Radioterapia interna (braquiterapia)

A la radiación interna también se le llama braquiterapia. Para esta terapia, se coloca un implante radiactivo dentro o cerca del tumor en el cuerpo. Por lo general, la colocación del implante es un procedimiento que no causa dolor. Dependiendo del tipo de cáncer y del plan de tratamiento, es posible que el implante sea temporal o permanente.

¿Qué es la radioterapia interna?

La radioterapia interna (braquiterapia) permite una mayor dosis de radiación en un área más pequeña que lo que pudiera ser posible con el tratamiento de radiación externa. Esta utiliza una fuente de radiación que usualmente está sellada en un pequeño contenedor llamado implante. Los diferentes tipos de implantes pueden llamarse píldoras, semillas, cintas, alambres, agujas, cápsulas, globos o tubos con radiación. Independientemente del tipo de implante que se utilice, este se coloca en su cuerpo, muy cerca o dentro del tumor. De esta manera, la radiación afecta al menor número de células normales que sea posible.

  • Durante la radiación intracavitaria, se coloca la fuente de radiación en una cavidad (espacio) en el cuerpo, como el recto o el útero.
  • Con la radiación intersticial, los implantes son colocados dentro o cerca del tumor, pero no en una cavidad del cuerpo.

¿Cómo se colocan los implantes en el cuerpo?

Por lo general, el procedimiento de implante se realiza en el quirófano de un hospital diseñado para mantener la radiación dentro de la habitación. El paciente será adormecido ya sea con anestesia general (en la que se administran medicamentos para dormirlo por completo y así no sienta dolor) o anestesia local (en donde sólo se adormece una parte del cuerpo).

Uno o más implantes se colocan en la cavidad del cuerpo o tejido con un aplicador, generalmente un tubo de metal o un tubo de plástico llamado catéter. Por lo general se realizan estudios por imágenes (radiografía, ecografía, MRI o CT) durante el procedimiento para encontrar el lugar exacto donde debe colocarse el implante.

Antes de colocarlos, los implantes permanecen en depósitos que retienen la radiación en su interior de tal forma que no pueda afectar a otras personas. Es posible que los profesionales de la salud que manipulen los implantes vistan un equipo especial para protegerse de la exposición (a la radiación) cuando retiren los implantes de su envase.

¿Cuánto tiempo permanecen los implantes en el cuerpo?

El período de tiempo que se deja un implante depende del tipo de braquiterapia que esté recibiendo. Algunos implantes son permanentes, mientras que otros se retiran después de unos minutos o días. El tipo de implante que recibe dependerá del tipo de cáncer, su ubicación en el cuerpo, su estado de salud general y de otros tratamientos que haya recibido.

Braquiterapia con alta tasa de dosis

La braquiterapia con alta tasa de dosis (HDR, por sus siglas en inglés) permite dar un tratamiento con una fuente radiactiva poderosa colocada en el aplicador por sólo unos minutos. La fuente se retira después de unos minutos. Puede que esto se repita durante el transcurso de unos cuantos días o semanas. El material radiactivo no se deja en el cuerpo. El aplicador puede quedarse colocado entre las sesiones de tratamiento, o puede ser colocado antes de cada una de las sesiones.

Braquiterapia con baja tasa de dosis

En este método de tratamiento, el implante emite dosis de radiación más bajas por un periodo de tiempo más prolongado.

Algunos implantes se dejan colocados de uno a varios días y luego se retiran. Durante el tratamiento, usted probablemente tendrá que permanecer en el hospital, a veces en una habitación especial. En el caso de los implantes más grandes, puede ser que usted tenga que permanecer en cama sin moverse para evitar que se desplacen.

Algunos implantes más pequeños (como las semillas o partículas) se colocan sin que sean extraídos posteriormente. Durante el transcurso de varias semanas dejarán de emitir radiación. Las semillas son aproximadamente del tamaño de un grano de arroz y en raras ocasiones pueden causar problemas. Si sus implantes se van a dejar colocados, puede que regrese a casa en el mismo día en que fueron insertados.

¿Cómo me sentiré durante la terapia de implante?

Es probable que no sienta mucho dolor, ni que sienta gran malestar mientras los implantes son colocados. Mientras se colocan los implantes se administran medicamentos que pueden hacerle sentir adormecido, débil o con malestar estomacal, pero estos efectos no duran mucho tiempo. Si el implante está dentro de un aplicador, es posible que sienta alguna molestia en esa zona. Pida alguna medicina que le ayude a relajarse o a aliviar el dolor si lo necesita. Asegúrese de informar al equipo de atención médica contra el cáncer si presenta ardor, sudoración o cualquier otro síntoma.

¿Qué ocurre después de que se retira un implante temporal?

En la mayoría de los casos, no se necesita anestesia al momento de retirar un aplicador o implante. Por lo general esto se realiza en su habitación en el hospital. Es posible que sienta dolor o sensibilidad en el área tratada por algún tiempo después del tratamiento, pero la mayoría de las personas pueden regresar rápidamente a sus actividades normales. Recuerde que su cuerpo se está recuperando de los tratamientos con radiación, y puede ser que necesite descansar o dormir por más tiempo durante los próximos días.

¿Qué ocurre con los implantes permanentes?

Los materiales radiactivos dejarán de emitir radiación con el paso del tiempo. Puede que esto tome semanas o meses. Hable con su médico o enfermera sobre cuánto tiempo tomará en su caso. Una vez que la radiación desaparece, el/los implante(s) dejan de ser activos. Por lo general permanecen colocados y no causan daño, por lo que no es necesario extraerlos.

¿Emitirá radiación mi cuerpo durante o después de la radioterapia interna?

Con la radioterapia interna su cuerpo puede emitir una pequeña cantidad de radiación por poco tiempo.

Si usted tiene un implante temporal, se le pedirá que permanezca en el hospital y que se limiten sus visitas durante el tratamiento. Puede que también le soliciten mantener cierta distancia entre usted y las visitas. Asimismo, puede que no se permita que las mujeres embarazadas y los niños le visiten. Una vez que se extrae el implante, su cuerpo ya no emitirá radiación.

En unas pocas semanas o meses, los implantes permanentes dejarán de emitir radiación lentamente. La radiación por lo general no se desplaza mucho más allá del área bajo tratamiento, por lo que las probabilidades de que otras personas estén expuestas a la radiación son mínimas. No obstante, puede que su equipo de atención médica le solicite que tome ciertas precauciones como el mantenerse alejado de niños menores y mujeres embarazas, especialmente justo después de haber recibido los implantes. 

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: February 10, 2017 Last Revised: February 10, 2017

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.