Terapia dirigida para el cáncer de seno

A medida que los investigadores conocen más acerca de los cambios que provocan que las células cancerosas crezcan fuera de control, ellos desarrollan nuevos tipos de medicamentos para combatir a algunos de estos cambios celulares. Estos medicamentos de terapia dirigida están diseñados para bloquear el crecimiento y propagación de las células cancerosas. Actúan de forma diferente de los medicamentos de la quimioterapia, los cuales atacan a todas las células que están creciendo rápidamente (incluyendo células cancerosas).

Algunas veces, los medicamentos de terapia dirigida funcionan incluso cuando los medicamentos de quimioterapia no son eficaces. Algunos medicamentos de terapia dirigida pueden ayudar a otros tipos de tratamiento a ser más eficaces. Los medicamentos de terapia dirigida también suelen causar diferentes efectos secundarios en comparación con la quimioterapia.

Terapia dirigida para el cáncer de seno HER2 positivo

En alrededor de 1 de cada 5 mujeres con cáncer de seno, las células cancerosas tienen demasiada cantidad de una proteína que promueve el crecimiento, conocida como HER2/neu (o simplemente HER2), en sus superficies. Estos tipos de cáncer, conocidos como cánceres de seno HER2 positivos, tienden a crecer y a propagarse de manera más agresiva. Se han desarrollado varios medicamentos que atacan a esta proteína:

  • Trastuzumab (Herceptin): es un anticuerpo monoclonal, una versión artificial de una proteína muy específica del sistema inmunitario. A menudo se administra junto con quimioterapia, pero también puede ser utilizado por sí solo (especialmente si ya se intentó la quimioterapia sola). El trastuzumab se puede usar para tratar tanto el cáncer de seno en etapa inicial como en etapa avanzada. Cuando se inicia antes o después de la cirugía para tratar el cáncer de seno en etapa inicial, este medicamento usualmente se suministra por un total de un año. Para el cáncer de seno avanzado, a menudo se administra el tratamiento siempre y cuando el medicamento siga surtiendo efecto. Este medicamento se administra en una vena (IV).
  • Pertuzumab (Perjeta): este anticuerpo monoclonal se puede administrar con trastuzumab y quimioterapia, ya sea antes de la cirugía para tratar el cáncer de seno en etapa inicial, o para tratar el cáncer de seno avanzado. Este medicamento se administra en una vena (IV).
  • Ado-trastuzumab emtansina (Kadcyla, también conocido como TDM-1): este es un anticuerpo monoclonal adherido a un medicamento de quimioterapia. Se utiliza por sí solo para tratar el cáncer de seno avanzado en mujeres que han sido tratadas con trastuzumab y quimioterapia. Este medicamento también se administra en una vena (IV).
  • Lapatinib (Tykerb): es un inhibidor de la cinasa que se administra en forma de pastilla diariamente. El lapatinib se usa para tratar cáncer de seno avanzado y puede utilizarse junto con ciertos medicamentos de quimioterapia, trastuzumab o medicamentos de terapia hormonal.
  • Neratinib (Nerlynx): es un inhibidor de la cinasa que se administra en forma de pastilla diariamente. El neratinib se utiliza para tratar el cáncer de seno en etapa temprana después de que una mujer ha completado un año de trastuzumab, y se administra generalmente por un año. Algunos estudios clínicos muestran que también puede ser eficaz en el cáncer de seno avanzado.

Efectos secundarios de la terapia dirigida para el cáncer de seno HER2 positivo

Los efectos secundarios de estos medicamentos a menudo son leves, pero algunos pueden llegar a ser graves. Consulte con su médico sobre lo que debe anticipar con este tratamiento.

Algunas mujeres experimentan daño cardiaco durante o después del tratamiento con trastuzumab, pertuzumab, o ado-trastuzumab emtansina. Esto puede causar insuficiencia cardíaca congestiva. Para la mayoría de las mujeres (pero no para todas), este efecto dura poco tiempo y se alivia cuando se deja de tomar el medicamento. El riesgo de problemas cardiacos es mayor cuando estos medicamentos se administran con ciertos medicamentos de quimioterapia que también pueden causar daño al corazón, tal como la doxorrubicina (Adriamycin) y la epirrubicina (Ellence). Debido a que estos medicamentos pueden causar daño al corazón, los médicos a menudo verifican su función cardiaca (con un ecocardiograma o un estudio MUGA) antes del tratamiento y se repite mientras esté tomando este medicamento. Infórmele a su médico si presenta síntomas, tales como dificultad para respirar, hinchazón de las piernas y cansancio intenso.

El lapatinib y el neratinib pueden causar diarrea grave, por lo que es muy importante que le notifique al equipo de profesionales que atiende su salud sobre cualquier cambio en los hábitos de evacuación tan pronto como ocurran. El lapatinib también puede causar síndrome de manos y pies, en el cual las manos y los pies presentan irritación y enrojecimiento, y podrían presentar ampollas y descamación.El pertuzumab también puede causar diarrea.  

Si usted está embarazada, no debe tomar estos medicamentos, ya que pueden causar daño e incluso la muerte al feto. Si usted cree que está embarazada, consulte con su médico acerca del uso de anticonceptivos eficaces mientras esté tomando estos medicamentos.

Terapia dirigida para el cáncer de seno con receptores de hormonas positivos

Alrededor de dos de cada tres cánceres de seno son cánceres con receptores de hormonas positivos (ER-positivo o PR-positivo). Para las mujeres con estos tipos de cáncer, el tratamiento con terapia hormonal suele ser útil. Ciertos medicamentos de terapia dirigida pueden hacer la terapia hormonal aún más eficaz, aunque estos medicamentos también podrían agregar efectos secundarios.

Inhibidores de CDK4/6

El palbociclib (Ibrance), el ribociclib (Kisqali) y el abemaciclib (Verzenio) son medicamentos que bloquean las proteínas en la célula llamadas quinasas dependientes de ciclinas (CDK), particularmente CDK4 y CDK6. El bloqueo de estas proteínas en las células del cáncer de seno con receptores de hormonas positivos ayuda a detener la división de las células. Esto puede desacelerar el crecimiento del cáncer.

El palbociclib y el ribociclib están aprobados para las mujeres que han pasado por la menopausia y padecen cáncer de seno avanzado con receptores de hormonas positivos, negativo para HER2. Estos se utilizan junto con ciertos medicamentos de terapia hormonal como el fulvestrant o un inhibidor de la aromatasa (como el letrozol). Estos medicamentos se toman en forma de pastillas, por lo general, una vez al día en un período de tres semanas, con una semana sin tomarlos antes de comenzar de nuevo.

El abemaciclib está aprobado para usarse con fulvestrant en mujeres que han pasado por la menopausia que padecen cáncer de seno avanzado con receptores de hormonas positivos, cáncer de seno negativo para HER2 que ha empeorado después de la terapia hormonal. También se puede administrar sin fulvestrant en mujeres que han sido tratadas previamente con terapia hormonal y quimioterapia. El abemaciclib se administra en forma de pastilla, generalmente dos veces al día.

Los efectos secundarios de estos medicamentos tienden a ser leves. Los efectos secundarios más comunes son bajos recuentos sanguíneos y cansancio. Por otro lado, los efectos secundarios menos comunes son: náuseas y vómitos, úlceras en la boca, pérdida de cabello, diarrea y dolor de cabeza. Un recuento muy bajo en el nivel de glóbulos blancos puede aumentar su riesgo de infecciones graves.

Everolimus (Afinitor)

El everolimus se emplea para las mujeres que han pasado por la menopausia y padecen cáncer de seno avanzado con receptores de hormonas positivos, negativo para HER2. Se usa con el inhibidor de la aromatasa exemestano (Aromasin) en mujeres cuyos cánceres han crecido mientras recibían tratamiento con letrozol o anastrozol (o si el cáncer comenzó a crecer poco tiempo después de suspender el tratamiento con estos medicamentos).

Este medicamento de terapia dirigida bloquea la mTOR, una proteína de las células que normalmente les ayuda a crecer y a dividirse. El everolimus también puede impedir que los tumores desarrollen nuevos vasos sanguíneos, lo que puede ayudar a limitar el crecimiento tumoral. En el tratamiento del cáncer de seno, este medicamento parece ayudar a los medicamentos de la terapia hormonal a funcionar mejor. El everolimus es una pastilla que se administra una vez al día.

Los efectos secundarios comunes del everolimus incluyen úlceras en la boca, diarrea, náusea, sentirse débil o cansada, bajos recuentos sanguíneos, dificultad para respirar y tos. El everolimus también puede ocasionar que se eleven los lípidos en la sangre (colesterol y los triglicéridos) y los niveles de azúcar en la sangre. Por lo tanto, su médico le hará análisis de sangre regularmente mientras reciba este medicamento. También puede aumentar su riesgo de infecciones graves. Por lo tanto, su médico prestará atención minuciosa a cualquier infección.

El everolimus también se está estudiando para usarse contra el cáncer de seno en etapa más temprana, con otros medicamentos de terapia hormonal, y en combinación con otros tratamientos.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Baselga J, Campone M, Piccart M, et al. Everolimus in postmenopausal hormone-receptor-positive advanced breast cancer. N Engl J Med. 2012;366:520−529.

Morrow M, Burstein HJ, Harris JR. Chapter 79: Malignant Tumors of the Breast. In: DeVita VT, Lawrence TS, Rosenberg SA, eds. DeVita, Hellman, and Rosenberg’s Cancer: Principles and Practice of Oncology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2015.

National Comprehensive Cancer Network (NCCN). Practice Guidelines in Oncology: Breast Cancer. Version 2.2016. Accessed at www.nccn.org on June 1, 2016.

Wolff AC, Domchek SM, Davidson NE, Sacchini V, McCormick B. Chapter 91: Cancer of the Breast. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff’s Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier; 2014.

Last Medical Review: July 1, 2017 Last Revised: October 16, 2017

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.