Cuando se comunican con usted después del mamograma

Después de haber realizado el mamograma, es muy común que se pongan en contacto con usted, lo cual no significa que se haya detectado cáncer. De hecho, menos del 10% de las mujeres a las que llaman para hacerse pruebas adicionales tienen cáncer de seno. A menudo, esto solo significa que tienen que tomar más radiografías o que necesita que le hagan una ecografía para examinar con más detalle un área sospechosa. Es más común que se comuniquen con usted después del primer mamograma (o cuando no hay mamogramas previos contra los cuales comparar) y después de mamogramas realizados a mujeres que no han pasado por la menopausia.

Otras razones por las que le pueden llamar

Después del mamograma, a usted le pueden llamar porque:

  • Las imágenes no eran claras o pasaron por alto parte de su tejido mamario y se requiere repetir los mamogramas.
  • Usted tiene tejido mamario denso o un quiste.
  • El radiólogo pudo haber visto calcificaciones o una masa.
  • En ocasiones, alguna parte del seno luce distinta que el resto del seno.

A veces, cuando se toman más imágenes del área o masa, o un área se comprime más para su observación, deja de lucir como un área sospechosa. De hecho, la mayoría de los mamogramas que se repiten no descubren cáncer.

¿Qué pasará en la cita de seguimiento?

  • Probablemente le hagan otro mamograma, llamado mamograma de diagnóstico. (Su mamograma anterior fue un mamograma de detección). Un mamograma de diagnóstico se realiza al igual que un mamograma de detección, pero por una razón diferente. Durante un mamograma de diagnóstico se toman más imágenes de modo que todas las áreas que causan preocupación se puedan estudiar minuciosamente. Un radiólogo estará presente para asesorar al tecnólogo (quien opera la máquina de mamografía) para asegurarse de que tienen todas las imágenes que se necesitan.
  • Puede que también se haga una ecografía (también conocida como ultrasonido) que usa ondas sonoras para crear una imagen computarizada de los tejidos dentro de su seno y en el área de interés.
  • Algunas mujeres pueden necesitar imágenes por resonancia magnética (MRI). Para una MRI del seno, usted se acuesta boca abajo dentro de un tubo angosto hasta un máximo de una hora mientras la máquina crea imágenes más detalladas de los tejidos mamarios. La MRI no causa dolor, pero puede ocasionar molestias a las personas que no gustan de espacios pequeños y estrechos.

Usted puede esperar a conocer los resultados de las pruebas durante la visita. Es probable que se le indique 1 de 3 cosas:

  • No hay razón para preocuparse del área que causa sospecha y puede volver a los mamogramas anuales.
  • Probablemente no hay por qué preocuparse del área que causa sospecha, pero debe hacerse su próximo mamograma antes del año (por lo general, en 4 a 6 meses) para observar el área atentamente y asegurarse de que no cambia con el pasar del tiempo.
  • El área que presenta un cambio podría ser cáncer y es necesaria una biopsia para saber con certeza.

Usted también recibirá una carta con un resumen de los resultados que le indicará si necesita más pruebas y/o cuándo debe programar su próximo mamograma.

¿Qué pasa si necesito una biopsia?

Aun cuando usted necesite una biopsia de seno, esto no significa que tiene cáncer. La mayoría de los resultados de biopsia no indican que se trata de cáncer, pero una biopsia es la única manera de saber si hay o no cáncer. Durante una biopsia, se extrae un pequeño fragmento de tejido y se examina al microscopi.

Hay varios tipos de biopsias, en algunos se utiliza una aguja y en otros se requiere un corte en la piel. El tipo de biopsia que se realiza depende de factores como qué tan sospechoso aparenta ser el tumor, qué tan grande es, en qué lugar del seno se encuentra, cuántos tumores están presentes, otros problemas de salud que pueda tener y sus preferencias personales.

¿Cómo puedo permanecer tranquila mientras espero?

El tiempo de espera para las citas y para los resultados de las pruebas puede causar mucha tensión. Muchas mujeres experimentan emociones intensas, incluyendo incredulidad, ansiedad, miedo, ira y tristeza durante este tiempo. A continuación se presentan algunos asuntos que debe recordar:

  • Es normal tener estos sentimientos.
  • La mayoría de los cambios en los senos no son cáncer y no representan una amenaza para la vida.
  • Puede que sea útil conversar con un ser querido o un consejero sobre sus sentimientos.
  • Conversar con otras mujeres que se han sometido a una biopsia del seno puede ser útil.
  • Llame a la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345 para obtener respuestas a sus preguntas y recibir apoyo.

¿Qué pasa si es cáncer?

Si usted tiene cáncer y es remitida a un especialista de senos, preste atención a estos consejos para que obtenga el mayor provecho de su cita:

  • Prepare una lista de preguntas. Imprima una lista de la Sociedad Americana Contra El Cáncer o llámenos al 1-800-227-2345.
  • Pídale a un familiar o a un amigo que le acompañe, ya que le puede ayudar a tomar notas y a recordar detalles posteriormente, así como brindarle apoyo.
  • Pregunte si puede grabar las conversaciones.
  • Tome notas. Si alguien usa una palabra que no conoce, pídale que deletree y explique el término.

Pídale a los médicos o enfermeras que le expliquen lo que no entiende.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: September 25, 2014 Last Revised: May 24, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.