Inhibidores de la aromatasa para reducir el riesgo de cáncer de seno

Los inhibidores de la aromatasa pueden algún día llegar a ser tan eficaces o incluso mejores que el tamoxifeno o el raloxifeno en reducir el riesgo de cáncer de seno, pero su uso con este fin no ha sido bien estudiado. Se necesitan más investigaciones para saber cuán eficaces son, quién se beneficiaría más y por cuánto tiempo se debe continuar el tratamiento.

¿Qué son los inhibidores de la aromatasa?

Los inhibidores de la aromatasa reducen los niveles de estrógeno al impedir que una enzima del tejido adiposo (aromatasa) transforme a otras hormonas en estrógeno. Estos medicamentos no detienen la producción de estrógeno en los ovarios, sino que solo reducen los niveles de estrógeno en mujeres cuyos ovarios no están produciendo estrógeno (tal como las mujeres que ya pasaron por la menopausia). Debido a esto, se utilizan principalmente en las mujeres que han pasado por la menopausia.

Los medicamentos en esta clase incluyen:

  • Anastrozol (Arimidex)
  • Exemestano (Aromasin)
  • Letrozol (Femara)

Estos se administran en forma de pastilla una vez al día.

¿Pueden los inhibidores de la aromatasa reducir el riesgo de cáncer de seno?

Los inhibidores de la aromatasa se utilizan principalmente para tratar mujeres con cáncer de seno con receptores de hormonas positivos. No obstante, estudios grandes acerca del anastrozol y el exemestano también han encontrado que pueden disminuir el riesgo de cáncer de seno en mujeres posmenopáusicas que están en mayor riesgo.

Estos medicamentos no están aprobados todavía en los Estados Unidos para reducir el riesgo de cáncer de seno. Sin embargo, algunas organizaciones médicas los incluyen como opciones junto con el tamoxifeno y el raloxifeno para reducir el riesgo de cáncer de seno en mujeres que han pasado por la menopausia. Por ejemplo, puede que sean una opción razonable para las mujeres que tienen un mayor riesgo de coágulos de sangre y por lo tanto no deben tomar tamoxifeno o raloxifeno. Cuando se usan para reducir el riesgo de cáncer de seno, estos medicamentos se toman diariamente por 5 años.

¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios de los inhibidores de la aromatasa?

Los efectos secundarios más comunes de los inhibidores de la aromatasa son los síntomas de la menopausia, como sofocos repentinos de calor, sudoración nocturna, y sequedad vaginal.

Estos medicamentos también pueden causar dolor muscular y de las articulaciones. Este efecto secundario puede ser lo suficientemente grave como para causar que algunas mujeres dejen de tomar estos medicamentos.

Contrario al tamoxifeno y al raloxifeno, los inhibidores de la aromatasa tienden a acelerar el debilitamiento de los huesos, lo que puede causar osteoporosis. Las personas con osteoporosis son más propensas a presentar fracturas de huesos.

Los inhibidores de la aromatasa pueden aumentar el colesterol. Las mujeres con cardiopatía coronaria preexistente que toman un inhibidor de la aromatasa pueden estar en riesgo de padecer una afección cardiaca.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: September 6, 2017 Last Revised: September 6, 2017

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.