Cómo se usa la inmunoterapia para tratar el cáncer

La inmunoterapia es un tratamiento que utiliza ciertas partes del sistema inmunitario de una persona para combatir enfermedades como el cáncer. Esto se puede hacer de varias maneras:

  • Estimulando o reforzando las defensas naturales del sistema inmunitario para que éste busque y ataque a las células cancerosas con más vigor o con mayor eficiencia
  • Fabricando sustancias en el laboratorio que sean similares a unos componentes del sistema inmunitario y usarlas para ayudar a restaurar o mejorar el modo en que el  sistema inmunitario encuentra  y ataca a las células cancerosas

En las últimas décadas, la inmunoterapia se ha convertido en una parte importante del tratamiento de algunos tipos de cáncer. Se están probando y aprobando nuevos tratamientos de inmunoterapia, y se están descubriendo nuevas formas de trabajar con el sistema inmunitario a un ritmo muy rápido.

La inmunoterapia funciona mejor para algunos tipos de cáncer que para otros. Se utiliza sola para tratar algunos de estos tipos de cáncer, pero para otros parece funcionar mejor cuando se utiliza con otros tipos de tratamiento.

¿Cuál es la función del sistema inmunitario?

Su sistema inmunitario es un conjunto de órganos, células especializadas y sustancias que ayudan a protegerlo de infecciones y algunas otras enfermedades. Las células inmunitarias y las sustancias viajan a través del cuerpo para protegerlo de los gérmenes que causan infecciones. También ayudan a protegerlo del cáncer.

El sistema inmunitario mantiene un registro de todas las sustancias que normalmente se encuentran en su cuerpo. Cualquier sustancia nueva que el sistema inmunitario no reconozca provoca una alarma, causando que el sistema la ataque. Por ejemplo, los gérmenes contienen sustancias tales como ciertas proteínas que normalmente no se encuentran en el cuerpo humano. El sistema inmunitario los identifica como "extraños" y los ataca. La respuesta inmunitaria puede destruir cualquier cosa que contenga a la sustancia extraña, como gérmenes o células cancerosas.

Sin embargo, al sistema inmunitario se le hace más difícil atacar a las células cancerosas. Esto se debe a que el cáncer se produce cuando las células sanas y normales cambian o  se alteran y comienzan a crecer sin control. Debido a que las células cancerosas en realidad comienzan como células normales, el sistema inmunitario no siempre las reconoce como extrañas.

Es evidente que el sistema inmunitario tiene una capacidad limitada para combatir el cáncer, porque muchas personas con sistemas inmunitarios saludables aún desarrollan cáncer:

  • A veces, el sistema inmunitario no identifica a las células cancerosas como extrañas porque las células no son lo suficientemente diferentes de las células normales.
  • A veces, el sistema inmunitario reconoce a las células cancerosas, pero la respuesta puede que no sea lo suficientemente fuerte como para destruir el cáncer.
  • Las mismas células cancerosas también pueden liberar sustancias que impiden que el sistema inmunitario las encuentre y las ataque.

Para superar esto, los investigadores han encontrado maneras de ayudar al sistema inmunitario a reconocer las células cancerosas y fortalecer su respuesta para que las destruya. De esta manera, su propio cuerpo en realidad se está deshaciendo del cáncer, con algo de ayuda de la ciencia.

Tipos de inmunoterapia contra el cáncer

Hay varios tipos principales de inmunoterapia para tratar el cáncer, y muchos otros están  en estudio. Para obtener más información sobre la inmunoterapia como tratamiento para un cáncer específico, consulte Sobre el cáncer y elija un tipo de cáncer.

  • Inhibidores de puestos de control inmunitarios: estos medicamentos retiran los frenos del sistema inmunitario, lo que ayuda a que identifique y ataque a las células cancerosas.
  • Terapia de células T con receptores quiméricos de antígenos (CAR-T): en esta terapia se obtienen algunas células T de la sangre de un paciente, se mezclan con un virus especial que hace que las células T aprendan a unirse a las células tumorales, y luego se devuelven las células al paciente para que puedan encontrar al cáncer, se le unan y lo eliminen.
  • Citocinas: este tratamiento utiliza citocinas (pequeñas proteínas que transportan mensajes entre las células) para estimular a las células inmunitarias a atacar al cáncer.
  • Inmunomoduladores: este grupo de medicamentos generalmente estimula partes del sistema inmunitario para tratar ciertos tipos de cáncer.
  • Vacunas contra el cáncer: las vacunas son sustancias que se inyectan en el cuerpo para iniciar una respuesta inmunitaria contra ciertas enfermedades. Por lo general, pensamos que se administran a personas sanas para ayudar a prevenir infecciones. Sin embargo, algunas vacunas pueden ayudar a prevenir o a tratar el cáncer.
  • Anticuerpos monoclonales (mABs o Moabs): son proteínas del sistema inmunitario fabricadas artificialmente en el laboratorio. Los mAbs pueden ser muy útiles en el tratamiento del cáncer porque pueden ser diseñados para atacar una parte muy específica de una célula cancerosa.
  • Virus oncolíticos: este tratamiento utiliza virus que han sido modificados en un laboratorio para infectar y eliminar a ciertas células tumorales.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Referencias

Última revisión médica completa: diciembre 27, 2019 Actualización más reciente: diciembre 27, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.