¿Qué tipos de tratamiento del cáncer existen?

Tratamientos comprobados

¿Sabía usted que la mayoría de los medicamentos nuevos producidos en laboratorios de investigación, incluyendo aquellos que eliminan las células cancerosas en tubos de ensayo y animales, han mostrado eventualmente que no funcionan bien en el tratamiento del cáncer en los humanos? Esto lo sabemos debido a que se asume que los nuevos tratamientos médicos no son útiles hasta que mediante estudios clínicos en humanos se pruebe que son eficaces.

Los médicos que recurren a los centros de atención médica convencional contra el cáncer se enfocan en los resultados de los estudios clínicos (pruebas con humanos). Los médicos no recetan medicamentos simplemente porque una empresa farmacéutica reclama que son eficaces. Todos los nuevos tratamientos médicos tienen que ser comprobados en estudios que son diseñados, supervisados cuidadosamente y revisados por expertos destacados en el tratamiento contra el cáncer. Las historias de éxito de pacientes, folletos de mercadeo, y testimonios no son suficiente evidencia para comenzar a recetar un medicamento nuevo o usar un tratamiento diferente.

Incluso los resultados de un solo estudio clínico son suficientes para probar que un tratamiento es eficaz. La evidencia va siendo acumulada, a menudo comenzando con estudios de laboratorio, continuando después con estudios en animales y luego con estudios con humanos de poco alcance. Estos se hacen antes de que los estudios clínicos de mayor alcance (con humanos) finalmente comiencen. Los estudios clínicos se necesitan para demostrar si un tratamiento en realidad es eficaz y lo suficientemente seguro para usarse en humanos.

Asimismo, los resultados de un estudio se analizan para determinar cuán bien se ajustan a otros estudios. Las diferencias en los resultados son examinadas minuciosamente. Además, los métodos son revisados para asegurar que se usaron procedimientos científicos rigurosos. Todo esto ayuda a los médicos a aprender más sobre el tratamiento, y si éste funciona, cuándo y cómo usarlo.

Los tratamientos comprobados son aquellos que han sido probados de esta manera, y que han resultado ser relativamente seguros y eficaces. Los resultados de tales estudios son revelados en publicaciones médico-científicas prestigiosas. Estas revistas son las que contienen artículos que han sido estudiados por otros médicos o científicos en el campo para asegurarse de que reúnen ciertas normas antes de ser aceptados y publicados.

Los tratamientos que son probados de estas maneras son algunas veces llamados métodos con base en la evidencia. Por lo general, estos tratamientos son adoptados por médicos como parte de la medicina convencional. A la medicina convencional (el tratamiento habitual que usted recibe de un médico) también se le puede llamar tratamiento estándar, medicina común, tratamiento tradicional, medicina alopática o medicina occidental.

En su mayoría, los tratamientos utilizados en la medicina convencional han sido aprobados por la Food and Drug Administration.

Tratamientos investigativos y de investigación

Los tratamientos investigativos o de investigación son terapias que aún están siendo sometidas a prueba en estudios clínicos (pruebas con humanos). Si los estudios muestran que los beneficios del tratamiento superan los riesgos, puede que la FDA lo apruebe para uso habitual. Sólo en este momento es cuando el tratamiento se convierte parte del tratamiento convencional

Durante el transcurso de esta investigación, puede que el medicamento o tratamiento se ponga a disposición de los voluntarios del estudio clínico junto con el tratamiento médico convencional. En este caso, solo una parte del tratamiento empleado no es comprobado, mientras que el resto consistirá de la atención médica convencional o tradicional.

Para más información sobre la investigación y las pruebas, refiérase a nuestro documento disponible en inglés Learning About New Cancer Treatments; y para más información sobre cómo participar en pruebas con humanos, refiérase a nuestro documento Estudios Clínicos: lo que necesita saber.

Tratamiento complementario

La terapia complementaria se usa junto con el tratamiento médico convencional. Puede que algunos tratamientos complementarios ayuden a aliviar ciertos síntomas del cáncer, así como algunos efectos secundarios del tratamiento contra la enfermedad; asimismo, aumentan la sensación de bienestar en el paciente. Como ejemplos podemos mencionar la meditación para reducir el estrés, el té de menta o de jengibre y visualizaciones guiadas para ayudar a aliviar el estrés y el dolor durante los procedimientos médicos. Con el paso del tiempo, los métodos como la terapia de masaje, la relajación y la meditación han demostrado ser útiles en estudios científicos, y también han sido incorporados en el tratamiento convencional para mejorar la calidad de vida. Algunos otros métodos complementarios son utilizados por pacientes en busca de mejorar su bienestar o de aliviar los síntomas y efectos secundarios, a pesar de la falta de evidencia contundente sobre su eficacia.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer exhorta a los pacientes que estén considerando el uso de algún tratamiento complementario o no convencional a que primero consulten esto con su equipo de atención médica.

Terapia integral

Terapia integral es un término que a menudo se usa para describir el uso combinado de tratamientos convencionales y ciertos métodos complementarios. Es posible que haya escuchado el término oncología integral. Algunos centros y clínicas de tratamiento contra el cáncer actualmente ofrecen esta opción para los pacientes que pudieran beneficiarse de los métodos complementarios, así como de tratamientos convencionales. Los departamentos de oncología integral de los más importantes centros de atención contra el cáncer por lo general limitan la oferta de métodos complementarios a aquellos que presentan un bajo riesgo de efectos secundarios significativos, y que a su vez hayan demostrado de forma contundente que pueden ayudar a reducir los síntomas o mejorar la salud física o psicológica.

Tratamiento alternativo

La terapia alternativa se usa en lugar del tratamiento convencional. Son terapias que no han sido probadas ya que no han pasado por una prueba científica, o han sido desaprobadas; es decir que han pasado por pruebas, pero se encontró que no surten efecto.

Desaprobados: tratamientos que no quedan respaldados con evidencia

El término desaprobado puede que sea empleado para describir un tipo de tratamiento que ha sido estudiado lo suficiente como para determinar que no es eficaz para alguna afección dada. Dentro de la comunidad médica, tales tratamientos son descritos indicando que los estudios “no respaldan las afirmaciones de que el tratamiento es útil” contra cierto tipo de cáncer o afección. Puede que estos métodos causen un sufrimiento al no ser útiles, pues pueden hacer que el paciente retrase el uso de los métodos que pueden ser beneficiosos, o que el método alternativo realmente sea dañino.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer exhorta a los pacientes que estén considerando el uso de alguna terapia alternativa o complementaria a que primero consulten esto con su equipo de atención médica. Pero en el caso de estar considerando interrumpir un tratamiento estándar contra el cáncer que ya se haya comenzado para usar algún método alternativo en su lugar, consultarlo con el médico primero es aún más importante. Refiérase a la sección “ ¿Cuáles son los riesgos de no someterse a un tratamiento convencional contra el cáncer?”).

Tratamientos falsos: charlatanería y fraude

La charlatanería referida como “curanderismo” se refiere a la promoción de métodos a los que se atribuye la facultad de prevenir, diagnosticar o tratar un cáncer, los cuales se sabe que son ineficaces (desaprobados), o cuya eficacia no ha sido demostrada y que con mayor probabilidad sea falsa. Estos métodos a menudo se fundamentan en teorías sobre la enfermedad y el tratamiento que contradicen las ideas aceptadas del pensamiento científico. Los promotores de dichos métodos por lo general usan testimonios de pacientes como evidencia de la eficacia y seguridad de sus productos. En muchas ocasiones, se alega que el tratamiento cura otras enfermedades, así como en el cáncer.

El fraude va más allá del curanderismo. En este caso, los tratamientos son promocionados aparentemente por personas cuya intención principal sea el dinero. Algunos de estos tratamientos han sido probados y se ha determinado que no funcionan, mientras que otros han demostrado ser dañinos. Otros métodos no han sido probados, pero el vendedor aún reclama que pueden ser útiles. Para sugerencias sobre cómo evitar el fraude, refiérase a “Cómo evadir tratamientos fraudulentos y cuestionables” en la sección “ ¿Puedo utilizar sin peligro un tratamiento alternativo o complementario?”).

Si sospecha de fraude en cualquier clase de tratamiento médico, usted puede contactar a la US Food and Drug Administration (FDA), buscando en las páginas azules de su directorio telefónico bajo “US Goverment”. Busque bajo el título “Health and Human Services” (servicios humanos y de salud). O visite su página en Internet www.fda.gov.

Si el tratamiento que se promueve es un suplemento dietético, la Federal Trade Commission es responsable de hacer cumplir las leyes sobre cómo se mercadea el producto. (La FDA es responsable de la forma cómo los suplementos son etiquetado. Otros grupos encargados de hacer cumplir la ley pueden intervenir con compañías o personas que ofrecen otros tipos de tratamientos o servicios fraudulentos). Sin embargo, muchas de estas compañías que venden tratamientos o servicios fraudulentos se trasladan fuera del país, donde puede que encuentren más fácil evadir a las autoridades. Usted puede denunciar publicidad engañosa y prácticas fraudulentas a la FTC en: www.ftccomplaintassistant.gov (allí haga clic en “Complaint Assistant"). Para más información sobre suplementos y cómo reportar problemas relacionados a éstos, refiérase a nuestro documento disponible en inglés Dietary Supplements: What Is Safe?

Otros nombres y descripciones

Los tratamientos que no son utilizados dentro de la medicina convencional puede que sean referidos por la comunidad médica de la medicina convencional como tratamientos poco convencionales, no convencionales y no tradicionales. Estos términos se pueden usar para describir cualquier terapia complementaria o alternativa. Algunos tratamientos, tal como la medicina china tradicional o las prácticas curativas de los indios americanos, también son usados en terapias complementarias o alternativas. Por supuesto que para la persona que forma parte de la cultura que practica estos tratamientos, sus métodos los considerará tradicionales mientras que la medicina occidental sería el método no convencional

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Revised: July 20, 2015

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.