Cirugía preventiva para las mujeres con un riesgo muy alto de cáncer de seno

Para las pocas mujeres con un riesgo muy alto de cáncer d seno, la cirugía para extirpar los senos o los ovarios puede ser una opción.

Mastectomías preventivas (profilácticas): la extirpación de ambos senos antes del diagnóstico de cáncer puede reducir significativamente el riesgo de cáncer de seno (hasta en un 97 por ciento). Algunas mujeres diagnosticadas con cáncer en un seno optan también por extirpar el otro seno que está sano para ayudar a prevenir un segundo cáncer de seno. La extirpación del seno no previene completamente el cáncer de seno, pues incluso un cirujano muy cuidadoso dejará al menos algunas células mamarias que podrían convertirse en cáncer.

Algunas de las razones para considerar este tipo de cirugía pueden incluir:

  • Presencia de genes BRCA mutados, detectados mediante pruebas genéticas
  • Antecedentes familiares significativos (como cáncer de seno en varios parientes cercanos)
  • Carcinoma lobulillar in situ (LCIS) observado en biopsia
  • Cáncer previo en un seno (especialmente en alguien con un antecedente familiar contundente)

Los estudios han demostrado que este tipo de cirugía es útil si se evalúan sus efectos en grupos de muchas mujeres con determinadas  afecciones, pero no hay manera de saber con anticipación si esta cirugía beneficiará a alguna mujer en particular. Algunas mujeres con mutaciones del BRCA padecerán cáncer de seno siendo jóvenes, y tendrán un riesgo muy alto de padecer un segundo cáncer de seno. Una mastectomía profiláctica antes de que el cáncer aparezca podría añadir muchos años a sus vidas. No obstante, mientras la mayoría de las mujeres con mutaciones del BRCA padecen cáncer de seno, hay algunas que no. Estas mujeres no se beneficiarían de la cirugía, pero sí tendrían que lidiar con sus efectos secundarios. Se recomienda enfáticamente obtener segundas opiniones antes de que cualquier mujer decida someterse a esta cirugía.

Ooforectomía profiláctica (extirpación de los ovarios): las mujeres con una mutación BRCA pueden reducir el riesgo de cáncer de seno en un 50 por ciento o más al extirpárseles quirúrgicamente sus ovarios antes de la menopausia. Esto probablemente se deba a que los ovarios son las fuentes principales de estrógeno en el cuerpo.

Resulta importante que las mujeres con una mutación del gen BRCA reconozcan que también tienen un alto riesgo de cáncer de ovario. Para reducir este riesgo, la mayoría de los médicos recomienda que a las mujeres con mutaciones BRCA se les extirpen quirúrgicamente los ovarios una vez que terminen de tener hijos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: September 25, 2014 Last Revised: May 24, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.