Mastectomía

La mastectomía es una manera de tratar el cáncer de seno mediante la extirpación quirúrgica de todo el seno. A menudo se hace cuando una mujer no puede ser tratada con cirugía con conservación del seno (tumorectomía), la cual preserva la mayor parte del seno. También se puede hacer si una mujer opta por la mastectomía en lugar de la cirugía con conservación del seno por motivos personales. Las mujeres con un riesgo muy alto de padecer otro cáncer a veces se someten a una mastectomía doble, la extirpación de ambos senos.

Tipos de mastectomías

Hay varios tipos diferentes de mastectomías, en función de cómo se realiza la cirugía y cuánto tejido se extrae.

Mastectomía simple (o total)

La mastectomía simple es el tipo más común de mastectomía usado para tratar el cáncer de seno. En este procedimiento, el cirujano extirpa todo el seno, incluyendo el pezón, pero no extirpa los ganglios linfáticos axilares ni el tejido muscular que se encuentra debajo del seno. (En ocasiones se extraen ganglios linfáticos como parte de un procedimiento diferente durante la misma cirugía). La mayoría de las mujeres, si son hospitalizadas, pueden ser dadas de alta al día siguiente.

Mastectomía doble

Si se realiza una mastectomía en ambos senos, se denomina mastectomía doble (o bilateral). Cuando se realiza este procedimiento, a menudo se lleva a cabo como cirugía preventiva en las mujeres con un riesgo muy alto de padecer cáncer en el otro seno, como aquellas con una mutación en el gen BRCA.

Mastectomía con conservación de piel

Para algunas mujeres que están considerando la reconstrucción inmediata del seno, se puede hacer una mastectomía con preservación de la piel. En este procedimiento, se deja intacta la mayor parte de la piel sobre el seno (a parte del pezón y la areola), lo cual puede resultar tan bien como en una mastectomía simple. La cantidad de tejido mamario extirpado es la misma que en la mastectomía simple. Los implantes o el tejido de otras partes del cuerpo se usan para reconstruir el seno.

Los implantes o el tejido de otras partes del cuerpo se usan para reconstruir el seno.

Puede que la mastectomía con preservación de la piel no sea apropiada para tumores más grandes o para aquellos que están cerca de la superficie de la piel. Este método no ha sido usado tanto como el tipo de mastectomía más convencional, pero muchas mujeres lo prefieren ya que ofrece la ventaja de formar menos tejido cicatricial y permitir la reconstrucción de un seno que parece más natural.

Mastectomía radical modificada

Una mastectomía radical modificada combina una mastectomía simple con la extirpación de los ganglios linfáticos debajo del brazo (disección de los ganglios linfáticos axilares).

Mastectomía con conservación del pezón

La mastectomía con conservación del pezón es una variación de la mastectomía con conservación de piel. Este procedimiento es una opción más frecuente en mujeres que padecen un cáncer pequeño en etapa temprana cerca de la parte externa del seno, sin ningún signo de cáncer en la piel o cerca del pezón. (Si el tumor mamario es más grande o se encuentra cerca al pezón existen más probabilidades de que las células cancerosas se escondan en el pezón, lo que representa un mayor riesgo de que el cáncer regrese si no se extrae el pezón).

En este procedimiento, se extirpa el tejido del seno, pero la piel y el pezón del seno se dejan en su lugar. A esto le sigue una reconstrucción del seno. Durante el procedimiento, el cirujano a menudo extirpa el tejido del seno que está debajo del pezón (y la areola) para determinar si contiene células cancerosas. Si se encuentra cáncer en este tejido, el pezón tiene que ser extirpado. Aun cuando no se encuentre cáncer debajo del pezón, algunos médicos administran una dosis de radiación al tejido del pezón durante o después de la cirugía para tratar de reducir el riesgo de que regrese el cáncer.

Sin embargo, existen algunas complicaciones con las cirugías para la conservación del pezón. Después de esta operación, el pezón no tiene un buen suministro de sangre. Por lo tanto, algunas veces se puede atrofiar o deformar. Debido a que también se cortan los nervios, queda poca o ninguna sensación en el pezón. En mujeres con senos más grandes, el pezón puede lucir fuera de lugar después de reconstruir el seno. Como resultado, muchos médicos creen que esta cirugía es más eficaz en mujeres con senos pequeños o medianos. Este procedimiento deja poca cicatriz visible, pero si no se realiza adecuadamente, puede dejar más tejido del seno que las otras formas de mastectomía. Esto podría causar más riesgo de padecer cáncer que si se realiza una mastectomía simple o una mastectomía con preservación de piel. En el pasado, esto representaba más un problema, pero las mejoras en la técnica han contribuido a que esta cirugía sea más segura. Aun así, muchos expertos todavía no consideran que los procedimientos para la conservación del pezón  sean tratamientos convencionales para el cáncer de seno.

Mastectomía radical

En esta operación extensa, el cirujano extirpa todo el seno, los ganglios linfáticos axilares (debajo del brazo) y los músculos pectorales (pared torácica) que se encuentran debajo del seno. Esta cirugía fue muy común en el pasado, pero se ha descubierto que una cirugía menos extensa (como una mastectomía radical modificada) ofrece los mismos resultados con menos efectos secundarios. Por lo tanto, hoy día esta cirugía se realiza en pocas ocasiones. Puede que esta operación se siga haciendo para tumores grandes que están invadiendo los músculos pectorales.

¿Quién debe someterse a una mastectomía?

Muchas mujeres que padecen cáncer en etapas tempranas pueden elegir entre la cirugía con conservación del seno y la mastectomía. Es posible que usted se incline inicialmente por la mastectomía para “deshacerse del cáncer lo más rápido posible”. Sin embargo, la realidad es que la mastectomía no provee una mejor probabilidad de una supervivencia a largo plazo o un mejor resultado del tratamiento en la mayoría de los casos. Los estudios que siguen a miles de mujeres por más de 20 años muestran que cuando se puede hacer la cirugía con conservación del seno, en lugar de la mastectomía, ésta última no provee una mejor probabilidad de supervivencia del cáncer de seno.

Aunque la mayoría de las mujeres y sus médicos prefieren la cirugía con conservación del seno (con radioterapia) cuando es una opción razonable, hay casos en los que probablemente la mastectomía sea la mejor opción. Por ejemplo, la mastectomía puede recomendarse si usted:

  • No puede recibir radioterapia, o preferiría una cirugía más extensa que recibir radioterapia
  • Recibió tratamiento en el seno con radioterapia
  • Se sometió a una cirugía con conservación del seno, junto con re-escisión(s) que no extirpó completamente el cáncer
  • Tiene dos o más áreas de cáncer en el mismo seno que no están lo suficientemente cercanas para ser extraídas sin cambiar mucho la apariencia del seno
  • Tiene un tumor más grande (mide más de 5 centímetros [2 pulgadas] de ancho) o un tumor que es grande en relación con el tamaño de su seno
  • Está embarazada y necesitaría radioterapia durante el embarazo (con el riesgo de perjudicar al feto)
  • Tiene un factor genético, como una mutación BRCA, que podría aumentar la probabilidad de un segundo cáncer
  • Padece una enfermedad grave del tejido conectivo, como por ejemplo esclerodermia o lupus, que puede causar que usted sea especialmente sensible a los efectos secundarios de la radioterapia
  • Padece cáncer de seno inflamatorio

Resulta importante que las mujeres que se preocupan por el regreso del cáncer de seno entiendan que someterse a una mastectomía en lugar de la cirugía con conservación del seno más radiación sólo reduce su riesgo de padecer un segundo cáncer de seno en el mismo seno. Esto no reduce la probabilidad de que el cáncer regrese en otras partes del cuerpo.

¿Debo someterme a una cirugía de reconstrucción del seno después de la mastectomía?

Después de una mastectomía, es posible que una mujer considere rehacer la forma de su seno para restaurar la apariencia del mismo. A esto se le conoce como reconstrucción de seno. Aunque cada caso es distinto, la mayoría de las pacientes que se sometieron a una mastectomía tienen la opción de una reconstrucción. La reconstrucción puede realizarse al mismo tiempo en que se lleva a cabo la mastectomía, o se puede hacer después.

Si está considerando someterse a una cirugía reconstructiva, se recomienda que lo hable con su cirujano, al igual que con un cirujano plástico antes de que se someta a la mastectomía. Esto permitirá al equipo de cirujanos planear el tratamiento más adecuado para usted, incluso si ha optado por someterse a la cirugía reconstructiva en una ocasión posterior. Las compañías de seguros suelen cubrir la reconstrucción del seno, pero usted debe comprobar con su compañía de seguro médico para que sepa lo que está cubierto.

Algunas mujeres eligen no someterse a una cirugía de reconstrucción. El uso de una prótesis de seno (forma del seno) es una opción para las mujeres que quieren tener el contorno de un seno debajo de su ropa sin necesidad de cirugía. Para algunas mujeres puede que les resulte cómodo no usar senos postizos, especialmente si se extirparon ambos senos.

Recuperación de una mastectomía: Qué esperar después de la cirugía

En general, las mujeres que se someten a una mastectomía permanecen hospitalizadas durante una o dos noches y luego regresan a sus casas. Sin embargo, es posible que algunas mujeres deban permanecer brevemente en una unidad de observación durante 23 horas antes de regresar a su hogar. El tiempo de recuperación de la cirugía depende de los procedimientos realizados. La mayoría de las mujeres puede regresar a sus actividades regulares en aproximadamente cuatro semanas. El tiempo de recuperación puede ser más prolongado si también se realizó la reconstrucción del seno, y puede tomar meses regresar a todas las actividades después de ciertos procedimientos.

Pregúntele a un miembro del equipo de atención médica cómo debe cuidar el área de la cirugía y su brazo. Por lo general, se le proporcionarán a usted y a la persona que le cuida instrucciones por escrito sobre el cuidado después de la cirugía. Estas instrucciones deben incluir:

  • Cómo cuidar del área donde se realizó la cirugía y cambiar el vendaje
  • Cómo ocuparse de su drenaje, si tiene uno (un tubo plástico o de goma que sale del sitio de la cirugía y que elimina el líquido que se acumula durante la recuperación)
  • Cómo reconocer las señales de una infección
  • Cómo bañarse y ducharse después de la cirugía
  • Cuándo llamar al médico o a la enfermera
  • Cuándo comenzar a usar nuevamente el brazo y cómo hacer ejercicios con el brazo para evitar su rigidez
  • Cuándo puede comenzar a usar sostenes nuevamente
  • Cuándo comenzar a usar una prótesis y qué tipo de prótesis usar 
  • Qué comer y qué no comer
  • El uso de medicamentos, entre ellos medicamentos contra el dolor y posiblemente antibióticos
  • Cualquier restricción a sus actividades
  • Qué esperar respecto a las sensaciones o el adormecimiento en el seno y el brazo
  • Qué esperar respecto a cómo se siente acerca de su imagen corporal
  • Cuándo acudir a su médico para una consulta de seguimiento
  • Cómo contactar a una voluntaria de Recuperación A Su Alcance. Una voluntaria especialmente capacitada del programa Recuperación A Su Alcance, quien también ha padecido cáncer de seno, puede proporcionar información, consuelo y apoyo.

¿Necesitaré tratamiento adicional después de la mastectomía?

Algunas mujeres pueden recibir otros tratamientos después de una mastectomía, tales como radioterapia, terapia hormonal, quimioterapia, o terapia dirigida. Hable con su médico sobre los efectos secundarios que pueden surgir con el tratamiento.

Efectos secundarios de la mastectomía

En cierta medida, los efectos secundarios de la mastectomía pueden depender del tipo de mastectomía (las cirugías más extensas tienden a causar más efectos secundarios). Los efectos secundarios pueden incluir:

  • Dolor o sensibilidad
  • Hinchazón en la zona de la cirugía
  • Acumulación de sangre en la herida (hematoma)
  • Acumulación de líquido transparente en la herida (seroma)
  • Movimiento limitado del brazo o del hombro
  • Entumecimiento en el pecho o el brazo
  • Dolor de origen nervioso (neuropático) en la pared torácica, la axila y/o el brazo que no desaparece con el pasar del tiempo (se conoce como síndrome de dolor post-mastectomía o PMPS, por sus siglas en inglés).

Como en toda operación, también son posibles las infecciones y el sangrado en el lugar de la cirugía. Si también se extirparon los ganglios linfáticos axilares, es posible que se presenten otros efectos secundarios, como linfedema.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Chung AP, Sacchini V. Nipple-sparing mastectomy: where are we now? Surg Oncol. 2008;17:261-266.

Morrow M, Burstein HJ, Harris JR. Chapter 79: Malignant Tumors of the Breast. In: DeVita VT, Lawrence TS, Rosenberg SA, eds. DeVita, Hellman, and Rosenberg’s Cancer: Principles and Practice of Oncology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2015.

National Comprehensive Cancer Network (NCCN). Practice Guidelines in Oncology: Breast Cancer. Version 2.2016. Accessed at www.nccn.org on June 1, 2016.

Wolff AC, Domchek SM, Davidson NE, Sacchini V, McCormick B. Chapter 91: Cancer of the Breast. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff’s Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier; 2014.

 

Last Medical Review: June 1, 2016 Last Revised: August 18, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.