Fiebre

La fiebre ocurre cuando la temperatura del cuerpo está por encima de lo normal. Sin embargo, una temperatura normal en una persona puede ser diferente de una temperatura normal en otra persona. Por lo tanto, es importante saber lo que su equipo de atención médica considera que podría ser una fiebre en su caso. Ellos le dirán qué temperatura debe considerar más alta de lo normal.

Por lo general, la fiebre es causada por una infección. Otras causas de la fiebre pueden incluir inflamación, reacciones de medicamentos o crecimiento tumoral. A veces, la causa puede no ser conocida o fácil de encontrar. Cuando hay una infección, la fiebre  se debe a que su  cuerpo trata de combatir cualquier organismo invasor. La fiebre es un importante mecanismo de defensa natural contra las bacterias.

Las personas que luchan contra el cáncer tienen un mayor riesgo de infecciones porque el tratamiento oncológico puede causar neutropenia, una afección en la que hay menos glóbulos blancos de lo normal para ayudar a combatir las infecciones.

Para saber si tiene fiebre, tendrá que tomar su temperatura con un termómetro. Pregúntele a su equipo de atención médica qué tipo de termómetro es el mejor.   En cualquier farmacia se puede adquirir un termómetro oral que sea fácil de usar y de leer (uno para tomar su temperatura en la boca) para que pueda revisar su temperatura y saber si tiene fiebre. Si tiene alguno de los siguientes síntomas, es importante que tome su temperatura:

  • Aumento en la temperatura de la piel
  • Sensación de calor
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de frío
  • Escalofríos
  • Dolores musculares
  • Erupciones en la piel
  • Cualquier área nueva que muestre hinchazón o enrojecimiento
  • Pus o secreción amarillenta que proviene de una herida o de otra parte
  • Tos reciente o dificultad para respirar
  • Surgimiento de dolor abdominal
  • Ardor o dolor al orinar
  • Dolor de garganta
  • Está confundido, olvidadizo, lo que dice no tiene sentido o no sabe dónde está

Fiebre neutropénica

Es posible que haya escuchado a su equipo de atención médica hablar sobre la fiebre neutropénica. En pacientes con neutropenia, la fiebre a menudo puede ser el primer, y a veces el único, signo de infección. Si esto sucede, el equipo de atención médica le evaluará y es probable que comience el tratamiento para la infección de inmediato. El tratamiento de un paciente con fiebre neutropénica generalmente significa iniciar al paciente con antibióticos antes de tomar pruebas que confirmarán una infección.

¿Qué puede hacer el paciente?

  • Si comienza a sentirse caliente o frío, verifique su temperatura por la boca cada dos a tres horas. Si no puede mantener el termómetro en su boca, manténgalo debajo de su brazo o en su axila. Llame a su equipo de atención médica si tiene fiebre (el equipo de atención médica le indicará la temperatura que se considera fiebre). Un miembro del equipo le informará si necesita ser atendido de inmediato o si necesita esperar y seguir monitoreando su temperatura.
  • Lleve un registro anotando la temperatura cada vez que se la tome
  • Tome muchos líquidos (como agua, jugos de frutas, paletas de hielo, y sopas)
  • Descanse lo suficiente
  • Use una compresa fría en su frente si está caliente
  • No tome medicamentos para reducir la fiebre sin preguntarle a su médico. Recuerde que los medicamentos para reducir la fiebre solo ayudarán a bajar la temperatura; no le quitará una infección.

¿Qué puede hacer el cuidador del paciente?

  • Preste atención a escalofríos con temblor, y tome la temperatura del paciente después de que finalice el temblor
  • Tome la temperatura colocando el termómetro en la boca del paciente o en su axila. (No tome la temperatura en el recto a menos que le hayan indicado que debe hacerlo). Si el paciente tiene fiebre, llame al equipo de atención médica para obtener instrucciones sobre si debe ser atendido de inmediato o para continuar monitoreando la fiebre.
  • Ofrezca al paciente más líquidos y bocadillos
  • Ayude al paciente a tomar los medicamentos en el horario indicado por el médico

Exhorte a las personas que tengan  fiebre, diarrea, tos o gripe que desean visitar al paciente, que se abstengan de hacerlo y en su lugar le llamen por teléfono hasta que se hayan recuperado.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Freifeld AG, Kaul DR. Infection in the patient With cancer. In Niederhuber JE, Armitage JO, Kastan MB, Doroshow JH, Tepper JE, eds. Abeloff’s Clinical Oncology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:544-562

National Comprehensive Cancer Network (NCCN). Prevention and treatment of cancer-related infections. 2018. Version 1.2019. Accessed at https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/PDF/infections.pdf on August 27, 2019.

Palmore TN, Parta M, Cuellar-Rodriguez J, Gea-Banacloche JC. Infections in the cancer patient. In DeVita VT, Lawrence TS, Rosenberg SA, eds. DeVita, Hellman, and Rosenberg’s Cancer: Principles and Practice of Oncology. 11th ed. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins; 2019:2037-2068.

Referencias

Freifeld AG, Kaul DR. Infection in the patient With cancer. In Niederhuber JE, Armitage JO, Kastan MB, Doroshow JH, Tepper JE, eds. Abeloff’s Clinical Oncology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:544-562

National Comprehensive Cancer Network (NCCN). Prevention and treatment of cancer-related infections. 2018. Version 1.2019. Accessed at https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/PDF/infections.pdf on August 27, 2019.

Palmore TN, Parta M, Cuellar-Rodriguez J, Gea-Banacloche JC. Infections in the cancer patient. In DeVita VT, Lawrence TS, Rosenberg SA, eds. DeVita, Hellman, and Rosenberg’s Cancer: Principles and Practice of Oncology. 11th ed. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins; 2019:2037-2068.

Última revisión médica completa: septiembre 18, 2015 Actualización más reciente: mayo 18, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.