Cómo entender sus opciones y tomar decisiones acerca del tratamiento

Cuando alguien descubre que tiene cáncer, o que el cáncer ha regresado, es muy fácil sentirse abrumado. Para muchas personas, esta noticia podría surgir mientras todavía se recupera de una cirugía para extirpar o diagnosticar un tumor. Tal vez ahora tengan que decidir también qué otro tratamiento reciben.

Cuando empiece a hablar sobre las opciones de tratamiento, es muy importante que:

  • Conozca todas las opciones de tratamiento
  • Hable sobre los detalles de cada opción de tratamiento con su equipo de atención médica
  • Aprenda todo lo que pueda y entienda la información que recibe
  • Participe con su médico para tomar decisiones acerca del tratamiento y planificar su atención

Cómo determina el equipo de atención médica sus opciones de tratamiento

Según el tipo de cáncer, es posible que tenga un número muy limitado o muchas de opciones de tratamiento. El equipo de atención médica utiliza  directrices de tratamiento establecidas para determinar qué tratamientos se deben ofrecer. Estas directrices de tratamiento se basan en la investigación y se utilizan en todo el país. Utilizan información sobre el tumor y su salud para guiar al equipo de atención médica a saber qué tratamiento o tratamientos se recomiendan para su tipo y etapa de cáncer. Si quiere saber más acerca de las pautas de tratamiento, puedes hablar con su equipo de atención médica sobre qué pautas usan para darle opciones de tratamiento.

Las opciones de tratamiento que le ofrezcan pueden ser diferentes de las que se ofrecen a otra persona que tiene el mismo tipo de cáncer o similar. Esto se debe a que algunos tipos de cáncer tienen subtipos y características que podrían tener diferentes recomendaciones de tratamiento. Por ejemplo, hay muchos tipos y subtipos de cáncer de seno y diferentes maneras de describirlos. Algunos tienen características especiales que afectan su tratamiento y pronóstico. También hay condiciones del paciente, como son otros problemas de salud, que le indican al equipo de atención médica qué opciones pueden o no funcionar mejor. 

En general, sus opciones de tratamiento dependerán de:

  • El tipo de cáncer
  • La etapa (estadio) del cáncer
  • Otras pruebas que se podrían hacer en el tumor para dar más información al respecto (por ejemplo, biomarcadores o receptores hormonales)
  • Otras pruebas que podrían ser necesarias para dar más información (por ejemplo, análisis de sangre, radiografías u otros estudios por imágenes, o pruebas genéticas)
  • Su estado general de salud
  • Cualquier otro problema de salud que podría tener
  • Sus preferencias personales

Puede obtener más información sobre las opciones de tratamiento para tipos específicos de cáncer en Sobre el cáncer.

Algunas maneras comunes de tratar el cáncer son:

  • Cirugía
  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Terapia hormonal
  • Terapia dirigida
  • Inmunoterapia
  • Trasplante de células madre o de médula ósea

A veces, las opciones de tratamiento incluyen un estudio clínico. Un estudio clínico es una investigación para probar tratamientos en personas. A veces se trata de nuevos tratamientos que se están estudiando por primera vez. En ocasiones, un estudio clínico utiliza un tratamiento que ya está aprobado para cierto tipo de cáncer y lo prueba en un tipo diferente de cáncer. Algunos estudios clínicos podrían probar una nueva combinación de tratamientos. Habla con su equipo de atención médica para averiguar si hay un estudio clínico disponible para su tipo y etapa de cáncer.

También hay otras opciones para ayudar a una persona con cáncer. Estas incluyen:

  • Cuidado paliativo: Los cuidados paliativos pueden ayudar a cualquier persona con una enfermedad grave, como el cáncer. Su objetivo es mejorar la calidad de vida mediante el manejo de síntomas, efectos secundarios, y otros problemas. Se puede ofrecer en cualquier momento desde el punto de diagnóstico, durante el tratamiento y hasta el final de la vida. 
  • Atención de hospicio: Un programa de cuidados para el final de la vida (hospicio) proporciona una atención compasiva a las personas en las últimas fases de una enfermedad incurable,  como el cáncer avanzado, para que puedan vivir tan plena y cómodamente como sea posible.

Es importante recordar que todos los días se logran avances en las formas de tratar el cáncer. Se están estudiando constantemente nuevos medicamentos y otras formas de tratar el cáncer, y muchos se están aprobando para su uso cada año.

Cómo hablar sobre sus opciones

En algún momento, usted se sentará con su médico para hablar sobre las opciones de tratamiento. Cuando esta discusión sucede puede depender de la rapidez con la que su equipo de atención médica piense que necesita comenzar el tratamiento También podría depender de cuánto tiempo tardan los resultados de las pruebas. Obtenga más información sobre este asunto en Cuándo debe comenzar el tratamiento.

Mientras espera por más detalles

A veces, es posible que al principio solo pueda tener una discusión general  sobre las opciones de tratamiento. Esto puede suceder si el médico no conoce los detalles exactos sobre el cáncer. Tal vez no hay suficiente información disponible para el médico, o los resultados de las pruebas aún están pendientes. Si espera por los resultados de las pruebas y aún no sabe cuáles son sus opciones de tratamiento precisas, estas son algunas preguntas generales que podría hacerle al médico:

  • ¿Qué tipo de cáncer padezco? Si aún no lo sabe, ¿cuándo lo sabrá?
  • ¿Tengo un cierto subtipo de cáncer o se están haciendo pruebas para averiguarlo?
  • ¿Qué pruebas se están haciendo en mi tumor que ayuden a proporcionar más información al respecto?
  • ¿En qué etapa (estadio) está mi cáncer? Si aún no lo sabe, ¿cuándo lo sabrá?
  • ¿Hay alguna otra prueba que debería haber hecho?
  • ¿Cuándo sabré qué tratamientos me puede ofrecer?

Aprenda sobre sus opciones

Cuando se conozcan los detalles sobre el cáncer, el médico hablará con usted sobre las diferentes opciones de tratamiento. A veces, otros miembros del equipo de atención médica, como enfermeras, farmacéuticos y otros, participan de la comunicación con usted y le orientan sobre el tratamiento. Estas son algunas preguntas que tal vez quiera hacer acerca de las opciones que le han dado:

  • ¿Cómo sabe que me deben ofrecer estas opciones de tratamiento?
  • ¿Hay directrices para ayudar a averiguar qué tratamientos se me deben ofrecer? ¿Hay un sitio web o un lugar donde pueda encontrar más información sobre las pautas?
  • ¿Debería preocuparme por mis otros problemas de salud con cualquiera de estos tratamientos?
  • ¿Cuáles son los beneficios y riesgos de cada tratamiento que ofrece?
  • ¿Hay algún tratamiento que me recomiende? ¿Por qué sí o por qué no?
  • ¿Hay un estudio clínico disponible? Si es así, ¿es adecuado para mí? ¿Dónde puedo encontrar más información?
  • ¿Debería buscar una segunda opinión?
  • ¿Cuándo debe comenzar el tratamiento?

 Pregunte también acerca de otros asuntos personales. Por ejemplo, asegúrese de expresar si tiene creencias o rituales religiosos o espirituales, o si tiene restricciones en la alimentación. Es una buena idea preguntar si estos asuntos o creencias religiosas podrían afectar alguno de los tratamientos. Si le preocupa poder recibir al tratamiento,  usted puede averiguar dónde obtener ayuda. Si tiene problemas para cuidarse en casa, exprese esto también.

Las respuestas a todas estas preguntas pueden ayudarle a entender mejor lo que se puede esperar de las diferentes opciones de tratamiento que le ofrecen.

Hay preguntas que probablemente tendrá sobre cada tipo de tratamiento que le ofrecen. Puede encontrar más preguntas específicas para cada tipo de tratamiento en Cirugía, Radioterapia, Quimioterapia, Terapia hormonal, Terapia dirigida, Inmunoterapia, Trasplante de células madreestudios clínicos.

Cómo hacer su propia investigación

El equipo de atención médica le informará sobre sus opciones de tratamiento. Pero, también hay mucha información sobre los tratamientos contra el cáncer  que provienen de otras fuentes. También hay mucha desinformación. Puede encontrar información en Internet, hablando con familiares y amigos, asistiendo a un grupo de apoyo, o incluso viendo la televisión. Es muy importante tener cuidado con la fuente de información. Preste atención a quién está patrocinando el sitio web o el anuncio, o quién está transmitiendo la información que encuentra o escuche.  

Recuerde estos puntos importantes:

  • El médico y el equipo de atención médica conocen mejor su situación. Anote sus preguntas a medida que vayan surgiendo. Haga todas y cada una de las preguntas a su equipo de atención médica. Anote las respuestas que recibe.
  • Pregúntele a su equipo de atención médica dónde puede encontrar información fidedigna, honesta y concreta sobre las opciones de tratamiento que le ofrecen. Si ya ha empezado a hacer preguntas y a buscar información por su cuenta, traiga la información que ha encontrado y pregunte si es correcta y si debe confiar en ella.
  • Considere pedirle a un familiar o amigo que esté con usted cuando hable con su médico y con el equipo de atención médica. Esto le ayudará a recordar qué preguntas hacer, qué respuestas se dan, y estarán allí para apoyarlo.
  • Aprender todo lo que pueda sobre su cáncer y las opciones de tratamiento que le ofrezcan puede ayudarle a tomar una decisión que sea mejor para usted con la que pueda sentirse  confiado. 

Cómo tomar las decisiones sobre el tratamiento

Elegir el mejor tratamiento para su situación es una decisión que debe tomarse después de que toda la información se haya compartido con usted, y después de haber tenido tiempo de hacer preguntas y recibir respuestas.

Algunos tipos de cáncer tienen un número muy limitado de opciones de tratamiento, por lo que tomar una decisión sobre cuál es mejor podría no ser difícil. También puede que el tratamiento deba iniciarse rápidamente, por lo que es posible que no haya tanto tiempo para tomar una decisión como desee. Pero, en muchos casos, puede ser útil obtener una segunda opinión antes de tomar su decisión. No tenga miedo de preguntar si hay tiempo para obtener una segunda opinión, y recuerde que usted tiene derecho a una segunda opinión. Puede aprender más al respecto en  Buscar una segunda opinión.

Toma de decisiones compartida

La toma de decisiones compartida es un proceso en el que las decisiones sobre su cuidado se toman con usted, en lugar de que alguien tome las decisiones por usted. En este proceso participan los médicos y otros miembros de su equipo de atención médica, su familia o cuidadores para tomar decisiones juntos. El proceso implica compartir información de ambos lados.

La toma de decisiones compartida puede ser difícil en algunos casos cuando hay muchos médicos, especialistas o cuidadores involucrados en ayudar a un paciente a tomar decisiones. No siempre es fácil obtener la opinión de todos, y puede tomar un poco de esfuerzo y recordar mantener la información fluyendo bien. Sin embargo, la toma de decisiones compartida puede ayudar a asegurarse de que usted reciba las pruebas y el tratamiento adecuados, y que se planifique el tipo correcto de atención según sus necesidades. En este proceso se consideran los riesgos, beneficios y costos del tratamiento, junto con cualquier otra inquietud que pueda tener.

Cuando se ha tomado la decisión

Aun cuando haya aprendido todo lo que pueda sobre sus opciones de tratamiento y haya tomado su decisión, es importante que siga comunicándose con su equipo de atención médica a medida que surjan las preguntas. A continuación se presentan algunos asuntos que requieren consideración:

  • Asegurase de hacer cualquier pregunta específica sobre el tratamiento que recibirá antes de que comience. Incluso si ha hecho las mismas preguntas antes, es posible que se sienta mejor obteniendo las respuestas de nuevo.  
  • Si no entiende algo, pídele al equipo de atención médica que se lo explique mejor.
  • Si olvida algo, pregunte de nuevo.
  • Haga preguntas en cada visita de tratamiento a medida que vayan surgiendo.
  • Tome en cuenta  que van a surgir efectos secundarios. Cada tipo de tratamiento tiene su propio conjunto de efectos secundarios que se pueden esperar. Es importante saber acerca de ellos, cómo manejarlos, cuándo contarle a alguien sobre ellos y cuándo obtener ayuda para manejarlos.
  • Es una buena idea preguntarle a su equipo de atención médica cómo se compartirá la información con otros miembros de su equipo de atención médica, como el cirujano, el oncólogo especialista en radiación, el médico de familia y cualquier especialista que pueda estar involucrado en su atención.
  • Descubra la mejor manera de ponerse en contacto con su equipo de atención médica. Usted debe saber los números de teléfono para llamar durante los días de la semana y los fines de semana. Pregunte también acerca de cómo llamar para cualquier situación de emergencia. También puede haber un portal de pacientes en línea en el que pueda enviar mensajes y buscar información sobre su atención.

The American Cancer Society medical and editorial content team

Our team is made up of doctors and oncology certified nurses with deep knowledge of cancer care as well as journalists, editors, and translators with extensive experience in medical writing.

Hawley ST, Jagsi R. Shared decision making in cancer care: Does one size fit all? JAMA. 2015;1(1):58-59.

Herrmann A, et al. A discrete choice experiment to assess cancer patients’ preferences for when and how to make treatment decisions. Supportive Care in Cancer. 2018;26:1215–1220.

Paul C, et al. The impact of cancer diagnosis and treatment on employment, income, treatment decisions and financial assistance and their relationship to socioeconomic and disease factors. Supportive Care in Cancer. 2016;24:4739–4746.

Schnipper LE, et al. American Society of Clinical Oncology Statement: A conceptual framework to assess the value of cancer treatment options. Journal of Clinical Oncology. 2015;33(23):2563-2577.

Shin DW et al.  Attitudes toward family involvement in cancer treatment decision making: The perspectives of patients, family caregivers, and their oncologists. Journal of the Psychological, Social, and Behavioral Dimensions of Cancer. 2017;26(6):770-778.

Ubel PA. Understanding and utilizing patient preferences in cancer treatment decisions. Journal of the National Comprehensive Cancer Network. 2016;14(5):691-693.

References

Hawley ST, Jagsi R. Shared decision making in cancer care: Does one size fit all? JAMA. 2015;1(1):58-59.

Herrmann A, et al. A discrete choice experiment to assess cancer patients’ preferences for when and how to make treatment decisions. Supportive Care in Cancer. 2018;26:1215–1220.

Paul C, et al. The impact of cancer diagnosis and treatment on employment, income, treatment decisions and financial assistance and their relationship to socioeconomic and disease factors. Supportive Care in Cancer. 2016;24:4739–4746.

Schnipper LE, et al. American Society of Clinical Oncology Statement: A conceptual framework to assess the value of cancer treatment options. Journal of Clinical Oncology. 2015;33(23):2563-2577.

Shin DW et al.  Attitudes toward family involvement in cancer treatment decision making: The perspectives of patients, family caregivers, and their oncologists. Journal of the Psychological, Social, and Behavioral Dimensions of Cancer. 2017;26(6):770-778.

Ubel PA. Understanding and utilizing patient preferences in cancer treatment decisions. Journal of the National Comprehensive Cancer Network. 2016;14(5):691-693.

Actualización más reciente: marzo 27, 2020

American Cancer Society medical information is copyrighted material. For reprint requests, please see our Content Usage Policy.