Picazón (comezón)

La picazón a menudo es una sensación molesta que puede causar inquietud, ansiedad, llagas en la piel e infección. Es posible que escuche a su equipo de atención médica referirse a la picazón como prurito. En los pacientes con cáncer, la picazón puede ser causada por:

  • Tratamientos de cáncer como quimioterapia, radiación, terapia dirigida o inmunoterapia
  • El cáncer mismo
  • Determinados medicamentos que se utilizan como parte del tratamiento del cáncer tales como analgésicos, medicamentos para las náuseas y los vómitos o tratamientos con hormonas
  • Otras causas de picazón pueden incluir piel seca, infección o una afección que no sea cáncer

La picazón continua puede hacer que la piel se agriete, sangre o se infecte especialmente si la piel está agrietada. La picazón puede ser un signo de infección, por lo tanto; asegúrese de informar a su médico sobre cualquier picazón nueva que pudiera tener. Es importante que conozca y comunique a su equipo de atención médica lo que podría empeorar o mejorar su picazón para que pueda proteger su piel y mantenerse cómodo.

¿A qué debe prestar atención?

  • Piel seca, enrojecida, áspera y escamosa
  • Color amarillento en la piel o en el área blanca de los ojos
  • Irritaciones y erupciones
  • Marcas de rascado
  • Llagas en la piel
  • Rascarse cuando usted no lo note

¿Qué puede hacer el paciente?

Cómo aliviar la picazón en la piel

  • Pregunte a su farmacéutico sobre cremas para la piel que no contengan alcohol o fragancia. Aplíquelas dos o tres veces al día, especialmente después del baño, mientras la piel esté húmeda. Pregúntele a su equipo de atención médica qué cremas podrían ser seguras para usted.
  • En lugar de usar agua caliente, báñese con agua tibia
  • Añada bicarbonato, avena (en un paño o una bolsita de malla), o aceite para el baño al agua con que se va a bañar
  • Lave su piel suavemente usando un jabón suave sin perfume y una toallita suave
  • Cuando se seque, trate de no frotar la piel En cambio, seque su piel mediante palmaditas suaves
  • Use bicarbonato, en vez de desodorante
  • Evite aplicarse en la piel productos con fragancia o que contengan alcohol (como, talcos o polvos, loción para después de afeitarse y perfumes). Los polvos a base de maicena pueden  acumularse en las áreas húmedas y causar irritación.
  • Use una afeitadora eléctrica en vez de un rastrillo o navaja de rasurar para evitar heridas o irritación
  • Mantenga la habitación fresca entre (60°F a 70°F) y bien ventilada para evitar el sudor
  • Use ropa holgada de tela suave para evitar que la piel se irrite
  • Tome bastante agua y otros líquidos
  • Descanse lo suficiente. Pregunte sobre el uso de medicamentos (antihistamínicos) en caso de que la picazón le impida dormir.
  • Pídele sugerencias a su equipo de atención médica sobre cómo reducir o prevenir la picazón. Si la picazón es grave, el médico puede recetar medicamentos para ayudar a aliviar la picazón.

Para reducir el deseo de rascarse

  • Aplique compresas de agua fría a la piel (como hielo triturado en una bolsa de plástico y envuelta en una toalla de papel humedecida). Retírelas cuando deje de estar fría y deje  secar la piel. Úselas de nuevo según lo requiera.
  • Mantenga las uñas limpias y cortas. Use guantes de tela si se rasca sin darse cuenta.
  • En lugar de rascar la piel, pruebe la frotación, la presión o vibración. Evite desgarrar la piel.
  • Use ropa holgada y suave
  • Distráigase con la música, la lectura y con la compañía de otras personas
  • Tome los medicamentos contra la picazón según se los recetaron

¿Qué puede hacer el cuidador del paciente?

  • Trate de usar detergentes suaves sin fragancia para lavar la ropa del paciente y la ropa de cama
  • Si el paciente se rasca durante el tiempo que duerme, pídale que use guantes limpios de algodón para reducir la posibilidad de daño a la piel.

Llame al equipo de atención médica si el paciente

  • Siente picazón que no desaparece después de dos o más días
  • Presenta piel de color amarillento o el color de la orina se torna del color del té
  • Se rasca hasta sangrar o rasgar la piel
  • Desarrolla erupción que empeora después de aplicarse cremas o ungüentos
  • Tiene ampollas, piel de color rojo brillante, o costras en la piel
  • Tiene secreción de un líquido maloliente o pus en la piel
  • Siente ansiedad, intranquilidad (desvelo debido a la picazón)
  • Desarrolla urticaria (ronchas blancas o rojas en la piel), dificultad para respirar, hinchazón de la garganta o cara, u otros signos de reacción alérgica grave.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

 

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Referencias

 

Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, et al (Eds). Harrison’s Principles of Internal Medicine, 17th ed. New York: McGraw-Hill Medical, 2008.

Camp-Sorrell D, Hawkins RA. Clinical Manual for the Oncology Advanced Practice Nurse, Second Ed. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Cope DG, Reb AM. An Evidence-Based Approach to the Treatment and Care of the Older Adult with Cancer. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Houts PS, Bucher JA. Caregiving, Revised ed. Atlanta: American Cancer Society, 2003.

Kaplan M. Understanding and Managing Oncologic Emergencies: A Resource for Nurses. Pittsburgh: Oncology Nursing Society, 2006.

Kuebler KK, Berry PH, Heidrich DE. End-of-Life Care: Clinical Practice Guidelines. Philadelphia: W.B. Saunders Co. 2002.

National Comprehensive Cancer Network. Palliative Care. Version 1.2015. Accessed at www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/palliative.pdf on March 19, 2015.

Oncology Nursing Society. Cancer Symptoms. Accessed at www.cancersymptoms.org on April 3, 2013.

Ripamonti C, Bruera E. Gastrointestinal Symptoms in Advanced Cancer Patients. New York: Oxford University Press, 2002.

Varricchio CG. A Cancer Source Book for Nurses, 8th ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Yarbro CH, Frogge MH, Goodman M. Cancer Symptom Management, 3rd ed. Sudbury, MA: Jones and Bartlett, 2004.

Última revisión médica completa: febrero 1, 2020 Actualización más reciente: febrero 1, 2020

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.