Inhibidores de puestos de control inmunitarios y sus efectos secundarios

Una función importante del sistema inmunitario es su capacidad de distinguir entre las células normales en el cuerpo y aquellas que identifica como “extrañas”. Esto permite que el sistema inmunitario ataque a las células extrañas dejando solamente a las células normales. Para ello, utiliza “puestos de control”. Los puestos de control inmunitarios son moléculas en ciertas células inmunitarias que necesitan ser activadas (o inactivadas) para iniciar una respuesta inmune.

En ocasiones, las células cancerosas encuentran la forma de usar estos puestos de control para evitar ser atacadas por el sistema inmunitario. Aun así, los medicamentos que tienen como blanco a estos puestos de control tienen un futuro prometedor como tratamientos contra el cáncer. Estos medicamentos se denominan inhibidores de puestos de control.

Es importante saber que los inhibidores de puestos de control utilizados para tratar el cáncer no funcionan en absoluto directamente en el tumor. Estos solo remueven los frenos de una respuesta inmune que ha comenzado pero que aún no ha estado trabajando a toda potencia.

Inhibidores de puestos de control dirigidos a PD-1 o PD-L1

La PD-1 es una proteína de los puestos de control inmunitarios que se encuentra en las células inmunes llamadas células T. Normalmente actúa como un tipo de "interruptor" que ayuda a evitar que las células T ataquen a otras células en el organismo cuando se une a la PD-L1, una proteína en algunas células normales (y cancerosas). Cuando la PD-1 se une a la PD-L1, básicamente le indica a la célula T que no intervenga con la otra célula. Algunas células cancerosas tienen grandes cantidades de PD-L1, lo que les ayuda a evitar un ataque inmune.

Los anticuerpos monoclonales que tienen como blanco a la PD-1 o la PD-L1 pueden bloquear esta unión y aumentar la respuesta inmunitaria contra las células cancerosas. Estos medicamentos han mostrado resultados alentadores en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer.

Inhibidores de la PD-1: estos medicamentos se administran por vía intravenosa. Algunos ejemplos de medicamentos que tienen como blanco a la PD-1 son:

  • Pembrolizumab (Keytruda)
  • Nivolumab (Opdivo)
  • Cemiplimab (Libtayo)

Estos medicamentos han demostrado ser útiles en el tratamiento de varios tipos de cáncer, y se están agregando nuevos tipos de cáncer a medida que más estudios muestran que son eficaces.

Inhibidores de la PD-L1: algunos ejemplos de medicamentos que tienen como blanco a la PD-L1 son:

  • Atezolizumab (Tecentriq)
  • Avelumab (Bavencio)
  • Durvalumab (Imfinzi)

Estos medicamentos también han demostrado ser útiles en el tratamiento de diferentes tipos de cáncer, y se están estudiando para saber si se pueden usar contra otros tipos de cáncer.

Inhibidores de puestos de control dirigidos a CTLA-4

La CTLA-4 es otra proteína en algunas células T que actúa como un tipo de "interruptor" para mantener el sistema inmunitario bajo control.

El ipilimumab (Yervoy) es un anticuerpo monoclonal que se une a la CTLA-4 y evita que funcione. Esto puede aumentar la respuesta inmune del cuerpo contra las células cancerosas.

Este medicamento se utiliza para tratar el melanoma de la piel y se sigue probando para otros tipos de cáncer.

Efectos secundarios de los inhibidores de puestos de control

Los efectos secundarios más comunes de los inhibidores de puestos de control son:

  • Diarrea
  • Neumonitis (inflamación en los pulmones)
  • Erupciones y picazón
  • Problemas con algunos niveles hormonales
  • Infecciones renales

Si los efectos secundarios son graves, el médico podría retrasar la administración del inhibidor de puestos de control durante un período de tiempo para permitir que el cuerpo se recupere. Los efectos secundarios menos graves a menudo pueden aliviarse con medicamentos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: diciembre 27, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.