Biopsia del seno

Cuando otros estudios muestran que podría tener cáncer de seno, usted probablemente necesitará una biopsia. Una biopsia de seno no necesariamente significa que tiene cáncer. La mayoría de los resultados de biopsia no indican que se trata de cáncer, pero una biopsia es la única manera de saber si hay o no cáncer. Durante una biopsia, un cirujano obtiene células del área que causa sospecha para que se puedan examinar en un laboratorio, y así saber si existen células cancerosas.

Hay diferentes tipos de biopsias de seno, algunos utilizan una aguja y otros una incisión. Cada tipo tiene ventajas y desventajas. El tipo de biopsia que se realiza depende de factores como qué tan sospechoso aparenta ser el tumor, qué tan grande es, en qué lugar del seno se encuentra, cuántos tumores están presentes, otros problemas de salud que pueda tener y sus preferencias personales. Pregunte al médico qué tipo de biopsia le harán y qué puede esperar durante y después del procedimiento.

Si el médico piensa que no necesita una biopsia, pero usted aún siente que algo está mal en uno de sus senos, siga sus instintos. No tenga miedo de hablar con el médico sobre su inquietud o acudir a otro médico para obtener una segunda opinión. La única forma de diagnosticar el cáncer de seno es mediante una biopsia.

Independientemente de qué tipo de biopsia se realice, un médico necesitará tomar una muestra de tejido y enviarla a un laboratorio donde un especialista (patólogo), la examinará. Normalmente tardará unos días, tal vez incluso más de una semana, para que usted pueda conocer los resultados. Una vez que reciba los resultados, es importante conocer si los mismos son definitivos, o si necesita otra biopsia. Es posible que también quiera obtener una segunda opinión

Aquí le brindamos una lista completa de posibles preguntas que podrá hacerle a su médico antes de que le realicen la biopsia del seno.

Biopsia por aspiración con aguja fina

En una biopsia por aspiración con aguja fina (FNA), se utiliza una aguja hueca y muy fina para extraer (aspirar) mediante una jeringa una pequeña cantidad de tejido de la región que causa sospecha. Para esta biopsia, se utiliza una aguja más delgada que la aguja usada en las pruebas sanguíneas.

Biopsia por punción con aguja gruesa

En una biopsia por punción con aguja gruesa se utiliza una aguja más grande para tomar muestras de los cambios del seno que el médico palpó o que se muestran en una ecografía o un mamograma. En ocasiones, se emplea una MRI o una CT para guiar la aguja de la biopsia. Otra manera de realizar una biopsia por punción es conocida como asistencia por vacío.

Biopsia quirúrgica (abierta)

En pocas ocasiones, es necesario realizar una cirugía para extirpar y examinar toda o parte de una masa. Este procedimiento se conoce como biopsia quirúrgica o biopsia abierta. Con más frecuencia, el cirujano extirpa la masa o el área anormal totalmente, así como el margen alrededor de tejido del seno normal.

Existen dos tipos de biopsia quirúrgica:

  • En una biopsia por incisión solamente se extrae una parte del área que causa sospecha; se obtiene suficiente para hacer un diagnóstico.
  • Una biopsia por escisión extrae todo el tumor o área anormal, con o sin el intento de extraer un borde del tejido normal del seno (depende de la razón para la biopsia por escisión).

Biopsia de los ganglios linfáticos

Si los ganglios linfáticos debajo del brazo están agrandados, es posible que un doctor quiera examinarlos para saber si hay propagación del cáncer. Más a menudo, se realiza la biopsia a un ganglio linfático agrandado al mismo tiempo que se realiza para el tumor en el seno.

Aun cuando ningún ganglio linfático esté agrandado, los ganglios linfáticos que están debajo del brazo usualmente se examinan cuando se extrae el tumor del seno durante la cirugía para saber si hay propagación del cáncer. Esto se hace mediante una biopsia del ganglio linfático centinela, una disección de los ganglios linfáticos axilares, o ambas.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: September 25, 2014 Last Revised: May 24, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.