

Llame al equipo de atención médica si el paciente

  • Siente picazón que no desaparece después de dos o más días
  • Presenta piel de color amarillento o el color de la orina se torna del color del té
  • Se rasca hasta sangrar o rasgar la piel
  • Desarrolla erupción que empeora después de aplicarse cremas o ungüentos
  • Tiene ampollas, piel de color rojo brillante, o costras en la piel
  • Tiene secreción de un líquido maloliente o pus en la piel
  • Siente ansiedad, intranquilidad (desvelo debido a la picazón)
  • Desarrolla urticaria (ronchas blancas o rojas en la piel), dificultad para respirar, hinchazón de la garganta o cara, u otros signos de reacción alérgica grave.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

 

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Escrito por

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Referencias

 

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Actualización más reciente: febrero 1, 2020