Inhibidores de puestos de control inmunitarios y sus efectos secundarios

Una función importante de una parte del sistema inmunitario es su capacidad de distinguir entre las células normales en el cuerpo y aquellas que identifica como “extrañas” (como el diferenicar a las célula cancerosas de los gérmenes). Esto permite al sistema inmunitario combatir a las células ajenas al cuerpo sin perjudicar a aquellas que no lo son.

Pate de cómo el sistema inmunitario hace esto es mediante el uso de "puestos de control" conformados por proteínas que están presentes an las células inmunológicas del cuerpo. Los puestos de control actúan como interruptores que deben encenderse (o apagarse) para iniciar una respuesta inmunitaria.

Pero en ocasiones las células cancerosas encuentran la manera de usar estos puestos de control para evitar ser atacadas por el sistema inmunológico.

Los medicamentos conocidos como anticuerpos monoclonales pueden ser diseñados para dirigirse a estas proteínas que fungen com puestos de control . Estos medicamentos se denominan inhhibidores de puestos de control inmunitarios (o simplemetne son referidos como inhibidores de puestos de control).

Los inhibidores de puestos de control no combaten directamente a las células cancerosas, sino que funcionan al ayudar al sistema inmunidtario a identificar más eficazmente a las células cancerosas para combatirlas en cualquier parte del cuerpo en donde se encuentren.

Los medicamentos dirigidos a las proteínas de puestos de control son actualmente empleados en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer. Todos estos medicamentos se administran de forma intravenosa (IV).

Inhibidores de PD-1 o PD-L1

La PD-1 es una proteína de los puestos de control inmunitarios que se encuentra en las células inmunes llamadas células T. Normalmente actúa como un tipo de "interruptor" que ayuda a evitar que las células T ataquen a otras células en el organismo cuando se une a la PD-L1, una proteína en algunas células normales (y cancerosas). Cuando la PD-1 se une a la PD-L1, básicamente le indica a la célula T que no intervenga con la otra célula. Algunas células cancerosas tienen grandes cantidades de PD-L1, lo que les ayuda a evitar un ataque inmune.

Los anticuerpos monoclonales que tienen como blanco a la PD-1 o la PD-L1 pueden bloquear esta unión y aumentar la respuesta inmunitaria contra las células cancerosas.

Algunos ejemplos de medicamentos que tienen como blanco a la PD-1 son:

  • Pembrolizumab (Keytruda)
  • Nivolumab (Opdivo)
  • Cemiplimab (Libtayo)

Inhibidores de la PD-L1:

Algunos ejemplos de medicamentos que tienen como blanco a la PD-L1 son:

  • Atezolizumab (Tecentriq)
  • Avelumab (Bavencio)
  • Durvalumab (Imfinzi)

Tanto los inhibidores de PD-1 como los inhibidores de PD-L1 también han demostrado ser útiles en el tratamiento contra muchos tipos de cáncer.

Inhibidores de CTLA-4

La CTLA-4 es otra proteína que funge como puesto de control en algunas células T que actúa como un tipo de "interruptor" para ayudar a mantener el sistema inmunitario bajo control.

El ipilimumab (Yervoy) es un anticuerpo monoclonal que se adhiere a la CTLA-4 evitando así que ejerza su función. Esto puede ayudar a aumentar la respuesta inmune del cuerpo contra las células cancerosas.

Este medicamento por lo general se utiliza junto con un inhibidor de la PD-1, como el nivolumab. Puede emplearse para tratar el melanoma de la piel y otros tipos de cáncer.

Inhibidores de LAG-3

La proteína LAG-3 funge como puesto de control en ciertos tipos de las células inmunitarias que normalmente actuán como una especie de "Interruptor" para ayduar a mantener bajo control la respuesta inmunológica.

El medicamento relatlimab es un anticuerpo monoclonal que se adhiere a la LAG-3 para frenar su función. Esto puede ayudar a reforzar la respuesta inmunitaria del cuerpo contra las células cancerosas.

Este medicamento se administra junto con el inhibidor de la PD-1 nivolumab (en una combinación conocidad como Opdualag). Puede emplearse para el tratamento contra el melanoma de la piel y está siendo estudiado en el tratamiento de otros tipos de cáncer actualmente.

Efectos secundarios de los inhibidores de puestos de control

Entre los efectos secundarios más comunes de los inhibidores de puestos de control son:

  • Diarrea
  • Cansancio (fatiga)
  • Tos
  • Náuseas
  • Irritaciones en la piel
  • Falta de apetito
  • Estreñimiento
  • Dolores en músculos y articulaciones

Entre otros efectos secudnarios menos frecuentes pero de mayor gravedad se incluye:

Reacciones a la infusión: algunas personas podrían presentar una reacción a la infusión mientras recibien este medicamento, la cual se podría manifestar en forma de alergia que podría inlcuir fiebre, escalofríos, enrojecimiento del rostro, irritaciones de la piel, picazón, mareos, respiración sibilante y respiración entrecortada. Es impotante informar al médico o enfermera de inmediato en caso de presentar cualquiera de estos síntomas durante la infusión.

Reacciones autoinmunes: al dirigirse a las proteínas que fungen como puestos de control, estos medicamentos eliminan las barreras de protección propias del sisetmea inmunológico. En ocasiones el sitema inmunológico responde al atacar a otras partes del cuerpo, lo cual puede ocasionar graves problemas que incluos podrían ser letales sobre algunos órganos como pulmones, hígado, glándulas hormonales y riñones, entre otros.

Es muy importante informar sobre cualquier efecto secundario nuevo que surja a algún integrante de su equipo de profesionales a cargo de su atención médica a la brevedad posible. En el caso de que surjan efectos secundarios graves, puede que el tratamiento requiera ser interrumpido e incluso se podrían aplicar dosis elevadas de corticoesteroides para supriimr el sistema inmunitario del paciente.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Actualización más reciente: marzo 22, 2022

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.