Citocinas y sus efectos secundarios

Las citocinas son pequeñas proteínas que son cruciales para controlar el crecimiento y la actividad de otras células del sistema inmunitario y las células sanguíneas. Cuando se liberan, le envían una señal al sistema inmunitario para que cumpla con su función. Las citocinas afectan el crecimiento de todas las células sanguíneas y otras células que ayudan a las respuestas inmunitarias e inflamatorias del organismo. También ayudan a aumentar la actividad contra el cáncer mediante el envío de señales que pueden ayudar a que las células anormales mueran y las células normales vivan más tiempo.

Un tipo específico de citocina se llama quimiocina. Una quimiocina puede provocar que las células inmunitarias se muevan hacia un objetivo. Hay diferentes tipos de quimiocinas, incluyendo interleucinas, interferones, factores de necrosis tumoral, factores de crecimiento.

Algunas citocinas se pueden producir en un laboratorio y se utilizan para tratar el cáncer. Algunas se utilizan para ayudar a prevenir o controlar los efectos secundarios de la quimioterapia. Se inyectan, ya sea debajo de la piel, en un músculo o en una vena. Los más comunes son las interleucinas y los interferones.

Interleucinas

Las interleucinas son un grupo de citocinas que actúan como señales químicas entre los glóbulos blancos. La interleucina-2 (IL-2) ayuda a que las células del sistema inmunitario crezcan y se dividan con mayor rapidez. El uso de IL-2 sintética ha sido aprobado para tratar el cáncer de riñón avanzado y el melanoma metastásico. La IL-2 se puede utilizar como un tratamiento de un solo medicamento para estos tipos de cáncer, o se puede combinar con quimioterapia o con otras citocinas como el interferón alfa.

Los efectos secundarios de  la IL-2 pueden incluir síntomas similares a los de la influenza (gripe), como escalofríos, fiebre, cansancio y confusión. Algunas personas presentan náuseas, vómitos o diarrea. Muchas personas desarrollan presión arterial baja que puede tratarse con otros medicamentos. Los efectos secundarios infrecuentes, pero potencialmente graves incluyen un latido cardíaco anormal, dolor en el pecho, y otros problemas cardíacos. Debido a estos posibles efectos secundarios, si la IL-2 se administra en dosis altas, debe hacerse en un hospital.

Otras interleucinas, como IL-7, IL-12 y IL-21, también continúan bajo estudio para saber si se pueden usar contra el cáncer, tanto como adyuvantes o como agentes independientes.

Interferones

Los interferones son sustancias químicas que ayudan al organismo a resistir las infecciones por virus y los cánceres. Los tipos de interferón (IFN) llevan el nombre de las primeras tres letras del alfabeto griego:

  • IFN-alfa
  • IFN-beta
  • IFN-gamma

Solo el IFN-alfa se utiliza para tratar el cáncer. El IFN-alfa aumenta la capacidad de ciertas células inmunitarias para atacar las células cancerosas. También puede desacelerar el crecimiento de las células cancerosas directamente, así como de los vasos sanguíneos que los tumores necesitan para crecer.

El IFN-alfa se puede utilizar para tratar estos cánceres:

  • Leucemia de células peludas
  • Leucemia mieloide crónica (CML)
  • Linfoma folicular no Hodgkin
  • Linfoma cutáneo (piel) de células T
  • Cáncer de riñón
  • Melanoma
  • Sarcoma de Kaposi

Algunos efectos secundarios de los interferones son:

  • Síntomas similares a los de la gripe (escalofríos, fiebre, dolor de cabeza, cansancio, pérdida del apetito, náuseas, vómitos)
  • Un recuento bajo en el nivel de glóbulos blancos que incrementa el riesgo de infecciones.
  • Erupciones en la piel
  • Cabello demasiado fino (debilitado)

Estos efectos secundarios pueden ser graves y pueden provocar que el tratamiento con interferón sea difícil de tolerar para muchas personas. La mayoría de los efectos secundarios no duran mucho tiempo después de que el tratamiento se suspende, pero el cansancio puede durar más tiempo. Otros efectos infrecuentes a largo plazo incluyen daño a los nervios, incluyendo los del cerebro y la médula espinal.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Referencias

Última revisión médica completa: diciembre 27, 2019 Actualización más reciente: diciembre 27, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.