Biopsia quirúrgica del seno

Si otros exámenes muestran que usted podría tener cáncer de seno, su médico puede recomendar una biopsia del seno. Muy a menudo esto será una biopsia por punción con aguja gruesa o una biopsia por aspiración con aguja fina (FNA). Pero en algunas situaciones, como si los resultados de una biopsia con aguja no fueran claros, usted puede que necesite una biopsia quirúrgica (abierta). Durante este procedimiento, un médico corta todo o parte de la protuberancia o masa para que se pueda examinar y saber si hay células cancerosas.

¿Qué es una biopsia quirúrgica?

Para este tipo de biopsia, se realiza una cirugía para extirpar toda o parte de una masa para examinarla y saber si contiene células cancerosas.

Hay dos tipos de biopsia quirúrgica:

  • La biopsia por incisión sólo elimina una parte del tumor.
  • La biopsia por escisión extirpa el tumor por completo o el área anormal. También pudiera extraerse un borde (margen) de tejido mamario normal de alrededor del tumor (dependiendo de la razón para realizar la biopsia).

Localización preoperatoria para guiar la biopsia quirúrgica

Si el cambio en su seno no se puede palpar y/o es difícil de encontrar, se puede realizar un mamograma, una ecografía, o una MRI para colocar un alambre u otro dispositivo de localización (como una semilla radiactiva o magnética, o un reflector de radiofrecuencia) en el área que causa sospecha para guiar al cirujano hacia el lugar preciso. Esto se denomina localización preoperatoria (o localización estereotáctica con arpón si se utiliza un alambre).

Para la localización con arpón quirúrgico, se adormece su seno, y se utiliza un estudio por imágenes para guiar una aguja hueca y delgada en el área anormal. Una vez que la punta de la aguja está en el lugar correcto, se coloca un alambre (arpón) delgado que pasa a través del centro de la aguja. Un pequeño gancho en un extremo del alambre lo mantiene en su lugar, mientras que el otro extremo de alambre permanece fuera del seno. Después se retira la aguja. A usted luego le conducen al quirófano con el alambre en el seno. El cirujano usa el alambre como una guía para llegar al área que se ha de extirpar. Cuando se utiliza este método, se realiza el mismo día de la cirugía.

En los métodos más nuevos de localización, un dispositivo de localización se coloca en el área sospechosa antes del día de la cirugía, de modo que no tenga que hacerse la mañana de su operación. Las semillas radiactivas o magnéticas (pequeños gránulos  que emiten cantidades muy pequeñas de radiación o que crean pequeños campos magnéticos) o los reflectores de radiofrecuencia (pequeños dispositivos que emiten una señal que puede ser recogida por un dispositivo que se mantiene en el seno) se pueden colocar completamente dentro del seno (a diferencia del alambre utilizado para la localización con arpón quirúrgico). El cirujano entonces puede encontrar el área sospechosa usando un detector de mano en el quirófano.

¿Qué debe esperar si se realiza una biopsia quirúrgica?

Durante una biopsia quirúrgica

En muy raras ocasiones, la biopsia quirúrgica se puede realizar en el consultorio médico. Con frecuencia, se realiza  en el departamento de consulta externa del hospital. Por lo general se le administrará anestesia local con sedación intravenosa (IV). (Esto significa que usted estará despierta, pero su seno está anestesiado, y se le administrará medicina para inducir el sueño). Otra opción es realizar la biopsia bajo anestesia general (donde se administran medicamentos para inducir un sueño profundo y no sentir dolor).

Se hace un corte en la piel del seno y el médico extrae el área que causa sospecha. A menudo se necesitan puntos de sutura después de una biopsia quirúrgica, y puede que se aplique presión por un corto tiempo para ayudar a limitar el sangrado. Luego el área se cubre con un vendaje estéril.

Después de una biopsia quirúrgica

La biopsia puede causar sangrado, hematomas (moretones) o hinchazón. Esto puede hacer que el seno luzca más grande después de la biopsia. Con frecuencia, esto no es motivo de preocupación, y el sangrado, los moretones y la hinchazón desaparecen con el paso del tiempo. El médico o el personal de enfermería le indicarán cómo cuidar el sitio de la biopsia y cuándo tendría que comunicarse con ellos si presenta algún problema.

Una biopsia quirúrgica puede dejar una cicatriz. También puede notar un cambio en la forma de su seno, dependiendo de cuánto tejido se extrae.

¿Qué muestra una biopsia quirúrgica?

Un médico (patólogo) observará en un microscopio el tejido que se extrajo con la biopsia para saber si contiene células cancerosas.

Pregunte a su médico cuándo recibirá los resultados de su biopsia. Los próximos pasos por seguir dependerán de los resultados de la biopsia.

Si no se encuentran células cancerosas en la biopsia, su médico le indicará cuándo necesitará hacerse su próximo mamograma y si es necesaria cualquier otra visita de seguimiento.

Por otro lado, si se encuentra cáncer, el médico hablará con usted acerca de los tipos de pruebas necesarias para obtener más información sobre el cáncer y la mejor manera de tratarlo. Es posible que también necesite consultar con otros médicos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Radiological Society of North America, Inc. Magnetic Resonancs (MRI)-Guided Breast Biopsy. June 11, 2015. Accessed at http://www.radiologyinfo.org/en/info.cfm?pg=breastbimr on June 1, 2016.

 

Última revisión médica completa: octubre 3, 2019 Actualización más reciente: octubre 3, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.