Qué debe saber sobre hacerse un mamograma

Escrito por Stacy Simon. Traducción por ContextGlobal, Inc. y editado por Rafael Delfín.
nurse prepares woman for a mammogram


Los mamogramas (también referidos como mamografías o mastografías) son un paso importante para su propio bienestar y para la salud de sus senos. Un mamograma es una radiografía de dosis baja que permite a los especialistas ver si hay cambios en el tejido mamario que no son normales. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que las mujeres en riesgo promedio de cáncer de seno (la mayoría de las mujeres), deben empezar a hacerse mamogramas anuales a partir de los 45 años, con la opción de continuar haciéndolos cada dos años a partir de una edad de 55.

Las mujeres que presentan riesgo elevado, ya sea debido a antecedentes familiares, una afección de los senos u otro motivo, necesitan empezar a hacerse exámenes de detección más temprano y/o con mayor frecuencia. Y todas las mujeres, sin importar su edad, necesitan informar a su médico sobre cualquier cambio que noten en sus senos.

Independientemente que se usted sea una persona novata o veterana con los mamogramas, saber qué esperar puede ayudarle a pasar por el proceso sin sobresaltos. Hable con su médico sobre cuál es el plan de detección de cáncer de seno más adecuado para usted.

Adónde ir: encuentre un centro que se especialice en diagnóstico mamario por imágenes. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. certifica los centros de mamogramas que cumplen con los altos estándares de calidad y seguridad. Solicite ver el certificado de la FDA si este no se encuentra a la vista en la recepción del lugar. Y cuando encuentre un centro que le guste, trate de permanecer en el mismo. Hacerse todos sus mamogramas en el mismo centro facilita que los médicos comparen las imágenes de un año al otro.

Cuándo programar un mamograma: es mejor que programe su mamograma para la semana posterior a su periodo menstrual. Sus senos no estarán sensibles ni hinchados, lo que significa que sentirá menos molestias durante la radiografía y obtendrá una imagen más clara.

Qué (y qué no) usar: use vestimenta de prendas separadas (en lugar de un vestido de cuerpo entero), ya que será necesario desvestir la parte superior del cuerpo incluyendo el sostén (brasier). No use desodorante, antitranspirante, polvo, crema o ungüento en o alrededor del pecho ese día. Estos productos pueden aparecer como manchas blancas en las imágenes radiográficas.

Qué llevar: si va a un centro por primera vez, lleve una lista de los lugares y las fechas de los mamogramas, biopsias u otros tratamientos mamarios que haya hecho con anterioridad. Informe al técnico sobre cualquier cambio en los senos que haya notado. Siempre informe al técnico si está amamantando o si cree que podría estar embarazada.

Qué esperar: todo el procedimiento toma aproximadamente 20 minutos. El seno es colocado entre dos placas de plástico y se comprime durante unos segundos mientras se toma una radiografía. El seno es reacomodado (y vuelve a comprimirse) para capturar otra vista. Este procedimiento se repite con el otro seno. Aplanar el tejido mamario, si bien resulta incómodo para algunas mujeres, proporciona una vista más clara del seno y disminuye la cantidad de radiación que se necesita para tomar una radiografía.

Cómo obtener los resultados: usted debería recibir sus resultados dentro de 30 días. Si no los recibe, llame y pregunte sobre los mismos. Si los médicos encuentran algo sospechoso, se comunicarán con usted dentro de una semana para tomar otras imágenes o realizar otros exámenes. No obstante, esto no significa que usted tenga cáncer. Un resultado sospechoso puede ser solo tejido mamario denso o un quiste. Otras veces, la imagen simplemente no es clara y es necesario volver a tomarla. Si éste es su primer mamograma, es posible que su médico quiera examinar un área más de cerca simplemente porque no hay un mamograma previo para comparar.

Cuánto debe pagar: Medicare y prácticamente todos los planes de seguro médico privado cubren los costos de una mamografía anual, sin ningún copago u otro gasto de su propio bolsillo. Medicaid también cubre los mamogramas. Para las mujeres sin seguro médico o con ingresos bajos, hay programas gratuitos o a bajo costo disponibles. Algunos programas se llevan a cabo durante el Mes de Concientización Sobre El Cáncer de Seno en octubre, mientras que otros se ofrecen durante todo el año. Llame a la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345 para encontrar un programa disponible en su región.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.